sábado, 15 de septiembre de 2007

30 cuadernillos



Una vez al año, todos los años, recibo dos paquetes con el membrete de la Asociación de Escritores Extremeños. Sé lo que son antes de abrirlos y lo hago con deleite: los cuadernillos editados por cada una de las aulas literarias de la Asociación con la muestra de la obra de los escritores invitados durante el año anterior.

Luis Muñoz, Nuno Júdice, Pilar González España, Luciano Feria, Laura Freixas, Adolfo García Ortega, Félix Grande, Emilio González Ferrín, Ángel Campos Pámpano, Fernando Beltrán, Isaac Rosa, Belén Gopegui, Inés Pedrosa, Felipe Benítez Reyes, Olvido García Valdés, Basilio Sánchez, Antonio Pereira, José María Guelbenzu, Luisa Castro, Benjamín Prado, Antonio Soler, José Luis Peixoto, Jesús Sánchez Adalid, Ignacio Martínez de Pisón, Julia Barella, Lorenzo Oliván y José Corredor-Matheos integran la hornada última.

Poetas, novelistas, ensayistas, que han pasado por el Aula José María Valverde (Cáceres), el Aula Enrique Díaz Canedo (Badajoz), el Aula Literaria Jesús Delgado Valhondo (Mérida), el Aula Literaria Carolina Coronado (Almendralejo), el Aula Literaria Guadiana (Don Benito-Villanueva de la Serena) o por el Seminario Humanístico de Zafra. Actividades que impulsa la Asociación de Escritores Extremeños en la que es la más notable iniciativa literaria de la región y que algún día merecería uno de esos reconocimientos que las instituciones públicas y los medios de comunicación otorgan.

Mientras tanto nos tenemos que conformar con los reconocimientos a nuestros poetas y escritores. El más reciente, el Premio Extremadura a la Creación, ha sido el otorgado a Basilio Sánchez, uno de los que han pasado por las aulas este último curso. Enhorabuena, Basilio.

La mujer que camina delante de su sombra.
Aquella a quien precede la luz como las aves
a las celebraciones del solsticio.

La que nada ha guardado para sí
salvo su juventud
y la piedra engarzada de las lágrimas.

Aquella que ha extendido su pelo sobre el árbol
que florece en otoño, la que es dócil
a las insinuaciones de sus hojas.

La mujer cuyas manos son las manos de un niño.

La que es visible ahora en el silencio,
la que ofrece sus ojos
al animal oscuro que mira mansamente.

La que ha estado conmigo desde el principio,
la mujer que ha trazado
la forma de las cosas con el agua que oculta.

(Basilio Sánchez. De La mirada apacible)


16 comentarios:

UnaExcusa dijo...

Mira que es guapo este hombre...

(Lo siento: soy así de frívola y tenía ganas de decirlo).

agustinromerobarroso@gmail.com dijo...

Con todos mis respetos personales, discrepo de las ideas totalmente, cosa que no haría falta decir, porque el respeto de ideas no ha de exigirse, residuo religioso de la fe a la postre. Y quien dice de las ideas dice a las instituciones, a las que tampoco ha de exigirse tal respeto. Todo ese respeto a las personas.
En lo tocante a ideas llamar a una asociación de algunos escritores en Extremadura “notable iniciativa literaria de la región” me parece más que discutible, como generalidad, no ya porque no lo sea, sino por esa generalidad equívoca. Iniciativa literaria sería escribir algo, crear alguna cosa…, con “de la región” se querrá decir en ella. Es por lo que nunca sentí arrimo a tales asociaciones, donde se trata de todo menos de los asuntos realmente literarios en puridad, de los problemas de quienes realmente estamos entregados a la labor creativa con denuedo, entrega y patria... Y todo se va en figuras, relumbrones, actos sociales y académicos hueros, promociones…
En cuanto a las instituciones ya dejo caer la precisión de que se trata de una asociación de escritores en Extremadura, auque se autoproclama como “la” Asociación de Escritores Extremeños. Ese artículo determinante dice todo. Es exclusiva, excluyente, única, total… No solo maneja esas aulas, con el permiso de la autoridad competente de orden político, sino que concede las becas a la creación literaria a sus allegados o favoritos, tiene voz y voto en otras concesiones administrativas y de poder… ¿Qué pasaría si otras asociaciones de escritores en la región pidieran las mismas prebendas del poder político? ¿No tendrían derechos a tenerlas…? ¿Habría reparto en relación a cuotas de asociados, de votos, de “afinidades” con ese poder…?
¿O es esa asociación un residuo seudosindicalista y vertical manifestación del régimen que nunca pasó, no sólo al olvido? ¿Qué pasa con los escritores que no queramos estar afiliados en dicha determinante, y determinada, asociación de escritores en esta tierra? ¿No tendremos becas a la creación si las pedimos, no podremos promocionar nuestras publicaciones en centros oficiales docentes, ni derechos de subvenciones y becas varias a lo largo y ancho, etc.? ¿Es que es de obligatoriedad estar afiliado en ella para ser escritor, porque ya sabemos cómo es el poder en esta tierra, que dice quién es cada uno y qué hace, sino no eres nada?...

