sábado, 3 de marzo de 2007

Blogs de mujeres


No conozco demasiado a Rosa Regás. La he saludado con ocasión de algún acto literario, hemos compartido codo con codo una comida, un intenso debate en el Felipe Trigo de hace un par de años e intercambiado unos libros. El otro día me mandó un correo recriminándome amablemente que no incluyera ningún blog escrito por mujeres en las sugerencias que hago aquí, en el lado izquierdo.

Tiene razón. No es la primera vez que me lo dicen. Un amigo, Guillermo Varela, me lo ha señalado también. Quizá resulte socorrido decir ahora que no soy ningún misógino o que casi ninguno de los blogs literarios que enlazo citan bitácoras de mujeres, pero no tengo excusa: la inmensa mayoría de los blogs que leo están escritos por hombres y esos son los que acabo recomendando. Prometo corregirme. Hoy ya he incluido el primero de mujer, el de mi sobrina Julia, que con quince años ha abierto el suyo.

Mujer leyendo, Botero, 1996

19 comentarios:

Guillermo dijo...

Seguiré tu lado izquierdo -del blog-. Por mucha observación que haga, observo mi Google Reader Labs y tampoco tengo lecturas con miradas femeninas, una limitación total de la realidad, al menos de la mía.

Impresionante tu primer apunte, 15 años y bloggera. Qué envidia!!!!

argentino dijo...

Pero si ellas no quieren, porque no me digan que no las dejan. Tal vez esto de los blog sea de hombres, pero por libre elección, porque atribuirlo al machismo de la hombruna es asaz sospechoso.
No tengo en cuenta eso de si son de mujeres, hombres o mediopensionistas. Aquí aparace lo que aparece, y puede haber blog de hombres como de mujeres y viceversa. Procuro que todos sean libres, o sea decidan, elijan y hagan lo que les pete y les dé la gana.
Ha llegado un momento que por edad, mentalidad, costumbre y un noséqué ya no distingo.
Y en todo caso soy como Ernesto Sábato en sus magníficos ensayos de "Heterodoxias" y siguientes, en donde existe una certera explicación de las razones por las que los hombres hacemos lo que hacemos y por qué hacen las mujeres lo que hacen. A veces es mera cuestión biológica, Sábato dice...

Á.V. dijo...

Puedes recomendar, si se admiten sugerencias, el de Elena García de Paredes, inútil-imprescindible(http://egdp.wordpress.com/), excelente por varias razones.

José M. Sánchez-Paulete dijo...

Quizás se deba a que el carácter masculino es con mucho más exhibicionista que el femenino.

yayayay dijo...

Decir que el hombre y la mujer son iguales es peligroso, porque la medianía lo toma literal, cuando va referido a igualdad ante la ley, deberes y derechos y todo eso.
Pero si alguno de los lectores es avezado conocedor de Sábato, pero del Sábato ensayista que es el que interesa, le recordaré que cuando habla del hombre nos llega a decir que su forma de "ser" reponde un tanto a su sexo, o más bien genitales: extrovertido, hacia fuera, exhibido, exógeno en definitiva, que expulsa, “explora”. Mientras la fémina es todo lo contrario: endógeno, introvertido, hacia dentro, retiene, “se explora”...
Por ello conocer las diferencias, complementarias y radicales, entre uno y otro es conocer realidades que cada vez se enmascaran más por la confusión de leyes, derechos y biología y los elementos reales que determinan la sicología, forma de ver el mundo, entender las cosas, de uno y otro. No como cosas enfrentadas sino complementarias para entender el mundo en su sentido real y completo. De ahí que todas las religiones, mitologías, creencias, culturas en definitiva, y uso lo de cultura en su sentido antropológico o amplísimo, estoy recordando mitos filosóficos de Platón, abunden sobre esa visión. Que evidentemente pueden haber tenido degeneraciones lamentables, al igual que las pueden tener las leyes democráticas en lo tocante a igualdad.
Esta reflexión expongo al hilo de lo cometado por Paulete, y su “exhibición” masculina.
Pero el grado de sabiduría o separación está incluso en la medicina, un amigo médico con el que compartí este día mesa y mantel me comentaba el origen de la palabra histeria y la palabra útero, en griego, como que la histeria surge del útero, es algo “uterino”, algo hormonal si se sigue el curso de las relaciones científicas, algo menstrual y todo eso que altera a las mujeres. Y todo eso las determina para inclinarse por usos, blogs, escrituras y demás. Normalmente se olvida para quien se empeña en equipararlas a hombres en todo, no sólo en lo concenrniente a leyes, políticamente, socialmente y etc.

eva dijo...

