martes, 4 de septiembre de 2007

Asueto




Como es fiesta en Mérida, libro. Paseito mañanero por Zafra con mi hijo. Compro el periódico. Nos comemos una pulga de jamón en la plaza de España. Voy al banco (los potentados somos así). Visito a Cayetano, comerciante de curtidos en la calle Sevilla, y ―como siempre― aprendo algo: que Pedro I, rey de Navarra, firmaba en árabe. ¡Para que después algunos hablen de la pureza de la raza! Después, hacia la Imprenta Rayego, donde me dan dos ejemplares de las muchas revistas de ferias que por estas fechas se publican en Extremadura: una la de Monasterio, mi otro pueblo, y la otra de Reina, quizás la mejor de las que se editan en la provincia. (Por cierto, a ver cuándo se realiza el escaneado completo y sistemático de todas las revistas de fiestas. Son joyas etnográficas). De paso me fijo en la fachada de la casa palacio del marqués de Encinares. Alguien ha hecho una pintada reciente recordando el 7 de agosto, fecha de la toma de Zafra por el comandante Castejón en Zafra y el día que empezó la matanza. Ya en casa, me solazo con Arguiñano y visito algún blog. Turbias bajan las aguas en el sector audiovisual extremeño. Me he asomado ―lo visito con frecuencia― al blog de Pepe Camello La verdad del pajarito y me han pasado rozando los cuchillos. Por la tarde, después de breve siesta, trabajo un poco, para que no se diga. Y, ahora, en la terraza de casa, aquí estoy viendo el baloncesto con Eva y Juan. En días de asueto como el de hoy me siento un burguesito.

3 comentarios:

Gloria Pons dijo...

Querido José Mª:

He tenido la ocasión de leer tu último artículo en el que haces refencia a la fecha del 7 de Agosto como recuerdo de la toma de Zafra. Desconozco si quien ha realizado la pintada sabe el significado de la fecha, lo que sí tengo por seguro es que desconoce las normas mínimas de convivencia. El respeto a los demás incluye el abstenerse de realizar escritos, firmas y garabatos varios en nuestras fachadas, y menos aún en las zonas más queridas para los zafrenses que sin duda crean mala imagen de ciudad y por consiguiente de sus gobernantes. Espero y deseo que estas pintadas desaparezcan lo antes posible por el bien de todos, al margen del significado que tengan para cada cual la fecha. Un cordial saludo. Gloria Pons.

josemarialama@gmail.com dijo...

Querida Gloria,

completamente de acuerdo contigo. Cualquier pintada es una falta de civismo. Me desespero al ver numerosas fachadas sucias con tanto grafiti. En Zafra, desde mi casa al apeadero del tren (por citarte una de las rutas que hago diariamente) he llegado a contar varias decenas. Y son poco más de 700 metros. La única solución es educativa: que entendamos la ciudad como cosa de todos y de todas. En fin. Por desgracia, lo veo difícil.

Al autor o autora de esta otra pintada no lo excuso. Lo único que no hay que lamentar, por lo menos, es que la haya hecho con la fachada lucida o en la piedra.

Por otro lado, estoy completamente seguro que, sea quien sea, sabe (como todos los zafrenses adultos) lo que significa esa fecha.

Un cordial saludo


josemarialama

Jordi Pedrosa dijo...

Hola José María,
¿Entre las revistas de fiestas no has conseguido la de Llerena? Te lo pregunto porque hay un artículo que sé que te interesaría. Si no es así dímelo y lo solucionamos en un periquete.
Saludos
Jordi