En fin, no lo tome a mal, José María; pero me asaltan mil dudas y preguntas cuando veo el pajeo, el trajín y el asunto de estas cosas. Máxime cuando se habla mucho de literatura, y de escritores, que debe ser creación y sus asuntos propios, y todo es promoción, personalismos de según quiénes, pavos reales exhibidos en aulas, dicho con todo respeto y un poco de cachondeo - pero anotando el parecer-, ninguneos hirientes, marginaciones bravas y como nunca, bombo y platillo desde el poder político, sin independencia creativa y personal, por decir, como asociación libre y exclusiva de creadores, poca defensa del oficio de escritor, o ninguna…
Bien es cierto que participé, “in illo tempore”, en algún encuentro, congreso de la misma, y escribí en la revista oficial de dicha asociación, que dirigía el ínclito Bernardo Víctor Carande, creo recordar… Luego creí siempre que se había hecho extensión de la administración, y del partido único, y martillo de herejes con la misma para los escritores verdaderos que en ella no estamos en esta tierra, o somos invisibles, que pudiera ser lo uno y otro…
Y vuelvo al inicio, nada personal. Meramente decir “Extremadura”, o “escritores” o “asociación” es generalizar. Las palabras, no esas sino todas, son generales, se refieren a la generalidad, y el entendimento de las mismas ha de hacerse en el pretexto, texto y contexto en el que van inscritas y escritas. De lo contrario tenemos que aprender no ya a escribir, sino a leer…
Tendríamos que fundar una Asociación de Lectores Extremeños, no “la”, sino una…


Atento y salud

josemarialama@gmail.com dijo...

Agustín, el dicho de que uno es "dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras" se te podría aplicar a ti perfectamente. A veces hablas con gran desparpajo de cosas que ignoras. ¿Quién te ha dicho a ti que para recibir una beca de creación de la Junta haya que ser allegado o favorito de la Asociación de Escritores? ¿Por qué lo dices si no tienes certeza de ello?

¿Cómo se te ocurre calificar de "exclusiva, excluyente, única, total" a esta Asociación? ¿Te han impedido alguna vez asociarte a ella? ¿Alguien ha prohibido que hubiera otra?

Por otro lado, insisto en que la labor de las aulas literarias es una de las mejores iniciativas culturales de la región. Gracias a las aulas hemos podido escuchar en varias ciudades de Extremadura la palabra de poetas, novelistas y ensayistas de primera linea como Goytisolo, Pepe Hierro, José Angel Valente o Ana María Matute (por citar a cuatro clásicos). Negar esto es cuestionar lo obvio.

La Asociación de Escritores Extremeños (AEEX) y las Aulas Literarias que promueve es una de las principales iniciativas culturales de Extremadura y un motivo de orgullo para todos. Sentirse orgulloso de algunas cosas en esta vida y en esta región no nos hace cómplices del poder ni partidarios del capitalismo occidental.

josemarialama

garciguti dijo...

Nuestros cromos no coinciden al cien por cien. Yo también he recibido la remesa de cuadernillos que recogen las intervenciones de diversos escritores, tanto de nuestra región como de fuera de ella, y que anualmente nos envía la AEEx a los asociados. Intervenciones que han tenido lugar, a lo largo del curso pasado, en las diversas aulas literarias que funcionan en otras tantas poblaciones de la región, bajo los auspicios de la mencionada asociación.

Resulta que mi recuento no incluye un autor que sí se cita en el tuyo, y que es el del sacerdote y novelista Jesús Sánchez Adalid. En cambio, en tu recuento no se incluye un autor que sí aparece en el mío, y es el cuadernillo correspondiente al escritor Andrés Sorel, que actuó en el Aula Literaria Guadiana, de la zona Don Benito-Villanueva.
Mi pregunta es ¿no deberíamos recibir todos todos los cuadernillos?

Por lo demás, de la omisión cometida con el Seminario Humanístico Zafrense ya me hice eco en el blog La materia del sueño, con fecha 15-7-07. Acepté allí mi parte de culpa en esa especie de preterición que consiste, precisamente, en no ver lo que se tiene delante de los ojos. Ya está en vías de subsanarse ésta que he llamado ‘anomalía’. Sólo habrá que esperar a la próxima edición de los premios del CIT. Un añito, nada más. Espero que todos (los interesados) vivamos para conocerlo. (Y los no interesados, también ¡Faltaría más!)

