domingo, 25 de mayo de 2008

"Al suelo, que vienen los nuestros"


La expresión se la oí por primera vez a un alto dirigente del PSOE, asustado por la virulencia con que alguno de los suyos arremetía contra un proyecto impulsado por su propio gobierno. Desde entonces, la frasecita –cuyo origen desconozco- resume un principio básico del comportamiento en el interior de los partidos. Éstos no son más que una simplificación de la infinita variedad de pareceres políticos de la gente, y por ello no es extraño que entre los correligionarios de cada uno de ellos no se dé una identidad estricta de pareceres.


Pero lo del Partido Popular de estos últimos días sobrepasa toda medida. La algarada de militantes –aunque fueran doscientos- en la puerta de la sede nacional insultando al líder es insólita. Es innegable que el PP tiene dentro un importante sector ultraderechista. Puede discutirse si ese sector viene de la época de Franco o ha sido además especialmente alentado con la deriva radical del partido durante la última legislatura. Puede discutirse si es mejor que esté dentro del PP –lastrando la imagen del partido- o afuera, pero más visible y descontrolado. Lo que es evidente es su notoria existencia y que con él en primera fila el PP tardará en ganar unas elecciones. Es paradójico que para que el PP logre tocar poder tenga que dejar de parecerse a sí mismo, pero así es la política. Consciente de ello, Rajoy parece dispuesto a centrar el partido y rebajar el protagonismo de los ultras. Ya veremos si le dejan los doctrinarios, encabezados desde los medios “afines” por Pedro J. y Federico.

15 comentarios:

caetano dijo...

No creo en análisis simplistas, y lo de derecha e izquierda tradicional y todo eso.
Todo se reduce a poder, en lugares como un partido, no en posiciones que llamaremos ideología, con lo de repelente que tiene eso de los intereses que conlleva el ansia de poder. Y poder para favorecer grupos de capital y dineros y negocio y trasvase de dineros de las institucionesen en que se manda. Que a eso se reduce todo, así de crudo y claro. NO a la consecución de ninguna sociedad mejor, más justa, socialista y eso que usan en la publicidad engañosa siempre, etc.
Por mí que revienten los partitócratas, sean lo mismo de uno que de otro. Los del otro tienen qué repartir y eso los mantiene con las fauces encogidas, atentas a morder y deglutir lo que han pillado. Los unos andan a la busca de señores qué servir, modos para el acceso al mangoneo con las reglas de juego habidas, vulgo ganar elecciones…
Lo de ultras, franquistas, centrados, izquierdos, derechos y todo eso de los periódicos y opinantes carece de ciencia totalmente, es la publicidad y el espectáculo de la tele y to eso mediático.
Los franquistas anidan en ambos bandos que llaman mayoritarios. La estructura vital de ambos es identica al esquema de poder franquista: un líder, un caudillo, una fe, una patria, un poder, etc. No en vano el doctor Enrique González Duro trató el asunto de forma admirable, ver en El País: (http://www.elpais.com/articulo/cultura/Enrique/Gonzalez/Duro/analiza/influencia/Franco/sociedad/elpepicul/20060130elpepicul_5/Tes/)
Y parece mentira que estando en Extremadura no se sepa, con congruas muestras, como la que hoy celebra no sé qué victoria electorera en Alange. Si ganar unas elecciones es para servir a todos, y servir sin interés y con justicia, si se celebra algo es que algo se trinca y consigue, y ese algo es el botín que provocan las instituciones en las que se manda, que no se sirve. Por lo tanto celebrar eso, la tarea de atracarse y mandar a costa del erario y con el erario me parece vergonzoso, lamentable, triste, costumbre futbolera esta de la celebración de la victoria, cuando se debería ser resposables y estar al servicio de todos, sin partidismos y aplicando programas votados, a rajatabla, etc.
En fins, folklore partidario y cuentos de los politicos…

Anónimo dijo...

Al principio motivaban mi regocijo, luego confieso que perplejidad, y hasta condescendencia (por aquello de la higiene democrática). Ahora, empiezan a darme miedo. Cuando los tiburones devoran a los de su misma especie, el resto sólo podemos esperar bocados colaterales incontrolados. ¡Qué no nos pase "na"!