Una lección de ignorancia (a ver si cuela):

"...un amigo médico con el que compartí este día mesa y mantel me comentaba el origen de la palabra histeria y la palabra útero, en griego, como que la histeria surge del útero, es algo “uterino”, algo hormonal si se sigue el curso de las relaciones científicas, algo menstrual y todo eso que altera a las mujeres."

Creo que ese "médico" debería asistir a unos seminarios de reciclaje cuanto antes. Parece algo desfasado. Sus pacientes se lo agradecerían.

Algunos se resisten al cambio de los tiempos. No les conviene desechar lo que carece de base científica, sobretodo si les sirve para su fin: la discriminación.

Ya que estamos, ese "médico" ¿no conoce a ningún hombre histérico?

Seguro que sí.

P.S. Por cierto, que la histeria no tiene nada que ver con los antiguos griegos; y en la Antigüedad abundaban los cultos matriarcales, los que exaltaban la menstruación y el embarazo y las cosas "típicamente de mujer", etc., etc. No me quiero extender demasiado porque no acabaría.

yayayay II dijo...

Eva, tengo que decirle que la cagó, porque también lo de histeria va referido al vientre, como comprobará leyendo esto, y verá que lo de cagar lo digo con acierto, y que usted no es nadie para reconvenir a nadie, riñéndole cosas de marujeras mandonas, más propias del fascio mujeril, que también existe, y tiene una manifestación mezcla de suprema ignorancia y descaro moralino y reconveniente para lo que no entienden o lo hacen mal, o con el propio vientre, y la cagan. Espero no sea su caso.
Ahora la demostración matemática de su “cagada”, porque es de elemental cultura, no “histórica” versus “histérica”, porque esa está llena de opiniones y creencias y eso ni es saber, ni ciencia ni razón.
PRIMERO.- En el Diccionario Etimológico Indoeuropeo de la Lengua Española, de los autores Edward A. Roberts y Bárbara Pastor, editado por Alianza, que le recomiendo vivamente leer y estudiar –es muy ameno leer diccionarios inteligentes y sabios- vamos al índice alfabético, página 324, y vemos la palabra “histeria”, que remite a la raíz “udero-“, vamos a “udero”, en la página 185, y nos trae:
Abdomen, útero.
Sáscr. “udára-m”, avést. “udara-“, prus. ant. “weders”, lit. “védaras”, let. “vêders.
1. Lat. “uterus”: útero.
2. (Pos) Deformación tabú wns-ti. Lat. venter: vientre.
3. (Pos) Deformación tabú wns-ti-. Lat: vesica: vejiga. vegiga, vesícula, vesicular.
4. Variante “ud-tero-
5. Griego. “Ustera”: útero. histeria
(lamento que este modo de escritura de comentarios no permita grafías en griego ni elementos de fonología)

Por otro lado vamos al monumental Diccionario Crítico Etimológico Castelano e Hispánico, del simpar republicano Joan Corominas, profesor de filología románica en la universidad de Chicago, miembro del Institut d´Estudis Catalans, en colaboración con José A. Pascual, profesor de gramática histórica de la lengua española de la universidad de Sevilla (pero cuidado eso de histórica no es lo que usted entiende por tal, sino diacrónica, e?, diacrónica). En Gredos. Bueno pues el tomo de las entradas G-MA, página 370, nos dice:
HISTÉRICO, tomado del latín Hystericus íd., y éste del gri. “usterikos” (en grafía griega) ´relativo a la matriz y a sus enfermedades´, derivado de “ustera” (en griego) ´matriz´, por atribuirse a este órgano la causa del histerismo. Etc.