Alicia Vernok dijo...

Gracias a mi hermana, que el último cursó estuvo en 2º de Bachillerato, he tenido acceso a alguno de esos cuadernillos. No voy a charlas de "Escritores Extremeños" porque soy bastante antisocial (tímido?) y no creo en esas cosas, directamente sin tener ni idea, eso sí, aunque tengo debilidad por el poeta en Llerena y si no existiera creo que habría que inventarlo...

Al lío, a mí si me gustan estas cosas, joder, gracias a ello mi ignorancia ha conocido la obra de Félix Grande, pero que bien GRANDE!!

UnaExcusa dijo...

Yo lo que me pregunto es qué problemas puede tener alguien dedicado a la creación artística. También me pregunto qué es eso de la creación artística, que ahora se llama arte y creación a cualquier cosa. Pero, sobre todo, me pregunto lo de los problemas.

Es que siempre me ha hecho gracia el discurso de los autoelegidos, de quienes lanzan a los cuatro vientos el dolor horroroso que supone parir un texto, la vacuidad que se siente más tarde, el eterno sacrificio... Y hablo de literatura por lo de la Asociación de Escritores Extremeños, a la que la crítica que tengo que hacerle es, en lo que a mí respecta, que nunca hay nadie en su sede. O, para ser más exactos, que no hay nadie en su sede a las horas a las que yo llamo. Que ya ni llamo. En lo demás, supongo que será como toda asociación: ciertos requisitos para ser socios, el pago de una cuota, y punto. Y que trabajarán, por o para la asociación, dos o tres personas y los demás vivirán de las rentas, que es lo que pasa, también, en todas las organizaciones.

Se me escapa qué problemas pueden tener los que se dedican a escribir. No me digan "la publicación". Eso es ego: no tiene nada que ver con escribir.

(Que, por cierto, es algo divertidísimo, nada sacrificado y glorioso. He dicho).

José M. Sánchez-Paulete dijo...

Escuche sorprendido a Antonio Gamonera cuando se inauguró el aula de poesía "Díez Canedo" de Badajoz hace casi quince años, desde entonces han pasado por ella los mejores poetas españoles, algunos citados por JM Lama, creo que ha sido de lo mejor que me ha pasado en la vida, tener la oportunidad de oír las palabras en boca de los autores, poder dialogar con ellos, acercarse a su obra. Esta labor cultural es incuestionable.

javier castro dijo...

Sólo escribo para decir que me ha resultado imposible asociarme a la Asociación de escritores extremeños ya que no sólo no contestan al teléfono como ya se ha señalado aquí, sino que tampoco responden a los mails en los que les pedía información de cómo asociarme. Creo que deberían mejorar esto.

Antonio Sáez Delgado dijo...

Estimados amigos,
me gustaría hacer algunas aclaraciones relacionadas con vuestros comentarios sobre el trabajo que realiza la Asociación de Escritores Extremeños.
La AEEX, al contrario de lo que muchos piensan (tal vez por su visibilidad en el campo cultural) funciona como una ONG, es decir, gracias al tiempo que le dedicamos fuera de nuestros horarios de trabajo y sin ánimo de lucro. Por supuesto, funcionamos como cualquier asociación del sector: recibimos subvenciones de varias instituciones públicas y privadas. Sin embargo, este hecho no pone en absoluto en causa circunstancias como que la AEEX decida, según su criterio, a quién se atribuyen becas o premios literarios. Entre otras cosas porque la AEEX no tiene criterio estético, en ella caben todos los escritores y con el mismo respeto y consideración. Basta echar un vistazo a las personas que han conseguido becas y ayudas para darse cuenta de que no responden a ningún criterio y, sobre todo, de que no son, mayoritariamente, socios de nuestra asociación.
Una asociación, por cierto, a la que han llegado 100 nuevos socios en los últimos cuatro años, y muchos de ellos de fuera de nuestra región. Si nos llamamos "extremeña" es en su sentido natural, sin connotaciones identitarias que nos son completamente ajenas.
Es verdad que a veces es complicado contactar directamente con las personas que dirigen la AEEX. No tenemos secretariado ni horario de oficina, porque dedicamos todo el dinero que recibimos a generar actividades públicas y gratuitas. Por eso no suele haber nadie que coja el teléfono. Una cuestión diferente es el mail, que respondemos drectamente la secretaria de la asociación, Isabel Pérez, y yo mismo, siempre que nos llega con la dirección del remitente (cosa que habitualmente no sucede cuando se solicita información desde la web: ya hemos puesto un aviso para solucionarlo). De todos modos, presentamos desde aquí nuestras disculpas si alguna vez no hemos cumplido con nuestro deber de informar.
Por último, quisiera decir que las actividades que organiza la AEEX, tanto las Aulas y Talleres como otras más recientes(Biblioteca Circulante, Novedades Literarias...) están abiertas por igual a cualquier socio. En las campañas de Novedades Literarias, en concreto, puede participar cualquier socio que publique un libro, sin más.
Nuestra intención es ser cada día más y no menos,y si hubiese otra asociación de escritores en Extremadura sería también bienvenida si eso significase poder ampliar nuestro campo de acción, con más ayuda.
Os invito, para finalizar, a participar de nuestras actividades, que con el esfuerzo de todos mejorarán y crecerán cada día.

