domingo, 9 de diciembre de 2007

Burckhardt


... las actividades científicas son algo específicamente distinto que las artísticas, en cuanto que lo que un pueblo no alcanza en las ciencias seguro será logrado por otro pueblo o siglo, mientras que el arte y la poesía sólo dan una vez lo que ya nunca volverá a ser logrado.

Jacob Burckhardt, Historia de la cultura griega

10 comentarios:

Anónimo dijo...

...hacer churros es específicamente distante de hacer gabardinas, lo que un pueblo no alcanza en churros será logrado por otro algún día, mientras que el arte de hacer gabardinas sólo se da una vez y no será logrado otra, como el arte de la meada, una meada no es como otra, y hablo de mear en la calle y jugándoselo...

José Manuel Díez dijo...

Ciencia: conocimiento al servicio de la vida.

Arte: vida al servicio del conocimiento.

(No sé... digo yo...)

Saludos, paisano.

JM

Anónimo dijo...

La frase de Jacob Burckhardt es una falacia como un piano de cola. La ciencia no es una sucesión de inventos en la que, si algo no lo invento yo, inventará otro. Eso es falso. La ciencia es una sucesión de individualidades, de obras geniales en las que se expresan el trabajo y esfuerzo humano por mejorar el mundo. Muchas cosas no existirían, o serían hoy muy distintas, si una individualidad genial no hubiera abierto ese camino. No son caminos ya diseñados, son todo caminos por abrir.

Debería ser obligatorio el estudio de la historia de la Ciencia, para que algunos de letras no demuestren sin pudor su ignorancia en estos temas. Deberían estudiarse mucho mas los aportes anónimos de innumerables científicos que hacen hoy posible que algunos señores, muchos de ellos dedicados mediocremente a las letras, puedan encender la luz, ducharse y hacer la comida, hablar por el móvil... y leer esta página web. Gracias a estos científicos, muchos tenemos hoy tiempo para cultivar el alma, dedicarnos a leer y no trabajar en el campo 12 horas como bestias.

Las letras son un estudio de almas y sentimientos, expresiones de la vida que todo el mundo debe cultivar. Si ya nos ponemos a exagerar, diremos que, a no ser que sean probados genios, la gente debería dedicarse a las letras sólo en sus ratos libres. La productividad nula es el estado ideal de una sociedad perfecta con todas sus necesidades cubiertas, pero por desgracia aún no hemos llegado hasta ahí. Ni llegaremos si seguimos consumiendo tanto e innecesariamente.

Hay gente que por ser mediocre en ciencias desprecia las letras y, perdonen ustedes, es mas fácil comentar escritores que inventar un teorema matemático del que se deriven cientos de aplicaciones prácticas.

Además, las letras, al igual que las ciencias, se basan todas en las aportaciones precedentes. Y el camino en ambas está por definir. Saludos de una anónima habitual.

Anónimo dijo...

Soy la misma anónima y pido disculpas a "los de letras" si en algo ha sido agresivo mi comentario, pero es que este tema un poco me enerva. Veo calles dedicadas a mediocres pintores, escultores y escritores locales, incluso a sacerdotes a veces de dudoso proceder. No encuentro calles dedicadas a inventores, científicos, o técnicos, o muy pocas.
Ayer en el telediario salía un señor afectado de leucemia, no es médico, y al parecer ha inventado durante su enfermedad, con unos trasmisores y unas sartenes de su señora (increíble) un método, aún experimental, para quemar células cancerosas mucho menos agresivo que la quimioterapia. Ese señor ya merece una calle, creo yo. Nadie habría inventado eso probablemente si no hubiera sido él. Por eso nunca contactaremos con vida inteligente de otros mundos (además de que ellos si son inteligentes no tendrían interés en nosotros, seguro), si es que la hay, porque su tecnología no tendrá nada que ver con la nuestra, que es fruto de nuestros azares múltiples. No podríamos reconocernos. No es seguro que lo que un pueblo alcance en ciencias lo alcance otro.

Desde aquí quiero agradecer al desconocido señor que inventó la vitrocerámica, que he limpiado en un momento después de hacer la comida, sin necesidad ya de esperar bombonas, el lavavajillas, que me permite estar aquí y ahora en lugar de fregando platos, y al que inventó la lavadora y la secadora, que me darán la tarde libre para leer en lugar de lavar la ropa a mano. Al que inventó el ibuprofeno, y el paracetamol, que me quita los dolores de cabeza que me produce el escuchar en el trabajo a algunos imbéciles que todos sufrimos. Gracias a todas esas personas científicas o técnicas para mí anónimas. No son para mí ni mas ni menos que Picasso o Cervantes en mi vida diaria, miren ustedes.

