sábado, 28 de octubre de 2006

El peligro de la memoria



Durante cuarenta años sólo a unos les dejaron contar su versión de la historia. Desde 1977 podemos hablar todos... más o menos. Llevamos tres décadas con cierta igualdad de condiciones y ya vuelven a las andadas. Aunque ellos no han dejado de hablar en setenta años, les sigue molestando que los otros estén ahí, con papeles, con libros, con fosas.

Como casi siempre, a El Roto no le hacen falta tantas palabras.

32 comentarios:

Anónimo dijo...

Desde luego llevas razón, y la viñeta de El Roto se refiere tanto a los unos como a los otros. No sólo a los franquistas, sino a todos los historiadores y manipuladores que quieren que la memoria sea lo que ellos digan, porque sí. Porque mienten tanto los parlanchines de siempre como los que se dicen de los que fueron vencidos en 1936, no te llames engaño, que El Roto no se casa con nadie y es libre. Tanto los franquistas revenidos como los de las fosas, libros y cuchufletas no dejan de ser los mismos, de alguna manera. Las dos Españas que hielan el corazón. La mayor parte de la gente no estamos ni con unos ni con otros, entre muchas cosas porque sólo buscan su interés, siempre malsano, generalmente de bolsillo, los unos y los otros. No es la cosa tan simple, ni tan de pensamiento Alicia. Los franceses no están cada dos por tres con la guerra de los treinta años... Lo chungo, olvidarlo cuanto antes y no volverlo a repetir, y no por revolcarse en ello, y de la forma que se hace, se evita la repetición... Un mímimo de sicología... Y sensatez. Y me refiero a la guerra social abierta del 36/39.
Salud, vista y al toro.

josemarialama@gmail.com dijo...

¡Ay, ese "lugar común" de la equidistancia! ¡Esa injusticia del justo medio! ¡Esa falacia del "todos son iguales"!

Dígaselo a los franceses. A ver qué hicieron ellos con los que apoyaron a Petain, el amigo de Franco.

En 1936, los demócratas lucharon contra Franco. Y no creo que sea lo mismo recuperar la memoria de los demócratas que vocear las mentiras del fascismo.

José M. Sánchez-Paulete dijo...

Es lo que se llama la banalidad de la ignorancia, suponer que todos caben en el mismo saco, pues no, error garrafal, y de esa suposición es de la que se valen los que realmente quieren malipular la historia y hacer ver que todos fueron igual de malos, igual de asesinos, igual de sanguinarios. Durante cuarenta años hicieron su historia, enterraron a sus muertos, y glorificaron sus mártires (vease sino "La Causa General", el Valle de los Caídos y todos los monumentos funerarios en cementerios e iglesias. Ahora que se pretende desenterrar de las fosas comunes a los represaliados del franquismo surge la histeria en el bando de los nostálgicos del franquismo, no les gusta, remover para qué se preguntan pues para dignificar a aquellos que fueron abatidos como a criminales y su único delito fue defender una causa justa, una sociedad solidaria y un proyecto democrático y porque el derecho y la historia les asiste. Este desdichado pueblo español tiene derecho a enterrar dignamente a sus muertos y nadie podrá arrebatarle ese derecho, nadie podrá impedirle que haga lo que en justicia está obligado.

Anónimo dijo...

La memoria es algo personal, individual e intransferible, por lo tanto poco se puede recuperar, como no sea el propio individuo. Si usted se refiere a tener presentes a los que lucharon por la libertad, que prefiero por obvias razones a eso que llaman democracia, sobre todo la que dicen que hay por acá, llena de trampas-bomba D`Hont, imposición de jerifaltes de partidos, recursos desmedidos para campañas publicitarias dados por bancos y capitales para que los beneficien cuando "ganen", los que son financiados, y toda esa truculenta cosa que llaman democracia, pues ya verá.Ellos llaman financiación de partidos al pasteleo de la mafia que impide igualdad de oportunidades, etc.
Ni digo que todos son iguales ni ando en ningún medio, justo o injusto. Pero sólamente recuerdo y tengo bien presente siempre a los que lucharon por la libertad, por la vida... Los valores políticos me importan un rábano. Pa Maquiavelo. ¿No sé si me entiende? Me interesan los valores cívicos. Y la democracia trajo a Hitler que trajo a Petain, que trajo... Por ejemplo lo ultimito es el tipo Bush, ¡vaya regalo democrático!
Amigo Josemaría no crees que debemos de ir ya revisando ciertos maximalismos, convenciones y lugares comunes gastados, falsos...

Anónimo dijo...