josemarialama@gmail.com dijo...

Gracias por tu comentario, Antonio. Me parece muy bien que estas cuitas sobre la Asociación las responda directamente su presidente.

josemarialama

Laura Montero dijo...

Hola, José María.
soy profesora de instituto y me temo que no puedo estar de acuerdo con las críticas a la Asociación de Escritores. Las Aulas son una de las mejores iniciativas culturales que hay en Extremadura, ayudan a muchos alumnos a conocer la literatura de cerca y están bien organizadas. De las asociaciones culturales, debe ser la única que dedica su esfuerzo a la sociedad de verdad, las otras me gustaría que pudiesen justificar con hechos el apoyo que reciben. Si me pongo a hacer cuentas, cada año deben ser miles los paisanos que oyen a escritores y se llevan el cuaderno, sin protagonismos ni monsergas ni rollos rancios. Yo he acabado apuntándome (sin problemas) y sólo he encontrado amabilidad, cuando me apunté y en el seminario que organizaron hace poco en Badajoz.¿Cuándo se monta otro?

Laura Montero

agustinromerobarroso@gmail.com dijo...

José María:
Como me temí, y abundé al final, hay que aprender a leer, asociarse para leer y por leer, no ya por y para escribir… Y bien que lo decía con ironía…
Este debate, si lo es, es importante, crucial y necesario. Y es uno que la propia asociación huye… Y digo debate aunque se suscitan varias líneas de inquietudes para batir o mover a la discusión dilucidadora de asuntos... Pero en manera alguna combate, embate, rebate o arrebate, etc., contra nadie personalmente. Debatimos ideas, posturas, actuaciones, valoraciones, acciones... La amabilidad personal ante todo, a lo menos de mi parte.
No niego hablar con desparpajo de ignorancias, antes al contrario, hablo para resolverlas, y ello me indica un buen camino, que no pretendo aludir a tu tuerta intención, tal vez, inconsciente, de generalizar ese “A veces hablas con gran desparpajo de cosas que ignoras”, a todos los ámbitos de mi parla o escribanías, que esto último sería lo certero. Es que si no lo hago con desparpajo no soluciono nada de mis muchísimas ignorancias, eliminándolas con igual desparpajo. No es el desparpajo mediático e ibarresco lenguaraz… Cierto que todos hablamos de cosas que desconocemos, que ignoramos, que no tenemos asumidas en nuestro entendimiento, que esa es la mayor. Sé que no sé nada es la partida, y al habla con nosotros y el mundo, con los otros, su superación y consecución. Por lo que llamarme ignorante es obviedad innecesaria, salvo que pretendas otra cosa…
No digo que “para recibir una beca de creación de la Junta haya que ser allegado o favorito de la Asociación de Escritores”, sino algo más cierto:”que concede las becas a la creación literaria a sus allegados o favoritos”, como es obvio formando sus miembros parte del tribunal o comisión que lo hace, de forma mayoritaria, como se puede ver en todas las convocatorias, así como de otras prebendas y premios, no ya las becas antedichas… Algo que por otra parte es natural a la forma como funciona el poder político de la Junta en casi todos sus niveles, y la AEEX no deja de ser apéndice de la misma, sea como ONG, o sindicato vario… Y he tenido la molestia de averiguar ese dato, hace tiempo. Lo cual me parece normal, digo, en relación con lo que pasa en la administración de la cultura que despacha la Junta, o lo que llama cultura, en donde, por ejemplo, el señor consejero pasado puso todo su cargo, recursos del mismo, importancia social y mediática, disposiciones y etc., para la presentación, a bombo y platillo con esos medios, de poetisa floja (y no hablo de su salud física), con poemario primerizo y circunstancial, en Badajoz... Ante ello un servidor, y algún amigo o colega, nos dirigimos al potentado para que hiciera lo mismo con sendos poemarios nuestros, toda vez que teníamos ya un rodaje y cierta garantía crítica de calidad (avalado, en mi caso, por dos de esos clásicos que dices visitaron las aulas literarias el anterior curso, con opiniones favorables a mi obra…), pero que creíamos que el uso publicitario de su cargo les daría más alharaca, seriedad y nombradía, por el uso de los medios desplegados por el cargo que ocupaba, y la dedicación de la prensa regional, tan devota de cargos, a la noticia… El político se ofuscó y parece que le sentó mal aquello de pedirle igualdad de trato y beneficio como poetas, ya que el trato de favor a la poetisa era cierta prevaricación tendenciosa a su favor, o así lo dimos a entender, con el cachondeo, o llevar a su última consecuencia ciertas jacarandosas prácticas de la jerarquía mandona en lo cultural, no ya en todo ámbito como es costumbre…
La respuesta a si “han impedido alguna vez asociarte a ella”, está dada por otro participante en estos comentos, javier castro, “Sólo escribo para decir que me ha resultado imposible asociarme a la Asociación de escritores extremeños ya que no sólo no contestan al teléfono como ya se ha señalado aquí, sino que tampoco responden a los mails en los que les pedía información de cómo asociarme. Creo que deberían mejorar esto.” Pues lo mio, peor. Ya que era asociado y me vi de baja sin razones ni advertimientos… Y nunca he dejado de escribir…
Y en esa línea lo digo, de mejora, si se puede y quiere, claro. En teoría nunca me borré de ella, así que no sé cómo, de la noche a la mañana, me vi fuera, y que llevaba otros derroteros… Hasta la fecha.