Usted entendió fatal lo que comento de mi amigo médico, y con gente así hay que tener mucho “cuidadín” porque son de molleras asaz inquisidoras de las memeces que no se dicen y suponen (en su histeria o historia de entendimientos), y poco críticas de las cosas que sí merece la pena romper (crisis). Y es lo que dice Sábato en el mismo ensayo “Heterodoxia”, y en “Engranajes, hombres, máquinas”, que una mujer por las cosillas domésticas puede hacer que se pierda todo, por una cosilla quisicosa (y está llena su Historia de ejemplos, incluso mitológicos) mientras que el varón se pierde por algo grande: la patria –ciudado que cuando digo esto de patria no piense que yo la creo grande, pero en el imaginario de valores de siempre sí-, una idea del mundo, un anhelo, un estudio, un descubrimiento, etc. (Cuidado que Sábato lo dice más “machistamente”, y con otro estilo y gracia, y tal vez eficacia, yo simplemente lo cito, eh?). Y qué duda que la mujer también es dada a liarla por cosas “grandes”, pero menos. Sábato habla de la tendencia general, no de particularidades, como debe entenderse. Pero aquí debo atar los machos porque las entendederas son “asina raeces”.
Mi amigo médico, hombre libertario y liberal en sentido cervantino, donde los hubiere, es cultísimo y vocacional, no de estos que lo son “vita lucrando”, y se refería al origen verbal, lingüístico, de la palabra histeria, que evidentemente no es tan torpe como para no pensar que esa palabra se aplica a varón y varona, porque aunque la palabra tenga origen en órgano feminil, va referida a todo lo que padezca ese mal de la histeria.

DISQUISICIÓN: En hebreo las palabras varón y varona, si de ellas se cogen las letras, sin repetirlas, nos dan las palabras del tetragramaton, Yavhé, lo que algunos interpretan que son más que opuestas, complementarias, y son dios mismo unidas, el que es capaz de crear el mundo y todo lo que uiere decir dios en su amplio sentido, mucho más allá de lo meremente religioso, ideológico y cuestión de instituto, de si existe o no, etc. En fin los mitos y la sicología.
Y siento ser duro con usted, que por otra parte respeto, pero ha ofendido su entendimiento e inteligencia de usted, y ha ofendido a mi amigo gravemente, y con él a mí mismo.
Ya ve que sí tiene que ver el concepto verbal de histeria, y la propia historia de la palabra, y la histeria con los antiguos griegos, y pueblos indoeuropeos. Así que no tiene que extenderse tanto y acabar cuanto antes.
La historia real está en algo tan cotidiano como la lengua, cualquier lengua, mi querida amiga, y ahí hace falta ciencia, usar todo lo demás que ayuda a construir y hacer esa historia. Lo demás histeria, como decía uno de mis profes en Barcelona. Era un machista ilustrado, eso sí.
Con respeto y agradecimiento

eva dijo...

Al "yayayay" de la parrafada le recomiendo lo mismo que al "médico" ese, que se apunte a un par de seminarios de reciclaje y, de paso, si tiene problemas de tránsito intestinal, se pase por la farmacia más cercana.

Es un mal recurso -por lo burdo y facilón- esconder los prejuicios, la misoginia y la falta de cultura con palabras rimbombantes y vacías, tratando de impartir "lecciones" -por suponer a los demás incultos o idiotas- aderezadas con la típica verborrea de la más rancia tradición judeo-cristiana.

No se me ha pasado por alto la cadena de insultos y ofensas hacia el género humano que intenta colar con los más variados latinajos. Cosa completamente innecesaria ya que no ofende el que quiere...

...además, al que no le gusten las mujeres o tenga problemas domésticos con las suyas no tiene que "enmascarar" sus preferencias y frustraciones con esos discursos tan retorcidos. Simplemente que prescinda de ellas.

También me he dado cuenta que ni ha leído lo que yo he escrito, y lo que escribe ni contesta ni rebate nada, sino que continúa con un tedioso y machacón monólogo típico del que se agrada escuchándose a sí mismo en una cámara oscura rodeado de libros prehistóricos y llenos de moho.