Amigo paulete te pregunto: ¿por qué ahora precisamente? En 1976 fui duramente represaliado por militantes de izquierda por pedir que fuéramos fieles a aquellos que lucharon por la libertad en la guerra social abierta de 1936-39, por esos que ahora resucitáis de fosas... Incluso se reían de mí cuando recordaba mis muchos muertos (parientes diversos) por la causa de la libertad, más que muertos asesinados. Y durante la noche negra que llaman transición no dejé de oír esas risas y esas negativas. ¿Qué pasa ahora, es que es moda, es que alguien lo manda como estrategia política e interesada? Eso sencillmante es lo que trato de decir. Que todo me parece una impostura de simple moda vana, fútil y huera, que usa de esos muertos para intereses diversos. Te sonará duro pero es verdad que uno no puede dejar de sospechar. Y lo peor es que con la sangre de esos mártires de la libertad se lucran gente muy lejos de sus ideales y muy cerca del capital y del poder, contra la libertad, precisamente...

eva dijo...

Estimado José María:

Estoy perfectamente de acuerdo en que la equidistancia es un recurso fácil con el todo se somete al mismo rasero y donde se ponen a la misma altura, injustamente, al que se sublevó contra un orden constitucional establecido y al que defendió esos valores de democracia y libertad.

Aunque a muchos pese, no es igual ser leal a una constitución y un gobierno de un estado de derecho que ser un subversivo, insurgente o reaccionario quien, siendo minoría, emplea la violencia ayudándose de fuerzas extranjeras para dar la vuelta a ese orden y perpetuar un régimen de injusticia y violación de los derechos humanos durante décadas.

En Francia, al igual que en el resto de países democráticos, tienen muy claro la diferencia entre un patriota y un traidor. Puede que los franceses ya no se acuerden de la lejana Guerra de los Treinta Años, aunque a los españoles no les perdonan que arrasaran algunas provincias francesas, y que supone además un pésimo ejemplo a comparar; pero sí se acuerdan, y mucho, pues lo celebran anualmente, de la cercana II Guerra Mundial y del coste que supuso para los franceses, sobretodo para los indecisos, el dominio fascista.

En Francia no homenajean a los fascistas, aún habiendo sido franceses también, y habiendo sido algunos de ellos asesinados, lo mismo que en Italia, al término de la II GM. A esos fascistas se les considera traidores a la nación, que no inspiran al francés demócrata y patriota ningún sentimiento de fraternidad.

Saludos cordiales

anónimo inicial dijo...

A doña eva ¿perón?:
con cierto cachondeo observo como usted trata de contestar algo que nadie ha planteado, ni dicho ni nada. Pero que, en su imaginario particular, le hubiere gustado que le dijeran. En ningún momento se ha dicho que sean iguales los corrupios golpistas insurrectos y perversos franquistas, con los bondadosos, libres, fraternos y demócratas republicanos... Eso sería canallada sin nombre, doña eva. Se ha dicho algo sobre la matraca postbélica de la guerra social 1936-39, que duró demasiado, y sobre la matraca de estos de la memoria histérica, que nos deparan otros cuarenta años de matraquismo. Los algarabileros de la llamada, con mucha impropiedad, memoria histórica, no son los caídos por la libertad republicana, ni sus albaceas testamentarios, ni nada de nada. Son cotufas del golfo, como mucho. Ya hemos recordado y recordamos, los afectados y continuadores de la lucha social por la liberación de los poderes establecidos, no sólo su memoria, en el sentido más noble de lo político y social, ahora, sino siempre. Porque supone un grande insulto a todos nosotros el hecho de que parezca que sólo ahora se recuerda y se hace justicia con aquellas gentes que lucharon por las libertades. Y no es así porque durante el franqusimo y su continuación, llamada Transición, estábamos ahí. Y no es así, pese al monopolio que quieren darle ese atajo de memorialistas interesados. Espero que le quede mu claro todo. NO vea fantasmas donde no los hay. NI soy franquista ni ganas de serlo. Y menos pesoista surgido de la Transición, una variente de lo mismo.

eva dijo...

Participo en este blog con permiso del Sr. Lama, observando estupefacta que por una simple alusión a un comentario (no a su autor) se me dirige un mensaje con carácter personal y, encima, con burla.

Sobre lo que he escrito me reafirmo y no pienso modificar ni una coma. Siento que moleste a algunos, que se toman la inútil molestia de iniciar una polémica absurda e innecesaria.

Me parece muy bien que ahora se planteen cuestiones que no se plantearon durante la mal llamada "Transición", en respuesta a la presión de un sector de la población que reclama, tras siete décadas, sino justicia y condena del franquismo, al menos reconocimiento y respeto hacia las víctimas. No entiendo que algunos se sientan molestos por algo tan necesario y reivindicado.

Lamento decirle a algunos anónimos emberrenchinados que la "matraca" y la "algarada" van a continuar, y espero por mi parte que al menos 70 largos años, los mismos que se condenó a tantas víctimas inocentes al olvido.

Anónimo dijo...

Pues duro, doña Eva, que no tendrá cosa mejor que hacer que memorizar todo el horror (¡¡¡cómo se nota que usted no sufrió nada de aquello!!!

