viernes, 24 de agosto de 2007

Nueva York


Como vamos dentro de poco a Nueva York hemos empezado a leer algunas cosillas relacionadas. Eva está con Llámame Brooklyn, de Eduardo Lago. Y yo el otro día compré en Cáceres República de Nueva York (año cero), una colección de artículos del periodista canario Samuel Toledano. El librito se vende con cierta aureola de radicalismo (ataque frontal contra una de las ciudades que con más exactitud simboliza las contradicciones del modo de vida de la sociedad occidental), pero a mí me está resultando bastante insípido. Salvo una frase:


Allá, en Nueva York, no hay nadie de fuera. Basta con pisar el asfalto para ser neoyorquino. No lo dudes, serás ignorado como uno más.

3 comentarios:

Á.V. dijo...

Cosmopolita te ves, amigo. Feliz viaje. Abrazos.

Gema dijo...

Leí "Llámame Brooklyn" el verano pasado y creo que es la mejor novela que he leído en mucho tiempo. Ojalá Ana (quien quiera que sea) la disfrute tanto como yo.
Salud.

Gema dijo...

He olvidado una sugerencia de lectura relacionada con N.Y: "Ventanas de Manhattan" de Muñoz Molina.
Feliz lectura y feliz viaje.