Juan C. Fernández dijo...

Creo que fue Pío Cabanillas quien dijo "cuerpo a tierra, que vienen los míos".
Saludos,
Juan C. Fernández.

Anónimo dijo...

Pos no veas los ocho años de desierto del psoe hasta el encuentro con Zapatero como líder y marca... Aquello era más risible, o tanto, como esto de ahora,
Me extraña que tengáis tantos olvidos histéricos? de cosas de hace unos añitos nada más...
Yo me alegro cuando pasa to esto en las partías esas de polis... Mucho. A ver si revientan, que no, no llega la sangre el río...

josemarialama dijo...

Gracias, Juan Carlos.

Anónimo dijo...

A mí también me causaba recocijo al principio, incluso era una imagen soñada. Ahora siento estupor y desasosiego. Y pensar que gente como esta podía habernos gobernado ....... El espectáculo que están dando a diario es lamentable y grotesco. Hay tal descontrol en el PP y tanta falta de liderazgo que les va a costar trabajo salir del entuerto en que se han metido.
Rajoy ha ido creando monstruos durante cuatro años insoportables que ahora no le van a permitir desarrollar sus propuestas porque se ha encadenado a ellos.
No recuerdo ni cuando las primarias del PSOE ni durante los meses previos al Congreso que condujo al triunfo de Zapatero un clima tan crispado y tan endurecido (con insultos y descalificaciones a la orden del día) como el que están protagonizando ahora los PePeros.La diferencia estriba, creo, en que en un caso el debate se centró fundamentalmente en los proyectos políticos (PSOE) y en otro se ciñe a las ambiciones personales y a la defensa de intereses inconfensables(PP).Como para abochornarse.KAMERADEN

PeSaR dijo...

No es que nos podían haber gobernado Kamaraden, nos han gobernado. ¿O nos recuerdas a ese Aznar siempre enfadado y crispado (como Rouco) de la segunda legislatura, que por hacerse una foto con sus amigos no metió en una guerra?

Para mí lo que actualmente se dirime en el PP es hacer de éste un partido de centro o seguir siendo un partido de derecha pura y dura. La derrota electoral ha propiciado que salgan a la luz las distintas "sensibilidades" que hay en ese partido. Rajoy, convertido, más o menos sinceramente, al centrismo, trata de centrar su partido; Aznar y sus secuaces tratan de llevarlo a posiciones aún más diestras que las que estaba. En juego un futuro de pactos y entendimientos o más crispación.

Porque creo que para España es mejor un PP de centro, liderado por quien sea, más un partido de extrema derecha liderado por Aznar-Rouco-Losantos, que un PP de extrema derecha, yo estoy con Rajoy. Por eso le deseo mucho éxito en el congreso de junio.

Saludos.

Anónimo dijo...

Más allá de lo ridículo de estas riñas, de lo vacío, que sólo tratan cuestiones de poder -recordemos la división socialista de los años 30, sí, al principio fundamentada en discrepancias ideológicas, pero ¿en qué se enfrentaban Negrín y Prieto?-, llama la atención lo sencillito de decir que menos mal que no nos gobiernan, estos traganiños, etc. ¿Perfil más moderado y educado el de Pepiño Blanco, el de Bermejo, el de Guerra en su tiempo?
La guerra ideológica es en el PP un cuento chino. Centristas-liberales-cristianos-blablablá. Aznar fue amigo de Arzalluz. El poder es lo que tiene, que te suaviza. Sí estoy de acuerdo en que no es bueno que Losantos dirija al partido de centro-derecha. En fin, veremos en qué termina el psicodrama.

Los viajes que no hice dijo...

Yo no sé en qué acabará y no me ha dado tiempo a leerme todos los comentarios, pero, siendo simplista del todo, a mí me gustaría que la derecha se pareciera a la derecha y que alguien me explicara qué es eso del centro "reformista".

También me gustaría que la izquierda se pareciera a la izquierda.

(Y hacer un viaje y tener trabajo, ya puestos).

Anónimo dijo...

Pero ¿de verdad que os interesa lo que pasa en la casa de esos impresentables?.

Anónimo dijo...