Ítem en cuanto a la pregunta “¿Alguien ha prohibido que hubiera otra?”, digo que la respuesta sería larga, porque la formas de impedimentos de esas cuestiones, en el régimen político-social de lo que es Extremadura, funcionan de aquella manera... Y a buen entendedor pocas palabras bastan, por si es esclavo de ellas y cómplice de los silencios a que aluden, en estos tiempos tan silenciosos. Y lo digo en juego verbal y de ideas, a su definición de mi intervención primera y como remota posibilidad…
En cuanto a las aulas, bueno, no soy partidario de ese tipo de festejo o actividad cuasi académica, pero no lo rechazo… No es para tirar cohetes, desde luego. Y con todo el respeto pienso que se puede hacer cosas mucho mejores, genuinas y con menos dinero, por la creación de los que aquí escribimos..., y por el público general que hay. Y hablo con conocimiento de causas y fines. No soy partidario de escritor espectáculo al uso lorquiano, o que hacen de Lorca, por ejemplo, o de Machado o de quien se tercie, y apuesto por otro tipo de relaciones menos publicitarias.
Los autores los tenemos en sus obras, su presencia real unos minutos ante nosotros forma parte de lo no literario de ellos, no de sus obras, que es lo que importa. Lo otro es como si una exposición del yelmo de Mambrino, la capa de Ulises, el gorro de dormir de James Joyce, una pluma del Ramayana, una pluma de Sade, un botón de la camisa que Lorca llevó al martirio, etc., pretendieran ser sus obras o estar a la misma altura que ellas en valores literarios… Serían de interés; pero sólo eso. Espectáculo tal vez, o museo.
Pero tal vez la explicación completa, la respuesta certera a todo esto que se suscita, debería haber comenzado por la mayor. Que es ver el pretexto, texto y contexto de Extremadura, como si de una obra literaria se tratase, en los últimos treinta años. O sea, tomando algunad técnicas de opuesta en valor de una obra literaria (agibílibus aprendido del maestro Senabre). Y situar en ella a la AEEX. En esa historia, que el maestro Antonio de las Heras llama, del tiempo presente. Que a veces la pérdida en el pasado hace olvidar el presente inmediato. Y siento citar dos maestros de mi estancia en Cáceres como estudiante, en el que tuve el privilegio de tener maestros, lo que ya no queda en la universidad española… Pensando que algunos no supieron valorar, para su vida cotidiana y social, la enseñanza de los mismos, que formarón unas generaciones de extremeños cuya levadura ha debido crecer… Y que en no pocos casos ha crecido.
Mi visión somera es así: Antes de lo que llaman la transición a la democracia, Extremadura era víctima de la desidia y del poder del Régimen franquista… Hubo un interregno de pocos años, y una casta, adaptada a la nueva situación, se hizo con el santo y la limosna. Casta basada en el poder personal y caudillista, que fue adaptando las nuevas instituciones inventadas, basadas en el desagravio histórico, económico, social, cultural, literario, mercantil, político, gastronómico, transportista…, vehiculándolo mediante una organización comodín llamada partido, en el que fueron confluyendo de los varios (partidos) habidos, en una suerte de transfuguismo sin fin que lo nutre de las flor y nata de la casta (variopinta y desclasada), de forma que ha llegado a identificar personalidades con la propia Extremadura toda… Casta que ha usado generosamente los caudales dinerarios europeos (et alter) para perpetuarse en el poder y cebar el llamado voto cautivo, de manera que ha cerrado todo a la iniciativa de abajo, básica y del pueblo, democrática en el noble sentido y no en la entrega de la soberanía y la servidumbre voluntaria cada cuatro años Quien gana, gana, quien pierde, ha dicho en una maniquea visión, mazdeísta iluminación, el que guarda el secreto de la misma, su secretario general, hace pocos días en el diario HOY, en visión de la política como partido de fútbol arrabalero, y para llamar al orden al otro bando del tendem único bipartidario... Como “il capo di capi” genuino. No como servicio a todos, no como la elección, en democracia participadora, de personas para servir a todos por igual y en respeto a la ley y reglas de juego…
¿A qué seguir?..
Y me encantaría inquirir a don Luis Sáez, si me está leyendo, ¿si cree que la gente, los escritores en Extremadura, pueden ser libres para crear otras asociaciones que no puedan ser subvencionadas, o se arriesguen a que no, o pretendan otra cosa que el pasteleo con la administración para organizar eventos sociales y actos literarios, o las actividades propias de la misma?
Nota final para Laura: ninguna asociación de este tipo ha de ser coamplemento, en actividad principal, de la enseñanza, entre otras cosas porque la misma está encomendada a los profesores, como coordinadores, gestores, dinamizadores de ella… Creo que lo que deberían hacer es cuidar mucho a los buenos docentes para que permanezcan, mimar la vocación, y eliminar a los chusqueros que, con todo el conocimiento del asunto lo digo, son los más, justificándolo con que si mal pagados, que si la administración, que si el interinaje, etc.
Sin nada personal, o estragado de resentimientos personales, sino en pretensión de verdad social.
Salud

