lunes, 27 de octubre de 2008

Los girasoles ciegos, de Cuerda


Creo que Los girasoles ciegos de José Luis Cuerda gustará más a quienes no conozcan Los girasoles ciegos de Alberto Méndez. Y no porque la película sea mala, pero su fuerza dramática se amortigua con la lectura previa del texto. Suele ocurrir en las adaptaciones cinematográficas. Más aún si las precede un libro soberbio, como es el caso.

Basado en la obra homónima de Méndez, en concreto en el segundo y en el cuarto de sus relatos, la película narra el acoso de un diácono a una mujer que, en el Orense de 1940, protege en casa a su marido, perseguido por sus ideas republicanas. Si la historia estaba muy bien contada por Méndez, sigue estándolo por ese magnífico tándem, ya desgraciadamente irrepetible, de José Luis Cuerda y Rafael Azcona.

Aunque un poco lenta, está bien ambientada y bien interpretada (Maribel Verdú borda su papel), y —a mi modo de ver— su única tacha es haber utilizado también parte del segundo relato original (un poeta que huye con su mujer y acaba muriendo en el monte gallego con su hijo recién nacido en brazos). La introducción de esta otra historia, contada de manera subalterna y sin la fuerza del argumento principal, aporta poco a la película, que en cualquier caso es un buen trabajo del autor de Amanece que no es poco o El bosque animado.

6 comentarios:

Paco Centeno dijo...

Yo todavía no he visto la película porque sigo teniendo el recuerdo del libro. Tras leerte mis dudas aumentan y quizás decida dejarla pasar.
Un saludo

josemarialama dijo...

Debes ir a verla. Es una buena película, lo que pasa es que el libro es mucho libro...Hay que intentar abstraerse de la enorme satisfacción que supuso la lectura y disponerse a disfrutar de una pieza artística distinta.

Saludos


josemarialama

Pantagruel dijo...

Yo compré el libro hace pocos dias en un aeropuerto pa leerlo en el vuelo, pero me dormí. Jo. Qué hago, lo dejo para despues de la peli??

josemarialama dijo...

Ni se te ocurra. Antes de la película, siempre el libro. Y más en este caso.

josemarialama

Yolanda dijo...

Yo leí el libro hace tiempo y quise ver la adaptacion al cine, aunque normalmente decepcionan. La verdad es que me encantó. Añade matices que el libro no tiene. La fuerza de algunas imágenes es brutal. Los actores son estupendos. Maribel Verdú creo que pierde en belleza con los años pero gana en expresividad dramática. Javier Cámara no parece el mismo de tantas comedias y el cura (Arévalo, creo que se apellida) muestra toda la lascivia que reprimen los de su clase. Son personas, no personajes, con una vida terrible en un país que nunca debió pasar por todo eso. Bueno será si somos capaces de haber aprendido algo de todo aquello, aunque parece que algunos no quieren salir de ciertos recintos oscuros y llenos de injusticias. Lo malo es que tampoco dejan salir a otros.
Visita mi blog si te apetece: www.unamaestrafeliz.blogspot.com
Un saludo.

PPK dijo...

¿Y por qué será que a mí me pareció simple, maniquea e increíble, quiero decir, inverosímil?
Saludos.