domingo, 22 de octubre de 2006

García Montero


"Los animales tienen la virtud de la sensación, y aunque la sensación está en todos, sólo en algunos persiste. Eso es la memoria y eso nos hace seres de experiencia". Estas son las palabras que el filósofo Emilio Lledó empleó el otro día para defender la poesía de la experiencia con motivo de la presentación de la obra completa de Luis García Montero, uno de los más afamados seguidores de esta corriente poética, que algunos denostábamos por estos lares en los ochenta.

De García Montero se habla mucho en los últimos días por la polvareda que ha levantado su artículo del pasado día 14 en la edición andaluza de El País. Con el título “Lorca era fascista” arremetía contra su compañero de la Universidad de Granada, José Antonio Fortes, criticando sus opiniones literarias pero aireando también —y no parece el sitio más oportuno— peleas de departamento. Hoy el Defensor del Lector de ese periódico le dedica unos párrafos al asunto sin asomo de autocrítica.

En fin, no sé si será por esta polémica o por el respeto que me merece Lledó, pero el caso es que cuando hace dos días me llamó Luciano Feria y me dijo que eligiera un libro —como regalo del Seminario Humanístico de Zafra por haber presentado a Álvaro Valverde en la lectura de poemas que ofreció aquí en el mes de abril— elegí la recién publicada poesía completa de García Montero. No sé donde vamos a llegar. Yo leyendo poesía de la experiencia y, además, a cuenta de Álvaro.

7 comentarios:

Á.V. dijo...

Hemos cambiado, amigo. Sin duda. Y Luis es buena gente. Sin duda también. Cosa distinta es que, además de leer sus poemas, su poética y su poesía esté para nosotros en la vanguardia de nuestros intereses. De los literarios, digo. O de los vitales, tanto da. Lo que está claro es que el tiempo amansa a las fieras. También a las que se refiere Lladó.

Anónimo dijo...

He leído el artículo de García Montero, y me parece que debería hacerse algo en contra de los disparates del profesor, por llamarlo de alguna forma, Fortes. Delirium tremens quizá no sea, pero si un delirio de ideologia trasnochada, protoestalista, o algo parecido, lo que dice Fortes sobre Lorca en los años 20 del siglo pasado no lo puede amparar ninguna libertad de cátedra, en ninguna Universidad que se precie de ser mínimamente respetable se pueden consentir las aberraciones que este señor lanza sobre los desdichados alumnos. ¿Será este otro episodio mas de la trístemente famosa endogamia universitaria española, tan denostada, pero tan vigente?

devotodesiduri dijo...

Josemaría. He ido a comer en el restaurante vecino y, leyendo LA VANGUARDIA, me encuentro con la página cultural, firmada por Josep Massó, y que dice: JUAN RAMÓN, EPISTOLARIO INÉDITO. La crónica se refiere a la exposición que la Residencia de Estudiantes de Madrid ha organizado para recordar el premio Nobel.La sobrina-nieta ha reunido correspondencia (hablan de 2.000 cartas, 2.000);de su militancia en la derecha en la guerra junto a M. Machado, al mal humor del poeta, al cachondeo de Borges a partir del comentario de que el premio (a J.R.J.) le llenaba de tristeza:"Podía haber dicho: me puebla de tristeza" B. dixit; del pitorreo de Luis Cernuda y de las representaciones teatrales-poéticas de Gil de Biedma, que empezaban con un : Estimado Juan Ramón Jiménez,etc. etc. Lo que me ha llamado la atención es que LA VANGUARDIA reproduzca dos cartas. Una,dirigida a Josep María López Picó, en catalán, y con comentarios de J.R.J. (Por cierto, uno de los versos, traducidos por servidor, te pueden servir para algún apartado de los tuyos: "La tarde tiene una elegante y fina transparencia"), pero, decía, lo que me ha sorprendido es la otra carta,la dirigida a Enrique Díez-Canedo, que luego te trasladaré. Yo, al poeta Díez -Canedo lo descubrí en la SECCIÓN ARQUEOLÓGICA DE LA UNIÓN DE ESCRITORES EXTREMEÑOS. No lo estudié en mi bachillerato toledano ni en la Univerdidad Barcelonina. Y, ahora, veo que J.R.J. se carteaba con él, para mi mayor inri y demérito, porque le debía que se le conociera entre la intelectualidad española.
Pero sea lo que fuere, ahí la carta (resumida y que no sé si la conoces) de J.R.J. a Díez-Canedo

MAYO 1919.
(...)ENRIQUE, ¡QUÉ POCOS VAMOS A QUEDAR PUROS DE ESTA GENERACIÓN¡ A. MACHADO, USTED Y YO, POR AHORA.Y, ¡POR DIOS! NO VAYA USTED A LEER VERSOS SONOROS EN NINGÚN SALÓN, EN NINGÚN CENTRO OBRERO, NI MILITAR, EN NINGÚN TEATRO GRAMDE (...)EL ENORME TALENTO DE PROSISTA DE VALLE SE OBSCURECE - A MI JUICIO- CUANDO INTENTA EL VERSO. (...)CASI TODOS -BENAVENTE, MARQUINA, GREGORIO, VILLAESPESA, M.MACHADO- SE HAN DEJADO ARRASTRAR POR ESA AGUA SUCIA Y RUIDOSA DE LA POPULARIDAD. ¡ESA MUJER DEL ARROYO!
Hasta aquí un resumen de la crónica y carta de J.R.J.
Es posible que ya conozcas todo esto; para mí, arquólogo de poesía y aficionado, me ha sorprendido que un periódico catalán (con lo que está cayendo) dedique un espacio a un extremeño que, para la mayoría de por aquí, es un gran desconocido. Ya me contarás cosas al respecto sobre la piedras del Río Guadiana, que pasaremos juntos la próxima semana.

el bellotero mecánico dijo...

