jueves, 28 de septiembre de 2006

Monumento en memoria de las víctimas de Badajoz en 1936


No pude asistir el viernes pasado en Badajoz a la inauguración de la escultura de Blanca Muñoz, junto al Palacio de Congresos, en homenaje a los asesinados de agosto de 1936 ni a la apertura de la exposición sobre la guerra civil cuyo comisario es Enrique Moradiellos. Sobre esta última hablaré en unos días, cuando pueda verla.

Acerca de la escultura me llegan quejas de varios amigos sobre cómo se desarrolló el acto inaugural y alguno, incluso, deplora la propia apariencia de la obra. Por las fotos que me envían no comparto estas opiniones estéticas: parece interesante la propuesta de la artista y “no da mal” en las imágenes que conozco, aunque la relación de la pieza con el motivo que dice inspirarla sea poco significativa. La autora arguye que cada 14 de agosto, aniversario de la toma de la ciudad, proyectará una galaxia espiral dentro de los límites de su base y que está formada por una serie de líneas que quedarán casi todo el año desordenadas sobre el suelo, salvo los días en torno a esa fecha.

Más allá de la controversia estética, lo que me preocupa es lo que me dicen del acto inaugural: no hubo ni un minuto de silencio, ni unas palabras, ni nada, todo se redujo al frío acto de correr la tela que lo cubría. Además no existe ni un humilde texto o cartel en el suelo o junto al monumento, que indique a qué o a quiénes, está dedicado el monumento.

La Asociación de Recuperación de la Memoria Histórica de Extremadura reivindica que se coloque una placa junto al monumento, con el título de la obra y la oportuna dedicatoria. Además sigue siendo necesaria la instalación en el interior del palacio de un memorial, un pequeño espacio en recuerdo de los temibles hechos ocurridos en Badajoz en 1936 y que tuvieron en la derruida plaza de toros su principal símbolo.

18 comentarios:

José M. Sánchez-Paulete dijo...

Estimado José María:
Tienes razón, el monumento que se inuaguró hace poco ya esta dando que hablar, para unos es poco explícito y nada significativo, quizás opinan que banaliza los hechos que sucedieron en la plaza de toros en los días posteriores al 14 de agosto de 1936, para otros es una magnífica obra de arte demasiado conceptual para que la entienda el vulgo. Yo creo que está muy de acuerdo con el edificio del Palacio de Congresos, y fué el propio Selgas su arquitecto el que propuso a la escultora Blanca Muñoz, quizás la gente esperaba una especie de "Guernica" escultórico, pero los tiempos han cambiado y la simbología del arte también, quizás lo que si se echa de menos es una placa conmemorativa.

josemaría dijo...

1. No tengo ni idea de arte moderno o contemporaneo. Simplemente miro, y veo si me sugiere algo o no, cualquier obra. Esta me gusta. Me transmite tranquilidad, paz. La que merecen quienes vieron segadas sus vidas en ese mismo lugar.

Por tanto:

2. Apoyo plenamente la petición que comentas de la Asociación de Recuperación de la Memoria Histórica de Extremadura, reivindicando esa placa y la oportuna dedicatoria. Y también la idea de instalar en el interior del palacio un memorial, un pequeño espacio para el recuerdo necesario.

Es nuestra obligación moral conseguirlo.

José Manuel Corbacho Palacios dijo...

Estimado José María:

En cuanto al monumento "dedicado a las víctimas de la guerra civil" (así lo denominaban las invitaciones del acto), en la entrada de lo que fue el solar de la vieja Plaza de Toros de Badajoz, hoy Palacio de Congresos:

Me gustaría, simplemente comentar que con independencia de las calidades artísticas del monumento, en las que no entro; si que debemos estar todos de acuerdo, que fue lamentable que no se hubiera previsto, la instalación de simple texto o cartel en el suelo o junto al monumento, en consonancia del mismo edificio del Palacio si se quiere, que indique a que o a quienes, está dedicado el monumento. Para el visitante del Palacio (más si éste es foráneo), no deja se ser un complemento más del edificio, pues no hay nada que le indique el significado y dedicatoria de la obra de arte citada.

