miércoles, 21 de marzo de 2007

Difunde que algo queda


En la polémica sobre los catálogos de fotografías de JAM Montoya editados con el sello de la Editora Regional de Extremadura se mezclan al menos tres asuntos distintos. El primero atañe a la libertad de expresión, y hace referencia al derecho del fotógrafo a concebir las obras que le plazca, aunque en este caso sean premeditadamente ofensivas para mucha gente. El segundo tiene que ver con la política, y se refiere a la conveniencia o no de que una editora pública preste su sello a un catálogo con ese contenido. Sobre estos dos aspectos, si bien me parece evidente el derecho de cada cual a crear lo que le venga en gana, puede cuestionarse la pertinencia de que una institución difunda todo tipo de creación. Pero hay un tercer asunto que considero el más relevante -aunque algunos pretendan que pase inadvertido- y ante el que se me diluyen todas las dudas: si lo que se critica es la difusión de las imágenes, ¿cómo es posible que quienes más las critiquen sean quienes las difundan?

Es incalificable el comportamiento de los dirigentes del Partido Popular en Extremadura difundiendo con fines electoralistas estos catálogos de hace varios años (que ellos mismos reconocen que hoy son inencontrables) para escandalizarse después por ellos. Si ya no es posible encontrar las trescientas copias editadas, poco escándalo público pueden generar salvo que vuelvan a difundirse, como han hecho ellos.

Y lo de la jerarquía católica, criticando la edición de hace unos años y olvidando la difusión de hace unos días, también tiene bemoles. En fin, siguen haciendo de comparsas unos de otros.


Sueño de la mentira y de la inconstancia, Francisco de Goya.

7 comentarios:

javier castro dijo...

ESte próximo dia 29 de Marzo a las 20H el ateneo de Cáceres ha programado una tribuna pública en la que se tratará este tema de las fotografías de Montoya y en el que yo participaré defendiendo dichos trabajos frente a alguien que parece que pedirá la cabeza del Consejero. El tema es más serio de lo que parece y a mí me preocupa no tanto la manipulación de sacar este tema (Yo creo que esto sólo pone en evidencia la falta de ideas y desesperación de un partido como el PP que parece en fase autodestructiva)sino el debate de fondo sobre la sociedad liberal y las religiones. Ya tuvimos el aviso de las calicaturas de Mahoma. Ahora este asunto de Montoya y mañana será el Top Less en las piscinas o que se sirva cochinillo en las fiestas de la Asociación de vecinos Los Frates. La corrección política y esta cosa del pedir perdón y el respeto mal entendido (siempre piden respeto los que no respetaron ni respetan nada) ya ha llevado a absurdos como en ese pueblecito de Valencia en el que se ha suprimido el personaje de rey Moro al que se capturaba y vencía. La cosa tiene miga. Alguien del PP debería leer -y lo digo por ayudar ya que creo que no es buena para nadie la deriva de dicho partido- el libro de PaulBerman "Terror y Libertad" Ed Tusquets 2007, pags 114-115.
un saludo a todos.

José M. Sánchez-Paulete dijo...

JC tiene razón pero a estos señores de la derecha les importan un bledo las imágenes de MM o de quién sea ellos enfatizan el rasero de la infamia al difundir de una forma, y esto si que es escandaloso, unas fototrafías de hace muchos años, con un afán electoralista, esta derecha tenemos y la tendremos que sufir, incivil, despolitizada y salvaje. El otro día en Badajoz hubo una rogativa para desagraviar a los agraviados, era todo un poema verlos por las calles entonando jaculatorias.

Kameraden dijo...

Los dirigentes del PP sobreactúan en todo, también en esto. Caen en la hipocresía al considerar pornográficas unas fotografías y tachar de montaje el "caso", ese sí porno duro, de la concejala de Mérida hablando por el "micrófono".Sigan así, por favor,alejándose del centro. A algunos les quedan meses en la política y a otros, los promotores de la felonía y la indecencia que se ha apoderado de ese partido les queda como máximo un año. Después de las próximas elecciones generales el pueblo español, que es sabio, los mandará para casa definitivamente con una patada en el trasero.

Francisco dijo...

Para los mismos que dicen vomitar cuando contemplan las fotografías de Montoya (que supongo nadie les habrá colocado en su mesita de noche, sino que habrán buscado ansiosos en los enlaces difundidos por el Pe y El Mundo), la publicación de las caricaturas de Mahoma fue un ejercicio de libertad de expresión. La iglesia católica no puede perder la cordura que falta a sus voceros. ¿O es Floriano quien habla por boca de Cañizares? Si así ganan fieles, que les aprovechen misas y votos.

Anónimo dijo...

"El otro día en Badajoz hubo una rogativa para desagraviar a los agraviados, era todo un poema verlos por las calles entonando jaculatorias."

Amigo, no sé si viste a mi madre, que fue. Yo no iría porque no soy creyente, y la cosa no me toca directamente. Se lo aplico superficialmente a casi todo el mundo que lo ha relativizado, y no hablo del electoralismo del Pepé y del Pesoe. Lo que digo es que resulta tan ligero descalificar a la gente por sus creencias religiosas, tan antiguas...
Como dice Lama tan fina y correctamente, hay que cosas que no se pueden publicar desde las editoriales institucionales.

Anónimo dijo...

¿se ha elegido, por pp, deliberadamente un artista local y no a manuel ocampo o andres serrano, artistas internacionales y más "ofensivos" que el ingenuo Montoya, que han expuesto en los últimos 5 años en el MEIAC para que todo quedase en "casa"?

el gato no vota dijo...

Lo del tal Montoya no es que ofenda a la religión, es que es un pésimo fotógrafo, mu malo, que eso es lo único que puede arguirse contra uno de los arrimadillos al trinque del poder para difundir su "arte".
Por otra parte conozco una obra caricaturesca de un amigo en la que viene Felipe González fornicando con Bush (padre), y Arfonzo Guerra chupando er chomino de una actriz, en actitud devotamente electoral, o Asnal porculizando a Rajeta (vulgo Rajoy), y en esa línea... Y son auténticas obras de arte por sí mismas, como dibujos y como caricaturas. Ahora: buscadle un editor, un lugar donde las publique... No existe, no hay. Con lo que esos que hablan de las caricaturas de Mahoma y la libertad de expresión me den respuesta, porque cuando se toca lo más sagrado de los prebostes, sea la Iglesia jerárquica, sea la morisma, sea el mando político-sindical siempre damos con la iglesia. Y es metáfora. No simplifiquéis. Tanto la Iglesia jerárquica, la morisma intransigente, los de mando y poder son uno y los mismos hijosdesumadre. Y el tal Montoya se apalanca y financia por uno de ellos, bien que para atacar a uno de los contendientes y perversos poderosos.
Algunas cosillas sólo pueden entenderse si se parte del principio libertario de que todo poder es error, malo, nefasto, y que quien hace juego a un poder no es menos malo que el que lo hace a otro. El psoe y su "iglesia" no es menos malo que la Iglesia jerárquica, o esta no lo es menos que la mosrisma intratable. Cada cual un buen hijoputa.
Y en honor a la verdad, y a fuer de que no se publique, y por la libertad de expresión que tanto amáis, no quito ni un palabra malsonante, insultante o como quiere entenderse lo que, tal vez, no es.
Con afecto