Anónimo dijo...

"Lamento decirle a algunos anónimos emberrenchinados que la "matraca" y la "algarada" van a continuar, y espero por mi parte que al menos 70 largos años, los mismos que se condenó a tantas víctimas inocentes al olvido."
O sea una especie de venganza justiciera contra los que nada de eso, tan facha como ganar/perder una guerra incivil, hicimos, ni apoyamos ni na de na, simplemente nos aburre el asunto, no por insolidaridad sino porque ni sirve de nada ni vale nada, ni lleva a nada, al menos como es uso hacerlo, cuando tanto hay que arreglar del presente inmediato histórico, como esa franquista ley de partidos, la más facha ley electoral, la ley de financiación de partidos, la dictadura partitócrata del pppesoe, que no se elabore una ley orgánica del derecho a la vivienda digna, ¡en 25 años!, con toda la intención y complicidad del pppesoe con las inmobiliarias y su corruptela, y que sería la vía legal de solución del asunto, ya que sin ley orgánica (todo derecho fundamental tiene que tenerla) no existe ese derecho más que en papel, la parcialidad de la justicia contra todo lo que vaya contra esa dictadura partitócrata pppesoe... Ahí sí hay que dar matraca y dura, muy dura. Linda democracia, linda memoria del olvido del presente, de aumentar la alienación en una película trasnochada, lindo talante y más lindo aún ese talento, eva morala, con todo mis respetos.

josemarialama dijo...

Como siempre todo mi apoyo, Eva. No acabo de entender como ese anónimo, que se dice luchador antifranquista, puede criticar los esfuerzos actuales de recuperación de la memoria. El que algunos hayan podido apuntarse a este carro por conveniencia no hace criticable el esfuerzo.

De todas formas, es cansino tener que seguir repitiendo cosas tan evidentes. Me cansan los que van de puros por la vida y acaban convertidos en colaboradores de sus extremos. Si por lo menos supiera quién es, como él sabe quién soy yo, podríamos hablar en igualdad de condiciones. ¡Pero con esto del anonimato!

javier castro dijo...

A mí no me inquieta lo que pasó hace 70 años, que es materia de historia y cuyo análisis y clarificación nos debe interesar a todos por igual, sino la mala leche, el fascismo y la intolerancia que veo cada día en el debate público (y también ¿por qué no decirlo? en muchos blogs. Así espectáculos increibles y bochornosos como las pitadas, abucheos y agresiones que han sufrido algunos miembros del PP en Cataluña han sido recibidos por muchos con expresiones de solidaridad pero con la boca chica y en otros casos incluso se ha dicho que es normal ya que están "provocando" y quien siembra vientos ya sabe lo que le espera. Incluso he leído un comentario en un blog que se titulaba "Maleantes" sobre este tema y para mi sorpresa ese calificativo no era para los fascistas gritones sino para los del PP por querer decir lo que piensan, estén o no equivocados (y me entristece porque respeto a la persona que escribió este despropósito). Muchas veces me dan verdaderas arcadas y ganas de vomitar militar en un partido como el socialista que ha visto con complacencia estas algaradas y ha llegado a un nivel de discurso plano y repugnante, pero me acuerdo de aquello tan gracioso que decía Monterroso de que hay ideas cuyo sino parece ser caer en manos de los peores hombres (se refería la cristianismo y al socialismo). Y así va uno tirando.
Me gustaría pedir que lo que de verdad pasara a ser ya historia es el cainísmo, la tontería y esa cosa tan española de que sólo uno tiene la verdad y a los demás ni agua.
Por lo demás recordar a los compañeros progresistas que una de las cosas que debemos defender a muerte es el derecho de todos a expresar en libertad sus opiniones, que los únicos maleantes son los que acallan a los demás -ahora con voces y pedradas, pero en el pasado con el paredón y la cárcel-. Por otra parte calificar de "extrema derecha" a un partido como el PP que se mueve dentro de la más absoluta legalidad, con sus sedes, sus candidatos, sus representantes en instituciones etc me parece absolutamente repulsivo.

UN saludo muy atento a todos.

Anónimo dijo...

No creo haber cometido ningún crimen con el anonimato. Tal vez algo de humor, sarcasmo más que ironía, con eva, y algo así. Pero nunca falta de respeto a la persona, aunque no a las ideas, que evidentemente no son las personas, por fortuna. Y es que resulta que hurgando, hurgando, casi todo el personal metido en eso de la memoria, y que cobra por ello, es impostor. ¿O les pongo lista de nombres y hechos? Y lo que es más preocupante, elimina a los que no lo son, y sirve intereses de un partido concreto por mera publicidad electorera...
Espero que ni siquiera una mala interpretación de mis palabras sea ofensiva, objetivamente. Otra cosa es la interpretación y la "sensibilidad" del lector. Así que prefiero mantener el anonimato. Gracias, Lama.

josemarialama dijo...