No, hombre, no, pero y lo que desgasta todo esto y estos comentarios, y el mal que les hace, y mira las encuestas, ¿o es que no te enteras que todo el tiempo es campaña electorera?, que aquí se trata de mandar y estar haciendo campaña, trincanco y haciendo campaña, contra la oposición y contra el gobierno, depende de donde estemos, chico, ¡¡qué no te enteras!!, se trata de estar en el machito y en el bipar con mando y ¡a vivir que son cuatro días locos, y la mitad son noches cerrás!

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Pío Cabanillas (padre) fue el que dijo otra más memorable. En un corrillo intrigante del congreso de UCD en Palma (1981)alguien le hablaba "de los nuestros y de los otros". Fue entonces cuando dijo: "Oye, es que yo ya no sé si soy de los nuestros".

Si alguien ha vivido una crisis interna (la izquierda de los 80/90 era tremenda para esto) entenderá bien la frase

Anónimo dijo...

Querido José María, que unos militantes se concentren a las puertas de la sede de su partido, en mi humilde opinión, me parece algo no excesivamente extraordinario, si me apuras, diría que podría ser una práctica inmersa dentro del decoro democrático y bueno para la salud interna de los partidos(para que no fueran tan prepotentes y siempre creídos en posesión de verdades absolutas). Posiblemente, haya otros métodos y otros cauces de alzar las propuestas y las protestas dentro de los mismos.

Tu calificas esta pequeña concentración de “algarada”, a mi me gustaría que calificaras las concentraciones que tiempo atrás se produjeron en las mismas sedes, por militantes y simpatizantes de otros partidos, al grito de “asesinos” y estampando piedras (menos mal) contra las fachadas, impidiendo, cuanto menos, el derecho de libre circulación de los que estaban dentro o querían entrar. Aquello,¿ sobrepasaba toda medida? ó, estaba dentro de la medida?.
Si a estos los pones a caer de un burro identificándolos con Franco, el sector ultraderechista, etc, etc, a aquellos otros, ¿cómo los llamarías?.

Hablas del sector ultraderechista del PP, de su innegable y notoria existencia, dices, y hablas de Franco y de la deriva radical de la última legislatura. Estos pensamientos o sueños o paranoias legítimos tuyos, bueno no tuyos, tu transcribes los pensamientos de otros (que triste), no tienen base argumental alguna, no se ajustan a la realidad, y por supuesto, se alejan de la verdad.

Yo te consideraba, por tu perfil, bastante más inteligente, y por tu edad, que es parecida a la mía, con las ideas un poquito mas renovadas y modernas, pero no, veo que sigues con las cantinelas de la post-guerra, anclado en el siglo pasado y esgrimiendo palabrería propia de desmemoriado por voluntad, sectario por rencoroso y por lo que se desprende de tu opinión panfletaria, muy poco tolerante con las ideas de otros.

Lo realmente paradójico de la vida política es que la PSOE y todo el lobby mediático que tiene a su alrededor se quejen de la “radicalidad” del PP y tache a estos de ultraderechistas y franquistas, cuando aquellos están anclados en la mentira constante, en el engaño constante, en el “como sea” y en el “todo vale”, practicando políticas de exclusión, de crispación, de derribo del contrario y de desprecio y ningüneo de todo aquel que no piensa como ellos. Te recuerdo Tinel, cordones sanitarios, etc, etc. Estas si que son prácticas nazis, y por tanto impropias de partidos demócratas.

Ahora, para finalizar, por 25 pelas de las de antes, dime medios afines a los mentirosos del PSOE, y sus doctrinarios mas avezados.

¡Salud camarada!

josemarialama dijo...

Desde luego me debes querer mucho pero quizás sólo "querer insultarme". Me has llamado "anclado en el siglo pasado", "desmemoriado", "sectario", "reconoroso", panfletario", "muy poco tolerante"... Evidentemente me conoces poco. A mi me gustaría conocerte algo, al menos para quererte igual que tú dices quererme.

josemarialama

Anónimo dijo...

Creo que además de todo lo anterior, eres mal anfitrión. No me contestas a mi comentario. ¿Cómo vas a conocerme si no me das la oportunidad de debatir?. Contesta hombre a las preguntas "claras" que te hice en el anterior, que te pareces a esos políticos de cámara que no dicen la verdad nipor prescripción.
Gracias.