domingo, 2 de septiembre de 2007

La capa de Cañizares


No me resisto a hablar del cardenal primado de Toledo. He tenido el mismo acceso de luteranismo que cuando fui al Vaticano. El reverendísimo cardenal Cañizares luce capa, y larga. ¿Cabe más ostentación?
Es una exageración. No cabe duda. Pero puestos a exagerar, podría hacerlo de humillación ante los pies de los desarrapados, de pobreza, de humildad. Hay una evidente coincidencia entre estos amigos de fastos y esos que se inquietan ante cualquier ataque ―de otros― a la moral.

Menos moral y más ética.

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya tela!!!

Puntos de vista y ... nada más dijo...

¡y qué roja!

El Aviador Capotado dijo...

Les interesa más lo extra que lo intra. Aman el poder, la gloria y el control. Y para colmo les financiamos.

Saludos

Totustuusmenosnuus dijo...

¡Qué magnífico disfraz para el carnaval! Tan abrigadito. Igual lo presta... O lo alquila.

Jorge Acevedo dijo...

Ahora entiendo lo de "el peso de la púrpura", y de paso lo de la hipoteca naranaja.

Jordi Pedrosa dijo...

Como diría uno de aquí: ¡Aivalaostia, Patxi! Legítima indumentaria del mismísimo cardenal Segura aunque esperemos que la penitencia por dentro sea distinta.

Fco. Javier M. Romagueras dijo...

Y después uno lee en el periódico que debido a la asignatura de Educación para la Ciudadanía, que no debería ser tal sino contenido transversal, algunos padres dicen que todo el que pueda quitará a sus hijos de la enseñanza pública para llevarlos a la privada, religiosa por supuesto. Y es que, a las fotos me remito, la Iglesia Católica en España está oprimida y no puede manifestarse con libertad. ¡Pues sí!

Anónimo dijo...

y........¿dónde está el novio?

antonio dijo...

Adivinanza:
Podrida está la castaña
y la capa que la tapa.

Respuesta:
Es el Primado de España.

Recuets:
¿Es primado o es primate
quien viste tal disparate?

eva dijo...

Estimado José María:

¡Eso sí que es una capa torera y lo demás son tonterías!

¿Quién habla de accesos de luteranismo? ¿Ya se olvidaron los accesos de albigenses, dulcinistas, y otros disidentes anteriores que tuvieron peor suerte y acabaron en la hoguera por criticar esa ostentación?

Menos mal que hoy se puede hablar con libertad. La iglesia católica apuesta claramente por una estética fastuosa y unos despliegues visuales más propios de la Contrareforma que de los tiempos actuales. Y el público los contempla pasivamente como un fenómeno mediático más.

Me temo que habrá espéctaculo para rato. Aunque esos fastos no son nada comparable a los de los siglos XVI-XVII ni mucho menos a los de los papas de Aviñón. Si la intención de Cañizares era la de dar un recital de "glamour", por el momento se ha quedado corto, aún yendo de largo.

Saludos cordiales

Anónimo dijo...

A la pregunta de si cabe más ostentación, he de responder que si, yo recuerdo haber visto y hará un par de años. no más, un jerifalte de esos ir a dar misa, en el recinto del manicomio de Sant Boi, donde hay una iglesia, me parece de Gaudí, con un traje parecido, montando un caballo blanco, igualmente ornamentado y cogido de las riendas por un niño de unos ocho años, vestido de paje, y la gente se arrodillaba a su paso.
Hay que entender que lo exotérico funciona, y que un fakir puede hacer ver a la gente que le rodea, que está subiendo por una cuerda suspendida en el aire.

Manuel Peláez dijo...

Me viene a la memoria el chiste de la capa del cura. Así que ahí va mi euro para la capa, pero lo capo yo.

Anónimo dijo...

La capa del capo

agustinromerobarroso@gmail.com dijo...

Bien está el requerimiento al señor cardenal, bien. Y tienen su punto de gracia las fotos. Pero en otro orden de cosas los asuntos son asina:
No ya las capas sino todo tipo de capisayo, vestido, ostentación, ringorrango, publicidad, boato, comida, putas, mamporreros, banda, música, medallas, papelorios, propaganda, ujieres, calzoncillos y braguitas de amianto, regalos a tocateja, acompañantes femeninas y de las otras, monaguillos laicos y legos, tanto como ateos, sacristanes del gasto, desbarre... Ocurre en cualquiera institución de poder, y sobre todo en los meneos electoreros, que no ya capa, sino toldo rojo me ostentan, cuando no azul, porque el toldo y la bandera es la capa que ocupa al pueblo, aunque prefiero llamarlo chusma, cuando lo hace en eso electorero y de banderías separadoras, que todas son lo mismo y malas en eso del lujo hortera y la ostentación cubriente de signos y colores.
Total, unos metros de tela roja, que simbolizan la sangre del martirio -más tela, ¡tela de martirio!-, no ya tanto de Cristo como de los cristianos -recuerdo-, es poco dinero, nada, y el sacrificio de vestirla, sumado a su símbolo, repito, aparte de que el señor cardenal puede disfrutar de su libertad de vestir modelos cualesquiera, como en Carnestolendas usamos los de abajo…
No veo, desde esa perpectiva de la simbología, el uso del podre –cualquier poder-, y lo carnavalesco, ni fasto ni gasto, ni exageración.
Sí veo el uso pertinaz del poder perpetuarse en su orquestación simbólica, de todo poder. Y si no me creeen, pues vean los fastos y gastos del día de la Caradura, o de la Extremadura del Poder como quiere llamarse, que Extremadura, la real, es algo más y distante, amén de distinto.
Y este texto tiene vericuetos más resolutivos, profundos y ricos de los que aparentemente pueda ver el lector poco ducho a paladear profundidades. Que verá retórica huera ya que será incapaz de rompar la nuez, por sus carencias.
He dicho un hecho.

Anónimo dijo...

Enhorabuena y un abrazo

Anónimo dijo...

Ese tío es marica.

Manuel Lama dijo...

http://manuellamapaniagua.blogspot.com/2007/09/decimotercer-festival-de-arte-ertico.html

Aquí te mando, Jose Mari, un saludo y este enlace a una foto. Concretamente, es la foto de un festival de arte erótico-el decimotercero, por lo visto- que se va a organizar en una ciudad valenciana de cuyo nombre no me acuerdo.

Un saludo.

La imagen es de libre origen. Puede ser utilizada en cualquier medio sin ánimo de ofender.

devillalbaunlao dijo...

"Si los curas y frailes supieran..."


Si Cañizares supiera
qué cosa es ciudadanía,
desta guisa no saliera
nunca de la sacristía.
¡Qué ostentación, qué boato,
qué pompa y qué pavoneo!
Lo veo y no me lo creo.
¡Para sostener la púrpura
necesita un 'cirineo'!
¿Así va a decir la misa?
Vamos, es que yo me meo
de risa.

Anónimo dijo...

Este no quiere estudiar Educación Cívica.