No debería contestarte, porque no te atreves a dar la cara... Pero ya puesto, yo sí te pido que des esa lista de nombres de la que tanto alardeas.

Ahora, como incluyas insultos en tu lista, no se verá aquí.

Estoy harto de que bajo el anonimato sólo es escudéis valientes.

Jordi Pedrosa dijo...

Respondo a Javier Castro
Señor Castro, no seré yo quien justifique ni alardee las agresiones físicas que sufrieron algunos miembros del PP durante la campaña electoral en Cataluña pero desgraciadamente con frecuencia confundimos o mezclamos la defensa de la libertad de expresión con la prohibición a la réplica ajena de dicha expresión.
Personalmente me resulta indiferente que a usted le parezca repulsivo que muchos opinemos que el PP tiene claras connotaciones de extrema derecha, a los hechos me remito, como tampoco guarda relación que sea un partido legal y posea sedes y tenga candidatos que en las sucesivas elecciones obtienen resultados que luego se ver representados en las Cortes. Lo uno no quita lo otro: Jean Marie Lepen obtuvo más de un 16 % de votos en Francia en la primera vuelta de las elecciones de 2002 y no se le puede tachar precisamente de democristiano.
El PP es lo que es y se lo ha ido ganando a pulso desde que llegó al poder y más concretamente al conseguir la mayoría absoluta en la segunda legislatura. Y no se confunda usted al señalar tan reducidamente el cerco de aquellos que merecen el calificativo de maleantes porque que no sólo lo son quienes intentan acallar las voces discrepantes respecto a sus postulados; lo son también quienes intentan manipular unas elecciones ocultando la autoría del mayor atentado que ha sufrido un país para sacar rédito electoral, o quienes mienten para llevar el país que les ha otorgado el poder democráticamente a una guerra que va contra la legalidad internacional, o quienes mienten descaradamente e insultan a la inteligencia cuando niegan el derecho al partido mayoritario que ostenta la dirección de la nación para dialogar con ETA olvidando interesadamente que ellos actuaron de manera similar en su día, o quienes insinúan cobardemente sin aportar pruebas que el atentado del que anteriormente hablaba podría estar amparado y auspiciado por el actual Gobierno. Pero eso sí, como se trata de un partido legal con sus sedes cristianamente puestas al día en el pago de impuestos hay que tragar con eso de centro-conservador aunque la urticaria aflore al pronunciar nombres ilustrísimos como Zaplana, Del Burgo y Acebes.
Y ahora si lo desea podemos hablar de las reticencias a condenar sin tapujos el franquismo, aprobar una ley que lo condene e intente recompensar moralmente a las víctimas del fascismo español, etc.
Atentamente,
Jordi Pedrosa

José M. Sánchez-Paulete dijo...

En este país, España, tenemos y tendremos un problema difícil de resolver, y es el síndrome guerracivilista, todavía no superado por ninguno de los herederos del los dos bandos combatientes, el PP es la derecha que proviene a través del franquismo nacional-católico de la CEDA de Gil Robles y los partidos de izquierda, con el PSOE a la cabeza, pues el PCE ha dejado de tener importancia política, hereda los vicios mas arcaicos de la izquierda, no saber cual es su lugar y hacer "todo lo posible" para conseguir el poder y permanecer en él a costa de cualquier cosa, porqué si no se hicieron tantas concesiones a la derecha arcaica y franquista en los primeros tiempos de la democracia, porqué el régimen y todos sus servidores quedaron intactos e impunes, pues eso ha dado pié a que la derecha en este país sea extrema y su fondo y ya hasta las formas sean de carácter dictatorial, no recuerdan los discursos de Zaplana y Acebes a los de Gil Robles en 1933.

@ dijo...

Señor Sánchez-Paulete:
1º De acuerdo totalmente con el síndrome de moda que llaman guerracivilista, una manía como otras.
2º Llama usted "herederos" de las partidas, o partidos de entonces, a alguien. Eso es una ficción, una falacia, una mentira. Nadie es heredero de nada en el terreno político. La manía de la herencia, en ese sentido, se vuelve manía capitalista.
3º "... y los partidos de izquierda, con el PSOE a la cabeza, pues el PCE ha dejado de tener importancia política". ¿Quiere decir que la importancia política estriba en las urnas, y que un partido pierde o gana importancia política si tiene más o menos votos? Cosa más chusca jamás leí. ¿El pesoe de izquierda? ¡Ja! Es un comodín como todos, banderines de enganche de trincadores, no más. Y me refiere al presente, que ayer todavía tennían valores y se podía respetar cierta militancia. Hoy son rebaño. Todos olvidan que en la fracasada revolución de 1936-39, en la guerra civil abierta de ese tiempo, había otras gentes que lo dio todo por ella, por las libertades y por la revolución, y que fueron traicionados por los estatistas, por los partidistas, por esa gente de orden que fue la que más se benefició, a la larga y a la corta del exilio, tanto de los llamados derechas o izquierdas. Son los libertarios españoles, de los que nadie se acuerda, a los que todos olvidan, los que siempre hemos estado ahí, sin olvido... Sin medirnos con valores caducos como importancia política, implantación mayoritaria u otras lindeces al uso, o con los valores que impone el poder mediante la publicidad o las armas, que viene a ser lo mismo. Y que nadie trate de aprovecharse de nuestra lucha y de nuestros muertos por la libertad.
Salud, señor S-Paulete, y tenga las cosas claras.

javier castro dijo...