Un cordial saludo a José María.

Un cocinero sin blog dijo...

He abierto este comentario y ¡¡¡Cómo está el patio!!!
Por favor cordura, sosiego, reflexión, humor, encanto... gracia. Qué las mujeres poseen y en abundancia. Hay mucho blog de mujeres y muy buenos. Se trata de buscarlos y encontrarlos. Visito uno sobre la Toscana, escrito por una italiana residente en Francia que es un encanto, que paisajes, que recetas, que sensibilidad, qué maravillas... si os parece lo paso.

Anónimo dijo...

cocinero venga eso...

cocinero dijo...

www.ma-toscane.com

Que siente bien.
Saludos

otro dijo...

"Por cierto, que la histeria no tiene nada que ver con los antiguos griegos", dice doña Eva en su sabiduría. Pues mire por donde se equivoca, de ahí, de los antiguos griegos, de su antigua lengua, que es algo esencial para conocer la historia, la verdad, el pensamiento, etc., viene la palabra histeria, como le exponen admirablemente, de una raíz (linguística)indoeuropea. ¿O es que ya cómo se ha eliminado toda formación lingüística en secundaria y bachillerato, y se carga la mano en formación de la demagogia, la ignorancia es un valor? Y no hablemos de la Universidad...
Decir que histeria nada tiene que ver con los "antiguoos" griegos es mayúsculo como ignorancia... No sólo la palabra formal, sino la índole interna del significado machista, despreciativo de la mujer, como animal que produce "histeria". He ahí, en las entrañas culturales, la lengua es cultura, donde está el ser cultural. Porque los "antiguos" griegos eran mendazmente machistas, o más, la mujer era para reproducirse y cuidar los hijos, porque el sexo lo tenían entre hombres, a la mujer la "cubrían" para preñarla, meramente. Nn tenía derechos, ni votaba, ni na de na. Esa enorme mentira de decir que "en Grecia se inventó la democracia", es uno de esos lugares comunes falsos y dañinos de la Historia. No sólo por las mujeres, sino los esclavos... ¡Ah, si lleváramos a cabo las sospechas de la Historia, y todo lo sospecháramos, como se alaba en otros!
En fin, doña Eva que usted pertinaz como ignara seguirá adorando el "matriarcado" griego y demás.

Ya.

eva dijo...

Buenos días, José María:

Parece que esta entrada va a venir de perlas tanto a ignorantes como a diversos zoquetes digitales para, no solamente exponer su vergonzante falta de cultura, sino también para enviar "recaditos" desde el anonimato.

No es extraño que quien pretenda ridiculizar se oculte tras una máscara, lo extraño es que quien quiera impartir lecciones tan "doctas" también lo haga.

Primeramente, la histeria no tiene ABSOLUTAMENTE nada que ver con los antiguos griegos, por mucho que los "creadores" de tal enfermedad, que no es más que un producto cultural -y para nada estrictamente femenino, como se ha hecho creer al vulgo-, allá por el siglo XIX, recurrieran a una raíz griega para darle un nombre. ¿Aclarado este punto? Así lo espero.

Por si no lo está, segundo, los griegos no "diagnosticaban" la histeria, como tampoco lo hacían con la homosexualidad o el alcoholismo, ni siquiera con la pederastia, que tampoco se consideraba ni enfermedad ni delito.

Dicho esto, no hace falta recordar lo machistas que eran los griegos, como lo eran casi con exclusividad todos los pueblos indo-europeos. Como tampoco se puede obviar lo tremendamente machistas e ignorantes que son muchos no-griegos que escriben en los foros en estos días. Claro que esto no quiere decir que esta última especie descienda de los antiguos griegos, tan esplendorosos ellos, tan cultos y creativos. No. Descienden del potaje judeo-cristiano, de los prejucios en torno a la costilla de Adán, a la serpiente y a la menstruación.

Esos ignorantes deberían leer más sobre otras culturas, las que no eran ni griegas ni judías. Por cierto, yo no he hablado de un "matriarcado griego", ni mucho menos he dicho que lo "adorara", sino que en la Antigüedad existieron culturas matriarcales (ver mi primer comentario), incluso en propio suelo griego, añadiría de paso, antes de la implantación del modelo patriarcal. Esto demuestra que el que contesta desde su poltrona anónima ni sabe de qué habla ni ha leído atentamente lo que yo he escrito.