Ójala todos pudiésemos ser "Leonardos" y dedicarnos a ciencias y artes con el mismo éxito y entusiasmo. Considero que si no, una persona no puede considerarse como completamente formada.

Anónimo dijo...

¿letras, ciencias? ¿a mí, doctor en matemática y física, experto en griego antiguo y lector de hebreo bíblico, se me puede venir con ese simplista maniqueismo?
por nada del mundo, aunque fuera un colegial baboso
... y, claro que necesita una reforma de raíz radical la enseñanza en este país, don zapatero y seguidistas, claro, y muuuuy a foooooooondo, como vemos por el botón de muestra, muuuy a la raíz cuadrada

Anónimo dijo...

Usted mismo se lo dice todo, señor botón de muestra anónimo. Y experto en griego antiguo (y profundo) (perdón)... eso estoy bien segura de que lo es, jaja (en el sentido laboral me refiero). Saludos de la anónima defensora de los pobres inventores y científicos nunca reconocidos.

eva dijo...

Estimado Jos� Mar�a:

Me parece que Burckhardt se deja llevar demasiado por el juicio "a posteriori", es decir, a toro pasado, ignorando deliberadamente que de otras culturas mucho m�s refinadas art�sticamente que la griega, como la persa, apenas ha quedado nada reconocible -porque los griegos lo destruyeron casi todo- y que precisamente de la cultura griega ha quedado algo m�s en buen estado porque un pueblo supuestamente m�s b�rbaro y atrasado que ellos-como el turco- fue mucho menos destructor con sus objetos de arte y edificios que muchos siglos atr�s Alejandro y sus hordas de mercenarios, azote de Oriente y h�roe de Occidente. �A qu� griegos se refiere Burckhardt? �A los de Plat�n y su rep�blica ut�pica donde las mujeres hubieran hecho el servicio militar mientras que en la realidad permanec�an encerradas en sus casas y sus maridos se divert�an con sus esclavos adolescentes? �A los espartanos, soldados en el sentido puro del t�rmino? �A los de Alejandro y sus guerras de expansi�n por mucho que su fin y su idea del mundo -como Napole�n- fueran m�s respetables que sus medios? �O a los de la Il�ada, donde la barbarie m�s absoluta conviv�a con la m�s extrema brutalizaci�n de la mujer?

No he le�do el libro de Burckhardt sobre los griegos pero s� su obra tan reconocida sobre la cultura del Renacimiento en Italia. Dedica poco m�s de cinco p�ginas (de la edici�n de bolsillo espa�ola de m�s de 400) al tema de "ciencias naturales", como si eso fuera secundario o anecd�tico para el hombre italiano renacentista, o como si �ste separara la ciencia del arte, o de la tecnolog�a, como Leonardo, hombre "completo", o los venecianos, que no montaron su propia cruzada en Oriente con el fin de abrir -y monopolizar- nuevas rutas comerciales gracias a su "arte", sino sobretodo a su tecnolog�a, sobretodo la de navegaci�n y militar.

Con respecto a Espa�a, es un verdadero lujo poder disfrutar de las obras de Vel�zquez pintadas hace siglos, y milagrosamente conservadas y custodiadas hoy en un museo, pero es en tanto en cuanto m�s milagroso cuando sabemos que Vel�zquez en su tiempo ten�a que dedicarse a otras actividades menos "est�ticas" para sobrevivir, como recadero -o palanganero- de la Corte de los z�nganos Austrias, lo mismo que Rubens en el norte de Europa, quien al menos visti� el mu�eco como diplom�tico.

Qu� pena que el trabajo en el asunto tecnol�gico se haya valorado tan poco en Espa�a, pero no hay que olvidar que un arte como el de Vel�zquez ha llegado intacto a nosotros por azar y suerte, ya que en su tiempo nadie siquiera lo valoraba por ser, lo mismo que la ciencia y la tecnolog�a, producto del trabajo.

Saludos cordiales

Anónimo dijo...

“La anónima defensora de los pobres inventores y científicos nunca reconocidos” manda una felicitación a la desconocida Eva por un post tan brillante y equilibrado. Pocas cosas se leen tan completas, en este país de colores blancos o negros. Y también enhorabuena por retratar tan certeramente esa cara de aquella Grecia que a muchos interesa tan poco divulgar.

Respecto a la reforma de la enseñanza que también certeramente propone el señor “botón de muestra” no es necesaria desde hace poco, sino desde mucho antes de que él fuera escolarizado. Esa segregación de los chicos en “letras” y “ciencias” (no me entero de las “mates”, me meto en letras que es mas fácil) genera individuos que sólo desarrollan una parte del cerebro.

