jueves, 21 de diciembre de 2006

Los reformistas de Franco


Los politicos moderados que formaban parte del régimen de Franco entre los años sesenta y setenta y que apoyaban la reforma política del sistema fueron un factor esencial para el éxito de la transición democrática en España. Esa es, en palabras de la propia autora, la principal conclusión de este libro.

Así planteada, la tesis no es excesivamente sorprendente. Más allá de grados, hay cierto acuerdo al considerar la transición política en España fruto de un pacto entre dos posibilismos: el de los franquistas que apostaban por la reforma y el de los antifranquistas que preconizaban la ruptura. Lo que salta a los ojos es arrancar el proceso en fecha tan insólita para la historia democrática española como 1964 y convertir a Manuel Fraga -y no a Suárez o al propio rey- en el principal representante del reformismo franquista. Aunque es indudable el papel de Fraga en los últimos tres lustros de la dictadura, pocos -salvo los afines- le habían reconocido el protagonismo que le otorga Cristina Palomares. Además, la autora de Sobrevivir después de Franco, doctora de Historia en la London School donde también ejerce Paul Preston (que le prologa el libro), coloca a los partidos de izquierda en el patio de butacas, asistiendo a un espectáculo en el que actúan de comparsas.

Quizás ambas conclusiones sean lógicas en un estudio que acaba cuando empieza la actividad legal de los partidos políticos de izquierda, hasta entonces sometidos a la clandestinidad, y que además se limita a estudiar la evolución dentro -y no fuera- del régimen franquista. En cualquier caso, conviene contrastar la lectura de este libro de Palomares con ensayos radicalmente opuestos -como La sombra de Franco en la transición, de Alfredo Grimaldos-, moderadamente contrarios -como El triunfo de la democracia en España, de Paul Preston- o complementarios -como La oposición democrática al franquismo, de Javier Tusell.

Más allá de sus discutibles planteamientos de fondo, el libro es un buen trabajo, está bien escrito, y se apoya en un importante esfuerzo documental. Una obra importante para el estudio del tardofranquismo.

10 comentarios:

uno dijo...

Nací el la década de los cincuenta. Por motivos familiares conocí muy bien lo que llamas los partidos de izquierdas en el franquismo. Bueno el partido: Partido Comunista de España. Porque eso de los partidos de izquierda no deja de ser un timo y una enorme mentira. Oposición a Franco era el PCE activo y los monárquicos. de ellos se surtían las cárceles, y luego de un sector de claro de la iglesia católica, después vendrían personalidades y libertarios.
A ver si como se están inventando una guerra civil que nunca existió, me inventan ahora algo que vi con mis ojitos, incluidas las cárceles. A ver esos listos y lindos historiadores al servicio de...

Porque dos veces los mencionas a los partidos políticos de izquierdas:"...coloca a los partidos de izquierda en el patio de butacas...", y "partidos políticos de izquierda". Para empezar por la mayor beneficencia, nombremos al pesoe (r), que no existía, ni luchó contra el franquismo ni na de na. Fue un aglutinante formado por agentes de la CIA, utilizando un núcleo de gente inquieta en torno a 1974, financiado a través de la Italia de Craxi, porque los norteamericanos no querían que se reprodujera una España democrática similar al problema que tenían en Italia. Y recuerdo que al tal Felipe González y sus mariachis les protegían los mismos franquistas, que les dejaban rular, protegidos, claro es. Que ya era una izquierda atípica esa. Y recuerdo que estamos en plena guerra fría, ¿eh?, que siempre se olvida, siempre para apuntalar la mentira oficial y colarnos de matute un pesoe de izquierdas. Luego, cuando se hicieron con la herencia franquista compraron el pesoe(h) a saldo, para redondear ekl invento. Después con mucho dinero y caradura se hilaron con aquel psoe que dejó de existir al terminar la guerra social de 1936-39...
Se están desclasificando documentos de esa CIA, en los USA, y lo que sale va a levantar ampollas entre la progresía pasada con armas y pertrechos al pesoe (r), y muestra clarito que ocurrió así. Que una de las estrategias de la llamada transición fue destruir la izquierda, poner una falsa en su lugar, destruir el PCE, y lograr lo que ni el mismo Franco logró, aniquilar toda influencia de la auténtica izquierda en la vida pública de España.
De ahí que la gente más lúcida tenga una auténtica campaña de guerra contra esos falsarios que son los del pesoe, sus mesnadas, sus manejos, sus mentiras y cintas de vídeo. Que sin eso no es explicable que nunca se detuviera a Felipe González y sus palmeros, antes al contrario, se les protegía, así se explica el sí a la OTAN, el GAL, y lo que haga falta hacer. Pues fue la vía que el franquismo encontró para sobrevivir, remozado y fuerte. Y Extremadura es la prueba palpable en el detalle mínimo de la pervivencia del franquismo pop o democrático, como lo llamamos algunos.