No me extraña. Quizás sea esa la clave que explique por qué hay tan pocas mujeres que escriben en los foros. Es muy agotador responder a parrafadas tan enredosas y vacías que ignoran y tergiversan lo que el otro -la otra, en este caso- escribe...

P.D. Por cierto, en Grecia SÍ se inventó la democracia, como se inventó la república en Roma, lo que pasa es que la sociedad teocrática judeo-cristiana medieval impuso un largo paréntesis a la evolución de la Humanidad. Menos mal, sin embargo, que vamos p'alante. Yo, al menos, así lo espero.

Saludos cordiales

un tercero/a/e dijo...

¿Cómo llamaban los griegos (antiguos) a la histeria? ¿O no existía?
¿Cómo se explica la esclavitud, la homosexualidad como "sistema" central de la vida sexual (pederastia inclusa), y la mujer como simple reproductora-cuidadora? ¿Votaban los esclavos? ¿Y las mujeres? ¿Era cada persona un voto, aunque valiera la mitad o un cuarto de kilo?

¿La centralidad de Zeus (un varón prototípico griego antiguo, pero un varón mu follaor, no determinó y "contagió" visiones no sexistas ni deterministas de otras religiones como por ejemplo el judaísmo (y consecuente cristianismo que no es más que variante), en el que dios no tiene (tenía) sexo, era el que era, etc.?
¿Tenemos que retornar a la democracia antigua de los griegos, hacer una guerra de Troya por una mujer, o por el petróleo?
En fin, los tópicos de que está llena la cosa me aterran y sumergen en preguntas, porque eran los escuchados con Franco, con Aznar y con Zapatero, en la edad media, en la entera, y en todos los garitos de los historiadores, y puede que con Rajeta, digo Rajoy y su sucesor o sucesora...
Son dudas que me asaltan al leer este interesante "debate".
Mire, para mí no hay hombres ni mujeres, hay personas: pero por mucho que me esfuerce cada quien saca su sexo para que lo tenga que entender por eso, que no es el medio de entendimiento...
Gracias por terciar

Anónimo dijo...

¿Pero existía alcoholismo en la antigua Grecia?

Anónimo dijo...

Mire, no cree que si hay tan pocas mujeres que escriben en los foros, hacen blogs y demás, es porque no les da la gana, no por otra cosa. Y que la pregunta está mal planteada. ¿Son los foros lo que las mujeres consideran idóneos para escribir, los blogs...?, ETCÉTERA...

eva dijo...

Algunos títulos interesantes sobre aspectos aquí tratados:

MALINOWSKI, Bronislaw: "Sex and Repression in Savage Society" ("Sexo y represión en la sociedad primitiva"), Londres 1927.

ENGELS, Friedrich: "Der Ursprung der Familie, des Privateigentums und des Staates" ("El origen de la familia, la propiedad privada y el estado"), Stuttgart 1884.

Sobre los mitos y arquetipos acerca del matriarcado, hay un libro muy bonito y documentado que abarca los 5 continentes:

HUSAIN, Shahrukh: "The Goddess" ("La diosa"), 2001.

Y acerca de la homosexualidad y la "pederastia" en la Grecia clásica, fue publicado hace pocos años un trabajo de divulgación y con una visión muy desenfadada y personal del autor:

DROLET, David: "Hercules in Love" ("Hércules enamorado"), New York, 2001.

Saludos cordiales

Julipy dijo...

Hola Josemari!! ¡Menudas disputas tienes montadas por aquí! Que sepas que cumplí mi palabra y estás entre los vínculos de mi blog. Me alegro de que tengas tantos visitantes por aquí, aunque algunos suelten algunas estupideces ... en fin, me voy a hacer cosas típicas de adolescente, ponerme al messenger, pasar fotos y sintiéndolo mucho ... estudiar ...

trabajo para mujeres dijo...

mmm me parece muy buen texto, el que se escribio ahi.