lunes, 3 de diciembre de 2007

Castelao



Castelao ―escritor, artista y "padre de la patria" gallega― fue deportado a Badajoz en noviembre de 1934 por órdenes de Lerroux y allí estuvo hasta septiembre de 1935. Durante su estancia escribió una serie de artículos titulada “Verbas de chumbo” (“Palabras de plomo”).

No fue grato su paso por Badajoz ni dejó buena impresión Extremadura en su ánimo:

Estou na Siberia hespañola e n'unha vella cibdade amurallada que parece de cartón. Todo eiquí é pura escenografia e puro finximento. Queren ser andaluces e nótaselle que non-o son. Queren cantar flamengo e parecen de Lalín. Moito porco, algúns ricos, moitedume de famentos... Eu estou eiquí; pero non estou.
(Carta de Castelao a Xoaquin Lorenzo, 14-XII-1934)

Hoy en Santiago de Compostela, en la iglesia de Santo Domingo de Bonaval, en el Panteón de Gallegos Ilustres, he visitado su tumba. Había una corona reciente.

2 comentarios:

Juan José dijo...

El Castelao no se enteró de nada eel tiempo que pasó en nuestra tierra, ni debió de aprovechar el tiempo en tomar unos vinos.Cómo tú bién dices en tus libros, los extremeños en esos años estaban a la vanguardia de la lucha obrera,A la vez de escribir tenía que haber aprendido de nuestros paisanos que al fin y al cabo aguantaron hasta el 39.Jose Maria, ahí queda eso.

Oye, esto del bloc está muy bién

Anónimo dijo...

¿Aguantaron hasta el 39 o pasaron olímpicamente de ellos hasta que llegó el momento de zurrarles la badana cuando se estimó oportuno?