No querría entrar en más polémica. Mi intervención anterior era tan sólo para defender que aquel que crea que el totalitarismo y la intolerancia es un virus que afecta sólo a la derecha va bueno, porque o es un ignorante que desconoce la historia del siglo XX o padece tortículis y el cuello sólo le gira de un lado.
Señor Pedrosa, como le señalé yo milito en el PSOE pero ese carnet de momneto no me impide el raciocinio ni la memoria, y no hay que tener mucha para recordar que en este país fue bajo un gobierno de mi partido en el que se promulgó la llamada ley Corcuera del doy una patada a la puerta y pa lante de la policía ¿recuerda? y fue el Sr Gonzalez que según parece era gran lector de periódicos el que se enteró por ellos de que se estaba pagando con dinero de nuestros impuestos a asesinos para matar gente ¿Recuerda?, aquello se llamó el Gal, aunque a veces los pobres pillaban a algún despistado tipo Marey y se equivocaban... Así que por favor, no me venga con mojigangas baratas. Lo del 11 M me hace recordar que en londres bajo el laborista Blair, cuando su atentado él ni apareció sino sólo uno con casco de bombero que según parece era el jefe de la policia local y daba los datos con una avaricia que parecían billetes de 500 ¿qué pasa en este caso? ¿Es un asesino también, hubo un complot para ganar no sé que?¿La sociedad inglesa le acusó de algo? ¿No será que en realidad él y Aznar son los verderos factotum del tema y montaron los atentados para estableces estados paramilitares?. Vaya usted a saber ¿no?
Mire -para ser claro con usted-, me da pena el nivel de sus paparruchas, por decirlo con sequedad y tanta tontería como he escuchado de que si presionaron al rey para anular las elecciones y tanto personal que antes de votar quería la verdad. LA VERDAD SE QUIERE ANTES Y DESPUÉS. Así que con las mismas le repito lo de la otra vez, como ciudadano me parece esencial el RESPETO a los demás y esto es tan sencillo como que un partido pueda hacer un mitin si le place. Usted habla de Le Pen y me averguenza su desfachatez porque en ningún momento el PP ha propugnado ni realizado en sus años de gobierno o oposición declaraciones o acciones racistas o agresivas. Estoy muy cansado de escuchar esa demonización, soy socialista y creo que mi partido debe ganarse la confianza de los ciudadnos con razones, inteligencia, ideas y honestidad.
Respecto al tema de la memoria histórica es una deuda de la sociedad y un derecho de todas las víctimas.
Por casualidad ahora estoy leyendo las memorial de Manuel Altolaguirre en las que cuenta cómo cada bando le mató un hermano, a él - y a otros muchos como él- les debemos el hacer un esfuerzo doble para que la memoria histórica sea también un ejercicio de convivencia y tolerancia.
Un saludo atento y gracias a todos.

eva dijo...

Buenos días, estimado José María y gracias por sus palabras de apoyo.

También yo no dejo de preguntarme por qué las actividades de las asociaciones, que no hay que olvidar empezaron hace bastantes años y con medios propios, molestan tanto a algunas personas, y por qué desde diversos medios se trata de desprestigiar esa tan necesaria labor que llevan a cabo.

Como es habitual, el parecido entre lo que escriben ciertos anónimos (que con tan poco ocurrente sarcasmo y salidas por la tangente no pueden ocultar su tremendo berrinche, o me equivoco?) y la realidad es pura coincidencia.

Los lugares comunes del "todos eran iguales", del "cainismo de todos", del "guerracivilismo" y del que "hay que olvidar" pronto serán recursos vacíos, viendo lo que está pasando en Mérida, porque como ha dicho, y además muy bien, Libertad Sánchez, "ya no estaríamos hablando de vencedores y vencidos, sino de asesinos y asesinados".

Saludos cordiales

Jordi Pedrosa dijo...