Cuando dices: "De García Montero se habla mucho en los últimos días..." Me respondo que con el "se habla mucho" te refieres a lo que publica un periódico publicitario de Madrid, esa propiedad privada de Polanco, lugar donde bosteza/abreva la linda progresía/regresía, y vocero de los hermosos negocios editoriales y escolares del mismo capitalista empresario, protector de sociatas y adláteres... Bueno, es un patio más de vecindonas peninsulares en donde hablan y hablan y hablan de lo mismo... Como dijo Larra, "por ellos no pasan los años", se conservan muy bien.
Tal vez sea un comentario rabioso el mio.

Paulo dijo...

Amigo dovotodesiduri: "me ha sorprendido que un periódico catalán (con lo que está cayendo) dedique un espacio a un extremeño que, para la mayoría de por aquí, es un gran desconocido", dices.
1º.- NI Canedo es el único ni el primer poeta extremeño que los catalanes aplauden. No juegues con el tópico de que los catalanes desprecian a los extremeños, que no, desprecian, los catalanes con gusto y cultos, a esos que van de hediondos rencorosos y tragaldabas postineros, a esos paniaguados seguidores del ballotari y su cruzada anticatalana.
2º.- No sólo eso, sino que en la propia Vanguardia escriben no pocos extremeños que lo son aunque no aparezcan.
3º.- Hay que superar eso de los enfrentamientos entre catalanes y extremeños. Son mezquinas cateteces inventadas por políticos demagogos y populacheros, al arrimo del sueldo y otros dividendos... Porque no es verdad.
4º.- Para la mayoría de los de aquí los buenos poetas, de aquí, son supremamentes desconocidos, por suerte, y conocidos en otros lares, no sólo en Cataluña, y no sólo poetas, sino escritores de otros géneros que no constan en la nómina de afectos al régimen ibarresco o afines...

devotodesiduri dijo...

Amigo Paulo. No, no caeré en los enfrentamientos entre catalanes y extremeños.
Este es un problema que plantean los bougui-bougui: mi comentario era para Josemaría, en voz baja,pero no calculé que el blog es una ventana abierta. No, no voy a entrar en debates que, para mi malestar personal, soporto cada día. Desconozco dóde vives,Paulo; no me importa especialmente, pero yo vivo en Barcelona. Anoche, por ejemplo, en la copa que tomamos el grupo de investigación histórico del que formo parte, una vez acabada la reunión, en La Florida- Hospitalet, salió el tema. Como somos todos perros viejos y el tema que investigamos tiene que ver con la primera emigración, la de los 60, hicimos unas risas para no ir más allá.Y salió Ibarra, y Montilla, y la Universidad Catalana, y las elecciones del día 1, y el clero
y el Abad Escarré, el del exilio de Franco, y el poder rosa de Montserrat,la sanidad catalana y las escuelas extremeñas y sus ordenadores. Fíjate si el tema no es un capricho de los demagogos solamente y de seguidores descerebrados, que los hay. Lo que sí hacemos los componentes del grupo ( 2 catalanes de "soca-rel", 3 andaluces normalizados, un catalán segoviano, un extremeño catalán y un murciano entreverado de nacionalidades es, si es poble, llegar a acuerdos donde la crítica y la autocrítica dulcifiquen el clima. Pero no usamos esos adjetivos que tú empléas tan contundentemente.
Para terminar: leo cada día toda la prensa catalana, bien en directo, bien por el dossier de prensa que me llega. De Extremadura, sale poca cosa, mejor, nada, excepto si Ibarra ha hecho declaraciones. ¿Colaboraciones de extremeños, referencia a escritores extremeños, a artistas extremeños? Dejemos a J. Cercas y a la Bebe, que son fenómos mediáticos, por sus méritos, pero nacionales. Me fijaré más a partir de ahora. Y no digo que sea mejor la prensa extremeña respecto a Cataluña -que también consulto a menudo-. Pero mucho más (por complejos, por mimetismo, por valor añadido, etc.)Y termino ¿cómo quieres, amigo Paulo, que se preocupen de los creadores extremeños si el debate- el de los cultos y de buen gusto, que tú dices-, es la nómina de escritores que irán a la Feria del Libro de Frankfurt? Si tuvieses oportunidad de hablar con Marsé, o con Mendoza o...
Ha sido un placer.

elviejotopo dijo...

Estimado anónimo (de 26/10) me parece un ¿disparate? tus afirmaciones ya que aceptas de modo acrítico la intervención de LGM y no muestras ningún conocimiento y ¡ay! parece ningún interés en conocer la obra crítica de José Antonio Fortes, y te informo: 1)lleva más de 30 años ejerciendo su profesión de profesor (nada de endogamia); 2) ha sido casi el único profesor que me ha enseñado e incitado a conocer la literatura y su análisis; 3) el artículo de LGM se caracteriza por su falsedad absoluta y el rencor que lo articula; 4) tal vez deberías preguntar a LGM qué se esconde tras la publicación del artículo (te aseguro que te llevarías una sorpresa mayúscula) y 5) te recomiendo, antes de opinar sobre el asunto, conocieras las publicaciones e investigaciones de José Antonio Fortes.
Vale. Gracias.