¿Cuándo saldrá el lindo historiador que se atreva a contar esa verdad con pormenores, datos, pruebas y señales? ¿Sobreviviría? ¿O la patulea de zascandiles pesoísticos y pesebreros, a salario del erario público, se encangaría de eliminarlo? ¿Por qué se escribe la historia no ya tan torcidamente, sino tan torticeramente...?


Salud camaradas

josemarialama dijo...

¿Como se puede pretender argumentar con tantas descalificaciones y epítetos? Creo que es la misma pretendida facundia que continuamente se oye y lee en cierta prensa. ¿Odio visceral, barroquismo o inconsistencia?

¿Qué ideas hay debajo de tanto ataque? Y, sobre todo, qué datos contrastados.

En fin, ahora me tocará a mí ser objeto de ira por haberme atrevido a cuestionarle. ¿Qué soy? ¿un espía de la CIA, un bobo, un paniaguado?

josemarialama

otro dijo...

Nada de eso, ni espía, ni bobo ni paniaguado.
Hay argumentaciones sólidas, y pruebas irrefutables:
1ª.- El pesoe (r) no existía antes de 1976. Y menos el pesoe de izquierda que se quiere ver ahora en el que lo continúa, aquí y ahora. Había personalidades que vagamente se relacionaban con el antiguo pesoe periclitado. Existía un núcleo pequeño e inactivo en torno al pesoe histórico. Pero nada más. Y el invento de la CIA. Que es curioso contrastar que si se relaciona la CIA con Pinochet vale; pero si se hace con González no vale, aunque sea tan verdad. Y sea elemento de chacota.
2ª.- Admitido lo expuesto anteriormente, en el anterior comentario, queda explicada la rara forma de comportarse de esa "izquierda", sobre todo eliminando el marxismo, no ya como su herramienta de trabajo, que nunca lo fue, sino como referente de análisis dentro de las teorías de construcción del socialismo. O sea, lo mismito que Pinochet: había que cargarse el marxismo en todo, aunque fuera como florero. Su apoyo a la OTAN, de la forma que se hizo que es la peor, los GAL, y todos los síntomas que indican bien clarito que de izquierdas nada de na. La incorporación al partido de elementos destacados del régimern franquista, no ya de nombradía, sino como cuadros de trabajo, equipos, propagandistas, etc. Este comentario no es un tratado exhaustivo de lo que fácilmente se puede recordar, pese a la "propaganda fidei" del partido.
3ª.- Frente a su respuesta de que algunos elementos de estas críticas o análisis aparecen en cierta prensa, le contestaré que eso si que es imprecisión sin argumentos. Que el diario ABC, o cualesquiera otros digan que es de día y sale el sol y yo también lo diga, no significa que esté en sintonía con ellos en nada. El daño a la izquierda y el favor al pesoe, en este caso, que hacen ciertos medios como la COPE, El Mundo y etc., es que pueden usar los mismos datos, pero de distinta manera. Pero el favor consiste en que esos datos quedan invalidados porque los usa gente "apestada". De manera que les hace un enorme favor en eliminarlos de esa donosa manera para los otros o la simple verdad. Como es verdad que la dice un porquero pues no vale, según usted.
4ª.- Claro que todo eso fue montado y bien montado, de manera que desenrredarlo es casi imposible, sobre todo para los miles de engañados y burlados, cuando no interesados del engaño, que son los más.
5ª.- La llamada transición fue posible por la "generosidad" de ciertos elementos del Régimen, pero sobre todo a la mucha generosidad, sin comillas, del Partido Comunista de España, que se hizo el jarakiri en pro de un pesoe (r) que contó con mucho dinero (¿de dónde venía?)y recursos ingentes mediáticos, ya que la banca española fue su apoyo incondicional. Y de eso hay constancia en todos los medios, y pruebas por doquier.
5ª.- Porque, ¿me quiere usted decir con que personal contaba el pesoe de 1976 a 1982 para gobernar? La mayoría de ese personal lo sacó del Régimen, del PCE, que vio como lo surtía de cuadros, especialistas, políticos, gente preparada...

