sábado, 19 de abril de 2008

Símbolos


El lunes inicié un breve periplo que me ha llevado a Badajoz, Bilbao, Madrid y Cáceres en apenas tres días. Fue 14 de abril y quizás por ello los hados -siempre monárquicos- se conjuraron para amargarme el día, que comencé perdiendo un autobús y con el móvil estropeado, y acabé con el ordenador bloqueado y extraviando el chambergo. Menos mal que al día siguiente, con los aviones, el asunto no fue a más.


El fin de semana había sido intenso. A la conferencia de Fontana del viernes le siguió el sábado un seminario con veinte historiadores extremeños moderado por el maestro catalán. Llegué a trompicones porque ese día también se celebraba en Zafra a la misma hora el Foro por la actualización social y cultural de los mayores que había sido suspendido por orden judicial durante la campaña electoral. Lo abrió Fernández Vara y yo leí la ponencia inaugural en la que hablé de Prometeo y de la necesidad de que los mayores recuperen el fuego robado por esos nuevos dioses de la modernidad que son los jóvenes.


El día 14 vino además con otros símbolos vinculados al nuevo gobierno. El primero, que la cuota de la región en el nuevo gabinete la “ocupe” un extremeño emigrante que ya pasa por catalán. Desde aquí se ha justificado la ausencia de Extremadura aludiendo a la inconveniencia de las cuotas. En fin, eso que se dice cuando no se tienen.


También el 14 seguí leyendo en los periódicos las vergonzosas reacciones de los “opinadores oficiales” de la derecha ante el nombramiento de las ministras. Se han cubierto de gloria machista y sexista Antonio Burgos, Juan Manuel de Prada, Luis María Anson, Pedro J. Ramírez, Federico Jiménez Losantos... ¡Qué vergüenza! Y después alguno seguirá interrogándose por qué lo que defienden estos señores sigue sin alcanzar el beneplácito mayoritario de la gente. Creo que el PP no se comerá una rosca hasta que logre desembarazarse de esta jauría de plumillas. Otro símbolo.


[La imagen está tomada del blog Regreso al futuro de Pablo Moreno Galbis]

5 comentarios:

UnaExcusa dijo...

¿Sabes lo peor? Lo peor es cuando te dicen que tu discurso es victimista y que las cosas han cambiado mucho...

Eva (la otra) dijo...

Hay dos cosas que no entiendo:
1.- ¿cómo se ha estropeado tu móvil si es ese aparato maravilloso denominado ifone?
2.- ¿Por qué les ofende que la ministra tenga barriga cuando la historia está llena de ministros barrigudos?

josemarialama dijo...

1. El iphone sigue siendo maravilloso. Era yo el incapaz de hacerlo funcionar. Lo solucionó mi amigo Nacho en tres segundos.

2. Les ofende porque momentánemente se ven reflejados. Se equivocan: no les llegan ni a la suela de la ministra. Es uno de los hechos más deplorables de los últimos años. Rajoy se ha dado cuenta y se ha separado al momento. Hasta Espe ha elogiado a Zapatero.


josemarialama

el observador mu distantede entrambas canales de los meatos dijo...

psoe, pp... ¿qué mas da?... plumillas de aquí... plumillas de allá... todos plumíferos, que los que salen perdiendo son los de abajo siempre con esos bailes folklóricos que me hacen los estadistas, las estateras, y todos los políticos y sus cantores y cantamañanas que en el mundo son... ¡qué vaya patulea! ¡Qué se dediquen a trabajar y servir y se dejen de salir por la tele, la propaganda y todo eso inepto y que no da na más que habladurías y tontunas... más trigo y menos prédica, tanto de los favor como los en contra de estas dos hemiplejías del pensamiento/posicionamiento/pose/trama único o manejo/cotejo único en este triste país zaparrajero de todos los demonios...
he dicho

Anónimo dijo...

Cada vez entiendo menos la paciencia que tienes para leer las chorradas que algunos iluminados escriben de vez en cuando en este blog y el tiempo que desperdicias en ello. ¡Señor, qué cruz te ha tocado llevar a cuestas!. KAMERADEN