ültima respuesta Javier Castro:
Todo es mucho más sencillo de lo que trata de presentarnos. Mire usted, si le provocan arcadas y ganas de vomitar la actitud de su partido lo tiene sencillísimo, no tarde ni un minuto más en darse de baja en el mismo. Usted Incesantemente invoca al libre derecho de expresión que nadie ha cuestionado en el blog pero reprocha la crítica del vecino si es dura, pero voy más allá, porque usted trata de esquivar lo que ha defendido en su primer mensaje. No hablamos del PSOE como tampoco de la derecha genérica, sino de la actitud política del PP o si prefiere de la ideología que profesa o profesaba antes de su llegada al poder así como de ciertos hecho que protagonizó durante y después de su legislatura absoluta.
Claro que todos sabemos, o eso quiero pensar, qué fue el GAL. Así mismo también sabemos que anterior a éste, el mismo grupo actuaba con otras siglas (léase Batallón Vasco Español) con la UCD en el poder y ciertos políticos como Mayor Oreja desempeñando cargos en Guipúzcoa. Y si mal no recuerdo fue en Grupo Parlamentario del PP quien se opuso a la desclasificación de los papeles de los fondos reservados para investigar el GAL no fuese que la porquería de la cloaca a manchara los presuntos estandartes de lo Estado de Derecho ejemplar.
Respecto a Le Pen, lo puse como ejemplo para refutar su frágil argumentación de que un partido queda libre ideológicamente por el simple hecho de ser legal. Allá usted si se da por aludido estableciendo paralelismos. Excusatio non petita acusatio manifiesta.
Y proseguimos:
En su mensaje también reprocha su cansancio por la estigmación de la derecha española a pesar de confesarse socialista. Me parece que usted desconoce de dónde procede esa lacra que algunos quieren imponer al PSOE. Sinvergüenzas como LoSSantos, Opio Moa y demás ralea periodística se permiten acusar al PSOE de guerracivilista, de profetizar que de seguir por esta senda se producirán muertes inocentes de civiles, de traicionar a las víctimas del terrorismo, de ser cómplices de atentados, de poner en peligro a España y mil barbaridades más, y curiosamente estos medios de comunicación son afines al PP. Personas que revisan la Historia presentándonos a un dictador genocida como un simpático militar que tuvo que ser duro para encauzar el país pero que supo darle una estabilidad económica y social prosigue hoy en día aunque los sociatas van logrando en su empeño lo contrario. Niegan genocidios manteniendo actitudes que en países como Austria acarrean penas de prisión.
¿Le va sonando el estribillo? Porque tengo la impresión de que ve usted el panorama mirando a través de un prisma vuelto del revés.

Y finalizo asegurando que por mi parte no habrá más réplicas. Muy amable por sus comentarios personales dirigidos hacia mí. Se despide para siempre.

Jordi Pedrosa

José Tato González dijo...

Hay que desenmascarar a todos los asesinos y respetar la memoria de todos los muertos.

Sólo los que tienen algún problema de conciencia, o están directamente relacionados con los asesinos, deben temer alguna represalia. Aunque ésta sea, más que nada, la vergüenza de saberse un asesino o un descendiente de asesino.

Los que están en contra de la llamada "Recuperación de la memoria histórica" siempre dicen lo mismo: "los del otro bando también mataron y, si vosotros contáis esto, nosotros vamos a contar lo otro". Y amenazan con una lista de nombres que nunca acaba de aparecer. (En este hilo también se amenaza con una lista que tampoco aparece). Intentan poner en la balanza lo que hizo un bando y lo que hizo el otro, pero nunca acaban de dar el paso. Siempre amagan, pero no dan. Entre otras cosas porque unos, por mucho que mataran, sólo lo hicieron durante cuatro años. Los del otro bando tuvieron cuarenta años largos para "ajustar cuentas".

La cosa es sencilla: queremos saber quién fue asesino y quién fue víctima. Del bando que sean. ¿Dónde está el problema?

Respecto al militante del PSOE y la libertad de expresión. En fin, mejor nos callamos.

@ dijo...

Para mí es insulto y agresión eso de la memoria histórica, ya que un servidor jamás olvida a los opresores, los asesinos, los dictadores y los políticos caciques, o sea todo el que manda y todo el que obedece -¡ah, la servidumbre voluntaria!-. Frente a ello estamos personas que no olvidamos ni los crímenes pasados en la revolución de 1936-39, ni los de ahora, ni los de hace poco... Todo está presente en mí, como un Funes el memorioso borgiano, perenne, sempiterno. ¡Vamos, que vengan ahora unos cuantos aprovechados recordándonos lo que no olvidamos, es un atropello, y encima diciéndonos cómo hemos de recordarlo!, ¿para qué? Para apuntalar gente de mando y sistemas caducos... Que eso es lo que jode. La manipulación interesada y al servicio de...

José M. Sánchez-Paulete dijo...

La "arroba enmascarada" habla como un completo "tonto útil" útil a la derecha claro, no sabe lo que significa la palabra heredero, no sabe un ápice de sociología política y además ignora, lo que es más grave, lo que significa la democracia. Seguramente para él todo es un entramado despreciable, en donde solamente los puros y los ungidos por la virtud son capaces de saber lo que es la realidad y donde está la verdad. En fín de aquellos lodos tenemos estos barros.

javier castro dijo...