En fin, no me descalifique porque pueda coincidir, en fuentes y verdades, con otra gente que usa eso de otra manera muy otra. Lo usa para llamar mentiroso, impostor simplemente. Como mero insulto. Yo como mera verdad y la lucha por desvelarla para construir una izquierda cierta y real. A lo menos en el entendimiento de lo que viví en mis propias carnes, como muchos luchadores antifranquistas que vieron sus vidas y anhelos burlados por unos paniaguados elementos que no eran sino nietos del Caudillo, en todos los sentidos de herencia, y que lo siguen siendo, cuando no caciques que aprendieron las maturrangas de esos caciques imaginarios que por acá nunca hubo, con tanto postín, fuerza y poder. Que los anteriores eran caciques antiguos, a la cosa medieval. Que los del día son terribles, calculadores y técnicos como nietos de los tecnócratas de los sesenta. Muy modernos. Y no es insulto, es análisis y llamar a las cosas por su nombre.
Es cuanto menos sospechoso que el Poder, el Sistema, el Dominio, el Mercado o como lo quiera entender siempre se está preocupando de tener interpretadores de aquello que fue la transición. Y atajar toda irreverencia hetedodoxa con la "doxa" impuesta por la tele y sus medios de dominio y propaganda. Tanto la oficial,como la COPE y afines, que aparentemente estando a la contra, las bendice en su fondo por usar nomenclatura crítica pero falta de fin, sobre todo en la construcción de le democracia y la libertad.

Anónimo dijo...

Para uno y otro:
¿te suena "Parque Jurásico"?

uno/a y otro/a dijo...

No suelo leer, si es leído, ni ver películas de ciencia ficción de origen yanqui. He oído rumores.

Pero si te refieres al PCE te dejo en tu error. Mejor ese motete que ser un oportunista sin ideas, ni fines, ni na de na, viviendo y haciendo al buen tuntún, y mucho daño en general y en particular, ser impostor, mentiroso, soberbio, engreído...(puedo seguir, la tira es larga) ¿Te suena?

uno, otro y el potro dijo...

Tal vez Parque Jurásico sea Anguita, el pobre (y lo digo sin ese sentido de maldad), tan vilipendiado por los mismos que vilipendian todo lo que tocan, con los votos de los esclavos, claro. En Anguita vilipendiaban a los maestros, a los docentes en general, a los comunistas en particular, tal como Franco; pero muy a la moderna, mu a lo Almodóvar ese del cine continuísta pachanguero, llamado "españolá"... Pero fue el único que trató de enderezar el asunto, Anguita digo, y no precisamente de mamporrero. Y casi lo matan, al pobre.

á.v. dijo...

Sólo hay una cosa peor que un político o un dependiente: un anónimo.

Paquito el chocolatero dijo...

Mi cordial noragüena por ese nombramiento. Será para muy bien, seguro.

el anónimo dijo...

Felices Pascuas a todos en todo, y que el año venidero sea venturoso, la paz acontezca y la libertad prosiga.

alfonsinn dijo...

Falta en su analisis el ínclito Willy Brand, ex-alcalde de West-Berlin bajo la égida 'aliada, que contaba entre sus colaboradores con un agente de la Stasi. Su partido 'socialista' fué el 'factótum' del PSOE felipista.
Todos vimos y recordamos a unos niños rubitos con la rosa roja en las manos, pidiendo el voto para Felipe. Los fotolitos eran del SPD... Lo sé, porque yo estuve alli, y defendí el cambio (o recambio) que propugnaba 'el encantador de serpientes'.
Un dia se subió en yate Azor, ante la sorpresa de todos los españoles, y se metió en la cama (tal vez todavia 'caliente') del dictador.
Y Oliver Cromwell tiene su estatua al lado del parlamento británico, no muy lejos del Ricardo 'Coeur de Lion', después de haber tenido su cabeza cortada, en una pica, no muy lejos de donde se le rinden honores...
Sic transit, gloria mundi.