domingo, 21 de enero de 2007

Un libro que no saldrá en Babelia


Un español en Francia, Luis Negró Acedo, profesor de Literatura de la Universidad de Caen, acaba de publicar un estudio sobre el tratamiento de la cultura en el diario El País durante la transición: El diario El País y la cultura de las elites durante la Transición (Foca, Madrid, 2006). En él analiza el discurso cultural de la sección Opinión, la sección Cultura del periódico y los suplementos sobre libros y literatura desde 1976 a 1982. Para Negró El País, periódico de la burguesía liberal española, desarrolló un discurso cultural acorde con su programa político:

En las páginas culturales de El País la idea de consenso que (...) partía del principio de evitar la ruptura, y más aún la puesta en cuestión del franquismo, se tradujo en una forma cierta de continuidad cultural , impuesta a su vez por el hecho de que entre sus accionistas y dirigentes había nombres que procedían del mundo cultural de la dictadura, aunque ello no impidiera que la continuidad fuera puesta en tela de juicio en la misma página en la que se alababa a algunas de sus figuras.

Luis Negró repasa críticamente las firmas del periódico y desmenuza la contribución a la estrategia cultural del periódico de escritores como Julián Marías, José Luis López Aranguren, Fernando Savater, Juan Goytisolo o Julio Caro Baroja, pero también de los que llama “antiguos fascistas”: Antonio Tovar, Pedro Laín Entralgo, José María Alfaro, José María de Areilza, Emilio Romero o Dionisio Ridruejo.

Es un libro que no creo que salga en Babelia.

4 comentarios:

De "El País dos Enanos" dijo...

O sea que "Er Paí", que era de extrema derecha se convirtió en derecha, pura y dura. Pa ese estudio na hace falta alforja tan surtida.
Está bien esa distinción entre "antiguos fascistas" y los "nuevos" en la lista. Que cualquiera imagina cuáles son.

En fin, cosillas de liberales o liderales (de adoradores de líder/es).

Juan Luis Calbarro dijo...

El malogrado poeta Julio Vélez, que en mis años salmantinos fue para mí un buen profesor de literatura hispanoamericana, un buen amigo y un buen maestro de actitudes, publicó en 1984 un estudio que puede ser complementario al de Luis Negró, La poesía española según El País (1978-1983) (Orígenes, 1984). En él, y tras una revisión exhaustiva de la bibliografía de la época y de las reseñas del suplemento, llegó a la conclusión de que los intereses mercantiles del grupo PRISA determinaban absolutamente qué libros de poesía se reseñaban y cuáles no en Babelia. Casualmente, Julio Vélez, que murió en 1992, no pudo volver a publicar un libro de creación en vida, pese a que no era peor poeta que muchos de los publicados (y reseñados en Babelia).

Anónimo dijo...

Qué terrible dictadura, y eficaz, la del periódico más torticero del mundo, como lo llamaba un buen profesor mio, y no sólo en estas lides literarias
El caso de Julio Vélez es más que un botón de muestra.
Hay que buscar alternativas, ¡ya!

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Gracias por reseñar este libro para los que leemos Babelia. No estará de más echarle un vistazo antes de decir nada. En cualquier caso: bienvenida sea la crítica (y bienaventurada) si nos permite conocer un poco más de eso que llaman realidad.