Anónimo dijo...

Agustín, es verdad que los profesores necesitamos más apoyo, que se tome la educación en serio, pero una cosa no quita la otra, las actividades vienen estupendamente. Podemos pedir una cosa y disfrutar de la otra. No puede ser que todo lo llevemos al extremo. Igual lo digo porque veo esto desde la barrera, pero creo que muchas de las cosas que dices se deben a esa beca que se ve que has pedido y no te han dado. Lo siento, de verdad, porque si te la hubiesen concedido es posible que esta conversación del blog fuese mucho más alegre. No pasa nada, en serio, hay más cosas en la vida. Sí me gusta que digas lo que piensas. Es una cosa que en Extremadura es poco frecuente, y hace mucho daño a la literatura. Muchos se echan la culpa unos a otros, que si enchufados, que si envidiosos. Sería mejor decir la verdad, decir, por ejemplo, que hay quien escribe mal y que puede que esa sea la causa de sus problemas. Mira, y perdona que me salga la profe que llevo dentro: tus textos dejan mucho que desear, no hay más que leer este blog. Si en Extremadura se hubiese dicho esto hace años, no habría tanta gente llorando por las esquinas. Te lo digo con cariño, Agustín.

Laura Montero

agustinromerobarroso@gmail.com dijo...

Doña Laura en esta tierra, como en pocas, se desprecia lo que se desconoce, y se deja uno/a llevar por esa ignorancia, miedo subsiguiente, que el miedo tiene muchos recovecos, y odios manifiestos en cariño, por ejemplo contradictorio...
Es obvio que usted no me conoce, ni conoce mi prosa, ni nada de nada mio. Por fortuna y merecimentos. Pues apañado estoy si lo hago para vos...
Doña Laura, aparte de entrometida y de su punto de hipócrita, se le ve el rabo p$oelístico a la legua… Por supuesto que mis textos lo dejan todo que desear a los indigentes mentales, pobres de solemnidad intelectual, e intelectiva, y de lo otro, que siguen engreídos en valores periclitados y en unanimidades totalitarias vestías de limpio. Lo mismo que los textos de Quevedo, Gracián, Cervantes, Miguel Espinosa, Ángel Vázquez... Y los de la flor y nata de los buenos.
Su opinión sobre mi obra no cuenta porque es irracional, como toda opinión y creencia, pues de eso vive en Extremadura casi toda la pléyade de pillabichos, correveidiles, poltroneros, usuarios de la docencia como "modus vivendi", arrecostados, monaguillos, sacristanes, trincones, subvencionados, mandarines diversos al fin... Usted me entiende, doña Laura, sobradamente. Si usted pretendiera desde el cariño, dice, poner en valor mi prosa, lo haría con criterios, con congruas muestras racionales de su no valor, o su valor poco y deseable. Pero eso requiere amor, tiempo, inteligencia, que no tiene. Sí, tal vez el cariño ese mentado... Por ejemplo hacerlo a la usanza de un Senabre, que veo que ni le rozó… Todo lo demás es como lo motejo, hiel ibarresca y afinidades ignorantes…
Ni he pedido beca nunca, ni lloro por las esquinas. No estriba mi fin literario, y como creador, en la fama social, el reconocimiento, las ventas, los saraos mediáticos, ni los conciliábulos de amigotes y compinches, los premios políticos o la trepa social a costa de bodrios, premios, cenas, días y eso lo sabe bien cualquiera que me conoce, a poco que me conozca. Todo mi fin y medio es escribir bien. Y en Extremadura no pretendo nada en ese campo. Como tampoco pretendo vender helados en el Polo. Sólo zarandear a sus gentes adormiladas en un cielo caciqueado y totalitario, lleno de ignorancias, miedos y odios a todo, y de todo, lo que no sea eso. Y sobre todo zarandear a la casta impuesta, como deber social, solidario, de creador con entrega, devoción y amor.
Sólo en 1986 me presenté a premio aquí, era mi modo de vivir entonces, y sólo como tal los valoraba, más fuera que acá, y pese a pregonar el diario HOY, por boca del presidente del jurado, que mi poemario era de la más alta calidad que todos los de ediciones anteriores (eran los famosos premios de la prensa), pues se declararon desiertos, ya que en el jurado había una serie de mandarines-poetas, de rancio uso en estos pagos, a los que aquel poemario mío molestaba, no por su falta de calidad, sino por valores intrínsecos de calidad, eso en lo íntimo, y en lo externo por algún poema que consideraban “fuerte” para sus entendederas, moral y buenas costumbres ultras… Aquello de exponer como un inquisidor comía la entrepierna a un hereje, citar a Wilhen Reich, hablar de blancura armiñada… Aquel año fue el último que se convocaron aquellos premios de la prensa, en el diario HOY hubo cartas, un debate sobre la informalidad de declararlos desiertos, etc., y en otros medios. Bien, pues la AEEX no dijo ni mu… Afortunadamente Pepe Higuero, director entonces del Periódico Extremadura, lo editó en la tirada más grande que un poemario tendrá en Extremadura y lo regaló con el diario... Aunque yo me quedé sin las 65.000 pesetas que paliarían mis necesidades y hambre de poeta.
