sábado, 1 de noviembre de 2008

Problemas en el Departamento de Historia de la Universidad de Extremadura



Recibo un comunicado suscrito por la mayoría de los profesores del Departamento de Historia de la Universidad de Extremadura. En él se informa de los problemas que han surgido entre el departamento y la Junta de Facultad a cuenta de la aprobación del Plan de Estudios del Grado de Historia, que en dos ocasiones ha sido rechazado por ese órgano:

La situación creada es grave. Está en juego la continuidad de los estudios históricos en Extremadura a partir del año 2010. Está en juego el porvenir de una titulación que ha venido proporcionando numerosos alumnos a la Facultad de Filosofía y Letras, un centro nada sobrado de demandantes. Está en juego el honor de un plantel de profesionales que se consideran merecedores de un mejor y más decente trato por parte de otros colegas de disciplinas humanísticas con los que comparten no pocas inquietudes culturales, amén de espacios físicos y universos mentales. [
Leer el texto completo]

Este tipo de comunicado a la opinión pública sobre asuntos polémicos suelen ser, inevitablemente, de parte, por lo que supongo que no están en él todas las claves. Además, se advierte que en el asunto están implicados otros profesores de distintos departamentos de la Facultad. Sé que la elaboración de los planes de estudios y su necesario ajuste a las nuevas directrices europeas está generando no pocas tensiones en la Universdad. No obstante, en este caso parece que intervienen otros factores. La preocupación expresada por los profesores de Historia es relevante y convendría que se aclararan cuáles son las razones de fondo de la disputa.
(Relatividad de M. C. Escher)

2 comentarios:

agustinromerobarroso@gmail.com dijo...

Precisamente leo, en estos días, "La miseria en el medio estudiantil", Internacional Situacionista, con prólogo de Carlos Sevilla Alonso y Miguel Urbán Crespo, de las ediciones de El Viejo Topo. "La transición de una universidad de élites a una universidad de masas generó una fuerte desazón en el mundo estudiantil que eclosionaría con fuerza en 1968. Ahora, la transición de la universidad de masas a la universidad-empresa abre un nuevo ciclo transnacional de conflictividad estudiantil, abriendo unas oportunidades políticas inéditas", entresaco de la presentación. El texto de la Internacional Situacionista tiene más de cuarenta años, desde su publicación, como texto del movimiento estudiantil de Estrasburgo -precisamente-; pero las condiciones objetivas de la universidad y del movimiento obrero han seguido empeorando. El texto tiene rabiosa actualidad y vigencia y sus reflexiones y críticas, sus análisis son vigentes y de suma utilidad para la gente de hoy.
Amigo Lama, te felicité por tu nombramiento como miembro del Consejo Social de nuestra universidad, y en esa medida correspondiente siempre te apoyo. Esto que cuentas son las cuentas de algo de más calado que ocurre en todos los ámbitos. Eso de la uni de élites, para hacerla de masas y ahora de empresa y mercado, la universidad del mercado, del Mercado y para el Mercado y el Capital. Nada interesa al Capital y a su Mercado manifiesto las cosas del espíritu, de la sabiduría y del conocimiento, nada, convenzámonos de una vez para siempre y tomemos nota. Aprendamos bien la lección y rechacemos todas aquellas visiones, políticas, partidos, sindicatos y sus entornos que quieren y apoyan Mercado y Capital. Me apenan esos políticos -con mando casi siempre- que se dicen de izquierdas cuando agachan la morra y dicen que la formación ha de estar al servicio del Mercado y la Empresa, y todo eso abyecto y cutre, carca y derechuzo retrógrado... Radicalmente rechazar, esto es, de raíz, con racionalidad y con cojones (iba a decir rabia en el sentido que eso se dice en francés, "rage"). Las menudencias que cuentas no son más que peripecias de ese combate mayor que hoy se libra en todos los frentes de la vida. Pero el adormilamiento y habituación a esa dinámica de obediencia social al Mercado y Capital es mucha, el borreguismo de la mayorúía total en la vida cotidiana. La ignorancia de análisis de los hechos toda. Y para eso sí hace falta tener memoria, memoria de la historia, del pasado, del futuro incluso, en el sentido de Stanislaw Lem, y ser consecuente en todo, desde la vida cotidiana hasta los planteamientos de análisis y soluciones. Para una buena terapia de lo que ocurre en la universidad de Extremadura, en esos departamentos de "letras"p.e., hay que hacer un buen diagnóstico. Y cuidado con las palabras, eso de "letras" (la Lingüística es una ciencia tanto como la Química o más), "humanidades" y demás monsergas son una trampa. Al pan, pan, etc.
Gracias por tu entrada y permitir este comento, y salud.

Anónimo dijo...

Los firmantes del escrito no se oponen a la reforma de los estudios universitarios ni al nuevo sesgo mercantilista y empresarial que lo invade todo, sencillamente hacen causa común con un profesor empeñado en que los estudiantes cursen Prehistoria y Protohistoria (2 asignaturas), pero solo una de Medieval, una de Antigua etc. Así de sencillo.