Fue especialmente doloroso, para algunos familiares de las víctimas allí presentes (algunos de los cuales buscan aún los restos de sus allegados que desaparecieron, y permanecen en fosas clandestinas o en lugares desconocidos porque otros los esparcieron para el olvido), que no hubiera un mínimo gesto de respeto, honra y recuerdo, por ejemplo mediante un minuto de silencio, la interpretación por megafonía de alguna pieza musical, o una pequeña lectura poética, "in memorian". Todo se redujo, como vimos los que allí estuvimos, ante la sorpresa de todos, al frio acto de correr la tela que lo cubría, por parte de la autoridad competente y la escultora.

Ya sabes, que éramos muchos lo que temíamos que el lugar citado, que debe ser lugar de memoria, corriera el riesgo de convertirse en lugar de olvido, por eso tras el ya hecho consumado de la demolición, hemos reivindicado y reivindicamos desde la ARMHEX, a cuya directiva pertennezco, que se instale en el Hall del Palacio de Congresos, un "Espacio permanente de interpretación de la memoria", con un montaje audiovisual y unos textos explicativos, de lo que pasó en Badajoz, hace 70 años. Y por último que junto al monumento, se instale al menos, una placa, con el título de la obra, y la dedicatoria oportuna.

Agradezco pues, el apoyo a este objetivo que percibo en este blog, pues creo que la memoria democrática de nuestro entorno, se merece, que como tares de TODOS, juntos consigamos la instalación de ese "Espacio permanente de interprestación de la memoria", para que los ciudadanos de Badajoz, los que nos visiten y las futuras generaciones, conozcan su pasado, el solar sobre el que se levanta, y lo que allí sucedió hace ahora setenta años; espacio que además sirva para honrar y reparar la dignidad, la justicia y la memoria, de los que fueron injustamente asesinados por defender un régimen democrático y la libertad.

La recuperación de la memoria es un acto de responsabilidad, y a ella apelamos. Este reconocimiento, no puede ser interpretado como una concesión o gracia de los gobernantes, ajena a su contexto histórico, sino como un derecho fundamental de la ciudadanía, a su memoria democrática. Debemos pues evitar una segunda matanza virtual de Badajoz, que sería la del olvido.

señol javiel dijo...

¿por qué hay muertos "más valiosos" que otros?

creo que toda muerte humana es innecesaria.

en fin...

durruti dijo...

¿Asociación de Recuperación de la Memoria Histórica de Extremadura?
Hace años, 1976, un servidor hablaba de recuperar lo que se perdió en la guerra social de 1936-39. Está en las hemerotecas. Y se me decía por partes de quienes hoy pretenden sacar tajada política electorera, que eso había que olvidarlo, que ya pasó, que mejor dejarlo, que así no íbamos a ninguna parte... Y otras gracias al uso, en la que curiosamente coincidían con lo granado del Régimen que se preparaba a remozarse. Hay mucha literatura contra el olvido en las hemerotecas, vomitada por, ya digo, quienes pretenden sacar partido, hoy, del asunto de la memoria histórica, un término incongruente, en su construcción sintáctica y semántica, por otro lado. Pero ya lo dijo Juan Goytisolo, la memoria es flaca cuando es interesada. Me interesa mucho más la memoria y el recuerdo de aquellos oscuros años que llaman de la transición, que los propios de los años treinta, ya que ese tiempo alumbra las insensateces de hoy, y deslumbra a los impostores y aprovechados de la gente que murió por su libertad en esa plaza de toros, por ejemplo, de los que no son herederos ni seguidores en nada, como no sea esa pátina nominalista, y sólo eso. Y que quede claro que me refiero a las organizaciones y partidos que mueven el cotarro. No a la gente de buena fe, a las personas que, como el señor Lama, sí están comprometidos con los valores que continúan los de aquellos asesinados por el fascio y la barbarie africana.

Anónimo dijo...

¿La Asociación esa de la Memoria Histórica de Extremadura no es en la que está de presidenta la señora delegada del Gobierno en Extremadura, o está entre los mandamases de la misma? Pues entonces ya está vista la burranca... Y las "jabas" tienen bichos... Que se dice en castizo extremeño republicano.

@ dijo...