Si tiene la dignidad de dirigirse a mí, doña Laura, personalmente, a través de mi blog, no es difícil, podría darle muestras personales y críticas muy favorables de la celebración de ese poemario (que según usted dejaría mucho que desear) hecha por gente como Goytisolo, Buero Vallejo, Antonio Gala, Cela, Ricardo Senabre… Sólo por citarle gente de altura conocida, no ya la amplia crítica en medios especializados a cargo de gente con criterios, y ninguno extremeño casualmente. Y me abrió puertas a relaciones con poetas y escritores, cuya lectura gustaron, y cito sólo a Félix Grande…
Por fortuna mi valía literaria la tengo bien cimentada en mi obra, y en mi trabajo día a día, y ni necesito el aplauso de los otros, ni su voto, ni ovación de necios o invitación de profes aburridos como vos. Su opinión, en el fondo me alienta en el buen camino… Pero como trata de tocarme las pelotas, pues eso señora, de otra forma… Y si le molesta lo de pelotas, lo cambia por otro apéndice, el nasal, por ejemplo.
Sí le diré que esa prosa que “deja mucho que desear”, que con esa frase no se pretende más que un paso más en la denigración de mi persona, a cargo de un peón, o peona, de brega, de la forma vil a como se acostumbra en esta tierra, desde el anonimato y lo oculto, de busilis y voto, ha sido premiada por la labor de siete años en un medio como es el portal de http://www.elpollourbano.net/, medio independiente donde hago una crónica sobre Extremadura, mensual, y premio que acepté por ser a toda mi labor de años, y porque lo concedía la AIPEP, Asociación Independiente de Periodistas, Escritores y Profesionales, precisamente “por la excelencia de su lenguaje y el compromiso de sus crónicas con su tierra, Extremadura, y que han permitido a los lectores de El Pollo Urbano de todo el mundo conocer mejor la realidad de esa comunidad hermana”( los premios se entregaban en Aragón). Y un botón de muestra de la desidia extremeñas, el aislamiento mirándose el ombligo, del pesado lastre endogámico, es que ningún medio regional lo dio como noticia, pese a enviarse a todos puntual información por parte de la mencionada asociación. No ocurre cuando el premiado es un mandarín del régimen, un asociado de la AEEX o gente afín. Usted me entiende y tal vez Félix Grande mejor, o cualquiera de los exiliados de verdad de esta tierra y en esta tierra, que de eso hablo y trato de hablar en estas intervenciones acá. No zaherir de forma soterrada, mansurrona, cicatera a nadie en lo personal en íntimo, sin criterios, ni razones, ni lleno de ignorancias miles...Como hace vuesa merced, laureada sólo en nombre, Laura.
Tengo la decencia de no denigrar a nadie personalmente, ni meterme con apreciaciones personales, menos si son insultantes o vejatorias. Cualquiera puede ver en mis escritos o intervenciones acá todo eso. Hago apreciaciones generales, críticas generales y consideraciones genéricas. Nunca pongo en duda el valor personal, ningún valor. La tal Laura, como a veces otros cantamañanas lo hacen como tarea principal. No rebaten o debaten mis planteamientos, sino que, al uso soez de marujas descerebradas, tratan de quitar valor a mis planteamientos con referencias a cuestiones personales discutibles, insultando, denigrando, o tratando de hacerlo. Son a las que sí zahiero con toda contundencia e impiedad…
Te pediría, Lama, que te atengas a la guía que te marcaste de eliminar todo aquello que no se atuviese al asunto tratado. Y la señora Laura no lo hace, y desbarra en lo personal, tratando de matar al mensajero para eliminar el mensaje. Asimismo tampoco mi respuesta, llevada por la necesidad de atajar la necedad permitida, tal vez cometiendo otra necedad, que ya se sabe que quien sigue a necio/a…
Sería prudente eliminar ambos.