José Gonzalez Tato, comienzas tu artículo con una frase que suscribo y que me parece que debía grabarse en letras de bronce. Por eso me extraña que acabes con otra sobre la que sólo estaré contigo en un detalle...que mejor nos callamos.
Me da estimado opinante que no serás tú ni nadie el que venga a estas horas y alturas a decirme si puedo o no hablar y opinar de lo que crea conveniente. No estoy para mojigangas con perdón y menos en una región como Extremadura tan aficionada a decir Amén a quien mande.
Un saludo muy atento

@ dijo...

¿De qué lodos qué barros, Paulete estimado? Porque hay una total incoherencia sintáctica, semántica y lógica en tu escrito. La típica infamia esa de tonto útil... Por supuesto que quien desprecia la política no la conoce, y menos su sociología. Si mi coherencia te abruma es tu problema. Y lo de democracia está resuelto.¿Para qué coño quiere el pueblo el poder, qué poder? Eso si vamos a su raíz etimológica. Si meneamos lo demás hiede, amigo mío, hiede. Y no te ofrezco nada más favorable que la lectura de cualquier diario de aquellas sociedades que llaman "democráticas", y sus horrores... O sus teles, sus competiciones, sus horrores... Lea a Foucauld, lea a García Calvo, lea a gente sin atrapar en la alienación publicitaria, lea a Guy Dèbord y su "La sociedad el espectáculo". Y luego hablamos de democracia, si le quedan ganas y "sociología", claro es, mon ami. Y libérese de esa hemiplejía mental contumaz, de esa yenka pertinaz de derecha e izquierda, y no le tenga tanta fe y fervor guerrero. Todavía si viera la sociedad como los de arriba y los de abajo sería respetable y coherente, o los de adelante y los de atrás... ¿Pero izquierda y derecha? ¿Qué incongruencia, no?
Un saludo.

javier castro dijo...

Acabo de leer unas líneas muy simpáticas de Cunqueiro (y cuento esto por quitar un poco de tensión a todo esto) en las que reflexiona que el nacimiento del totalitarismo se produjo exactamente cuando nació la maquinilla de afeitar (eléctrica o manual) y la gente dejó de acudir a la ceremonia del afeitado en las barberías ya que aquellos venerables centros en los que se reunían gentes de diverso pelaje (nunca mejor dicho) eran escuelas de tolerancia en las que se filosofaba sobre todo y sobre nada.
Tal vez esto de los blogs acabe también teniendo ese efecto positivo de obligarnos a pensar y charlas con gente de distintas ideas.
Un saludo atento.

José M. Sánchez-Paulete dijo...

Tiene usted razón señor @, sea lo que sea aquello que quiere decir, es ridículo discutir por estas cuestiones, yo le doy la razón, a pesar de mi incoherencia, de mis faltas en la expresión. Creo que las personas como ud. son las imprescinbles, las que nos salvan a todos, solo con su presencia. Tenga compasión de los mortales que compartimos este perro mundo con ud. pues nos tenemos que amoldar a las normas que nos imponen las circunstancias, doy por buenos sus consejos, a Agustín García Calvo tuve la suerte de conocerlo en Sevilla allá por año 1981 y desde entonces me complace con su amistad, si ud. tiene la paciencia de repasar la revista "Archipiélago" verá que he colaborado con él en algunos números. De Foucauld y Debord tomo nota, aunque presumo que no estaré a la altura, pero al menos lo intentaré. Espero que seguirá iluminándonos con sus atrevidos y sugerentes comentarios, por otro lado tan certeros y demoledores. Quedo a su entera disposición. ¡Craneo privilegiado!

@ dijo...

Seor Paulete:
Consulto mi colección de "Archipiélago", de la que soy suscriptor desde los inicios, en Pamplona. Y no me aparece usted en ella por ninguna parte como ilustrador o similar. Y va por el número 68. Tengo el índice de los 50 primeros números. Y no me aparece usted, y menos como ilustrador de García Calvo, o siquiera de la paisana que codirige tan magnífica revista, Isabel Escudero, por aquello de la extremeñidad. Así serán todas sus verdades. El extremeñito típico que odia los cráneos privilegiados, que son lo único respetable, y no lo digo por el mío, obviamente. Así está la política llena de cráneos vacuos, sin privilegio y con torpeza. Debata usted con ideas y no con chusquerías, chacotas y churros refritos, señor (en este caso de Valle-Inclán).
Todo lo atento que merece, le saludo, seños artista de la brocha.

José M. Sánchez-Paulete dijo...