No me quiero extender, pero el “no me entran las mates”, el principal problema para huir de las ciencias y la tecnología, puede deberse a una falta de capacidad del alumno, del sistema o del profesor. En Magisterio, las matemáticas que se ven para formar a un profesor son de risa. Por el contrario, en mi opinión, la carrera actual de Matemáticas (y no soy matemática), es de nivel excesivo (y poco aplicada) para aquello a lo que se dedican la mayor parte de los licenciados, que es la enseñanza en institutos o universidades. Esto crea teóricos científicos frustrados metidos a profesores, como algunos que yo sufrí en el instituto, con problemas graves de alcoholismo, en tiempos en que aún no había los actuales problemas de disciplina y falta de concentración del alumno. Ahora no quiero ni imaginar la situación.

Magisterio necesita algo más de rigor como carrera (veamos ahora que se convierte en licenciatura qué tal), y Matemáticas necesita menos rigor, mas aplicaciones y una especialidad de didáctica de las matemáticas. Con los planes nuevos creo que aparece un máster obligatorio para la enseñanza que puede ayudar en algo. O quedarse en nada, porque un año me parece una especialización de adorno en cualquier carrera. Ya se verá. De todas formas, con la escasa capacidad actual de un chico o chica para permanecer sentado en una silla, centrado en algo que no sea una sucesión continua de imágenes todo es utópico, en ciencias o letras.

Una vez segregados los chicos en letras y ciencias (o ahora en alguna otra extraña mezcla), en este país, a los de carreras de ciencias o tecnológicas parece entrarles un extraño complejo de incultos. Como si la ciencia no fuera cultura. Asimismo, los de letras, encerrados en pequeños círculos endogámicos, se encumbran unos a otros, exhibiendo sin ningún tipo de pudor su incultura científica, algo que debería avergonzarles profundamente. En lugar de ello, muchos desprecian este campo, supongo que porque en su día allí se mostraron incapaces. O por una pose, que se yo, no lo entiendo.

Como botón de muestra, veamos al señor “botón de muestra”, “doctor en matemática” (mínimo es saber que debería escribir “doctor en matemáticaS”, pero pasemos esto por alto). Comprendemos su exabrupto, movido por complejos, como casi todos los exabruptos. Este señor, deducimos que con formación en letras pues habla con soltura de “simplista maniqueísmo”, no tiene pudor en proponer una reforma educativa radical, textualmente expone “muuuy a la raíz cuadrada”.

Veamos, señor “botón”, la raíz cuadrada se estudiaba en nuestros tiempos creo en 3º de EGB. No es un concepto que vuelva a estudiar un individuo en matemáticas mas allá de los 10 años, edad científica en la que usted quedó anclado. No le hablo de integrales simples o derivadas, que se estudiaban entonces antes de COU, ni de integrales dobles o triples que se estudian en el primer curso de casi cualquier carrera universitaria. Hablamos de un exponente, concepto que usted debería haber adquirido a los 9 años. Pero no es que usted como muchos, no adquiriera la mas mínima formación científica o técnica, es que además presume de ello sin pudor, sin percatarse de que está vacía una gran y necesaria parte de su formación como persona. Eso es lo mas triste.

Si usted trataba de amplificar el concepto de “reforma educativa necesaria”, supongo entiende que si le hace la raíz cuadrada hace lo contrario y disminuye su valor, pues lo eleva a 1/2. Por tanto, debe elevar el concepto “reforma educativa necesaria” a un exponente mayor que uno. Le recomiendo encarecidamente que para amplificar el valor de la “reforma educativa necesaria”, utilice una función exponencial, le resultará lo mas provechoso numéricamente hablando.

En fin, intentemos todos formarnos un poco más equilibradamente, eso de dividir el mundo en dos bandos nunca llevó a buen puerto. Gracias a José Mª por permitir a las anónimas ingenuas como yo intentar arreglar el mundo desde este blog.

Anónimo dijo...

Disculpen mi incursión en el blog, del que no era habitual. Únicamente me gustaría que la persona que firma como "eva" pregunte a los griegos qué piensan de la estancia allí de los turcos. Digo esto porque acabaron no ya con su cultura (exceptuando algunos monumentos que todos conocemos), sino que también acabaron con su gastronomía, danza y folclore, bibliotecas, etc por no hablar de las masacres que llevaron a cabo.

Gracias por la licencia aquí. Saludos.

Anónimo dijo...

Respecto al comentario anterior, aplicaremos la manida frase: “Cuando el dedo señala a la luna, el tonto mira el dedo”. Algunos a veces incluso empiezan a dedicarse a criticar si la uña estaba lo suficientemente bien recortada. Firma: la anónima defensora de los científicos.