Muchas gracias y salud

Anónimo dijo...

pos si, que laura la cagó

extremaño dijo...

No conozco a Agustin Romero más que por sus obras, su blog y poco más. Alguna vez lo traté y sé que es buena persona, en su buen sentido. Le aconsejaría que no participe en lugares como este, no por José mari, sino por la gente falsa que participa en el mismo, con comentarios improcedentes, cuando no estúpidos. Y cada palo que aguante su vela, no señalo a nadie.
Pierde el tiempo entre esas gentes Agustín. ¡Y cómo lo pierde!
Ha planteado estupendamente el asunto, bien traído por el post de Lama. Y enseguida le han llovido invectivas soeces de gente con pocas luces, incapaces de costestarle a su altura, pretenden rebajarle en sus bajuras. Y me refiero a las de esas gentes, y no ya en este post, y sí en este sitio.
Agustín, deja a los necios que entierren a los necios. Que yo te apoyo en todo lo que expones de la casta y sus movidas. Extremadura sigue como siempre, por aquí no pasa el tiempo, nada, como decía Larra al castellano viejo. No seas la víctima de la conjura de esos necios. No intentes ser el genio propiciatorio, no les des ese gusto de ser el santo inocente, y no confundas sus casuchas medio sucias, sus cabezas huecas y ocupadas de aire o lodo, con gigantes dignos, valientes y poderosos.
Y dedícate, con ese denuedo y entrega que se ve en tu obra, escribe y que ladren. ¿Le hizo falta alguna vez beca o Asociación de Escritores a Kafka, a Cervantes, a Valle-Inclán…, a tu admirado Roberto Bolaño, y el que me recomendaste en su día, que nunca serás bien pagado por ello, Miguel Espinosa, o a tantos y tantos…?
Pues entonces a ello. Y si participas acá sé todavía más contundente con los las listas de turno. Que en poco espacio sabes machacarlos, no ya a ellos, sino a sus indignidades de cretinos/as.
Y espero haber escrito en tu personal estilo.
Que aquí no aprenden nada del asesinato de Lorca, sino que lo estudian con fruición para enterarse de los intersticios y proceder a su ejecución en otros y por otros métodos. Que ese del fusilamiento al amanecer está ya obsoleto y además salpica. Y mejor matar en vida y poco a poco, o no dejar nacer, que es más eficaz, con los fusiles que señalas del odio, el miedo y la supina ignorancia, eso sí, reglada, titulada, becada, asociada, como dices en otros sitios.
Soy un admirador de tus crónicas sobre Extremadura fuera, en El Pollo sobre todo, vivo en Huesca, y tengo que decir que son geniales in crescendo.
Pero no pierdas el tiempo, ¡hombre!!