Señor @ consulte, por ejemplo, el nº 29 del verano de 1997 "La epidemia neoliberal" (pp 1, 3, 7, 11, 25, 42, 56, 66, 71, 78, 83, 103, 113 y por supuesto la portada) y verá que lo que dice en este caso no es verdad, pues en ese número todas las ilustraciones son mías. Tenga un poco de sentido del humor y espero que aprecie en lo que vale el poder de las palabras, para usarlas como medio de intercambio y no para insultar e intentar humillar a los que no piensan como ud. No sea una persona tan amargada y resentida que ese comportamiento no le lleva a ningún sitio. Aprenda a reirse de sí mismo, haga ejerciio de ironía, intente contener sus exhabruptos y reflexione los insultos antes de lanzarlos contra sus oponentes, en este caso, que no enemigos. Un saludo cordial.

@ dijo...

Don Sánchez-Paulete: Todo por lo mí expuesto es ironía sarcástica, distanciamiento humorístico, con mi sentido, no puedo poseer otro, como es natural. Lamento que no lo capte. En ningún momento pretendo burlarme de nadie, y menos de usted, que me es muy respetable. Y lamento decirle que ni el resentiento ni la amargura son motores de mi vida en nada. DOY por olvidado lo que, tal vez, fuere malentendidos, de seguro, a propósito de la memoria y sus peligros, que ya ve que los tiene, ¡y cómo! Olvidemos pues...
Saludos

javier castro dijo...

La verdad es que me ha quedado sin palabras el señor arroba. No le veo la ironía ni la gracia a mentir. Cuando dijo que el señor sanchez paulete no aparecía en la revista archipiélago y luego tan campante dice que nada, que olvidemos y que la memoria tiene esos peligros... Lo que tiene peligro no es la memoria sino la mentira. Y ese ejercicio de Pio Moismo tan maravilloso es un ejemplo de cinismo prodigioso.
Cuando uno expresa opiniones personales como yo he hecho en esta misma columna, o valora determinados hechos podrá estar fino o desbarrar y uno podrá ser enmendado o se abrirá un debate que siempre será instructivo, pero cuando lo que se hace es mentir lo único que cabe decir es que se diga que con personas como usted, señor arroba, no merece la pena ni enfadarse, que no se ha ganado el derecho a que le lea y a partir de ahora saltaré por encima de todos sus comentarios. Porque por lo que parece usted sabía que sí aparecía el señor Sanchez Paulete en la revista que usted tiene y dice haber examinado, pero le pareció una "ironía sarcástica" negar todo. YO no capto la gracia del tema ni de tanta mentira como enfanga los estudios históricos sobre la guerra civil, así que como le dije, con usted y con el tal Pio Mora y esos otros que tienen memoria para lo que quieren y cuando les sale de los cojones, perdone que le diga no pierdo ni un segundo más.
Yo quiero recordar, pero a usted señor arroba y ya que acaba pidiéndolo, ya le he olvidado.
Un saludo muy atento a todos los demás y perdonad el enfado.

@ dijo...

A don Javier Castro (aunque no me lea):
Luego del batiburrillo que me monta, mezclando unas cosas con otras, le reproduzco lo escrito, por si lo leyó atropelladamente: Dijo Paulete:"si ud. tiene la paciencia de repasar la revista "Archipiélago" verá que he colaborado con él en algunos números" (se refiere a García Calvo). Obviamente fui a la revista y nada vi sobre Sánchez- Paulete-García Calvo como colaboración. Nada. Pues en ese número Agustín García Calvo no publica nada, que yo haya leído, y suelo leerla completa. Tal vez. al hilo de las prisas atropellé, me doy cuenta ahora de lo bárbaro que soy a veces, al señor Paulete, diciendo que mentía, o que así serían ssus verdades... Obviamente me refería a la colaboración con García Calvo, que sigo sin ver en "Archipiélago".
De ahí acusarme de de impío Moísmo o Molismo, va un abismo, señor. Todo lo que sé sobre ese buen señor lo he oído a enemigos , o lectores seguidistas. Y de cachondeo le llamo Pío Mola. Es evidente que no soy Funes el memorioso borgiano, cuento que le aconsejo vivamente leer, o releer, que creo que es lo mejor que se escribió sobre la memoria, sus gosozos y sus martirios. ¿O pretende que me flagele, me culpe y me hunda en la miseria de la ansiedad y la depresión, en la mierda pura por haberme equivocado, en este lugar que usurpamos al señor Lama, que cede generosamente, de debate rico, memorable y entretenido?
Se ve la vara de cura o de arzobispo detrás de su carnet del psoe, pidiendo penitencia?
Salud, señor. Y procuraré ser bueno y memorioso, o memorable, o memorialista, como guste.
Y abordando un tema que trata de soslayo, entreverando mi error, le digo que nadie puede saber verdad sobre el pasado, nadie. Y que nadie tiene verdad absoluta sobre eso que llaman historia. Vuelvo a remitir al artículo de Muñoz Molina, en Er Paí, creo que del 4 de abril, donde escribe certero sobre la incongruencia entre memoria e historia, y etc.
Encantado. Y no tome los rábanos por las hojas.