Oportuno post, señor Lama. Es la estructura de una gigantesca llama, hecha en acero inoxidable, suponemos que hueco y espirituado, que surge del suelo, de la sangre y del dolor, la que recuerda a aquellos inocentes, aquellos mártires de la libertad... Perdón a sus asesinos, no sabían lo que se hacían, que esa llama depura, y NUNCA MÁS algo así entre españoles, NUNCA más, que esa es una de las enseñanzas de la memoria, que no de la Historia, siempre a balboleos de intereses. El pueblo llano y rural de Extremadura nunca olvidó aquel enorme atropello. Y siempre perdonó no desistiendo en sus anhelos de libertad.

Un asociado dijo...

La presidenta de la Asociación de Recuperacíón de la Memoria Histórica no es la Delegada del Gobierno. Se llama Emilia Lozano y es bibliotecaria de Villanueva de la Serena.

eva dijo...

El monumento es frío, muy frío. A la cabeza me vienen monumentos similares como recuerdo del Holocausto en Berlín y otras ciudades. La diferencia es que esos memoriales no fueron erigidos en el lugar de la masacre, y éste sí.

Cuenta la periodista alemana e investigadora del Holocausto Lea Rosch que en una visita al campo de exterminio de Treblinka pudo "sentir" la energía que emanaba del campo, como si los muertos reclamaran algo...

Antes de hablar de perdón, debería hablarse de lo que pasó, y por qué pasó y quién lo hízo. No creo que la memoria de algunos pocos sirva de nada, si la memoria colectiva no trabaja para recuperar y conservar la identidad de los que fueron asesinados.

@ dijo...

Pues hágase, norabuena, el listado de los masacrados, si ello la hace feliz, doña eva. Y el perdón está concedido, entre otras cosas porque los ejecutores están ya en el mismo mundo que los ejecutados; pues tarde o temprano es la muerte la gran asesina. Y contra ella no valen monumentos contra sus crímenes. En todo caso la vence el gozo presente de los vivos, de nosaltres. Así que gocémonos, eva y permitamos gozar cada momento. Y si hacer el listado es goce, pues sus y a ello. Pero si va a ser aprovechado por partida o partido en medro electoral no merece la pena.

durruti dijo...

lo estilizado de las líneas que suben como humo no lo hacen precisamnente frío. Tal vez debiera estar pintado de rojos y amarillos, naranjas, y todos los colores del fuego, colores calientes.... pero eso bien puede estar en la mirada de nosotros, eva, ellos están en el frío de la muerte, en el que de todas formas iban a estar, lo que no justifica que los aceleraran sus asesinos a ese frío espacio del no ser, que es lo condenable, lo que duele. lo injusto, lo criminal, por eso esa llama arde perenne e inmortal en nuestros corazones, que llevan un mundo nuevo para ser vivido

eva dijo...

Mira, "don" anónimo estrambótico:

A mí no me hace felíz que tantas personas fueran asesinadas, lo que parece que sí pone a algunos contentos es el olvido impuesto tantos años y obligar a otros a que también lo hagan ahora.

¿Y quién eres tú para perdonar en nombre de los asesinados? ¿Y de sus familiares? ¿Acaso has hablado con los primeros en el mas allá? ¿O es que eres Dios o su ayudante? Lo digo por tu brillante frase "no sabían lo que se hacían" ¿sabes de quién es?

Todos nos tenemos que morir algún día. Lo que es tremendamente injusto es que a tantas personas les fuera arrebatada la juventud y los años que tenían que vivir. Y que no se recuperen al menos sus nombres. A tí también te gustaría que tu nombre no fuera borrado y que los tuyos te recordaran.

Y por cierto, he dejado claro que no tengo nada que "gozarme" contigo, así que tendrás que gozar solo, por esta vez.

@ dijo...

se equivoca, doña eva, no quiero ser recordado luego de muerto, lo relativo al gozo lo digo en todo sentido y no me refiero con usted, precisamente, mala gente es la que no puede comprender que la inmensa gente matadora de entonces era gente mandada, gentecilla tan víctima como los más, no los justifico, trato de caomprender algo que es muy difícil ahora, instalarse en el resentimiento trae cáncer, luego de 70 años. tengo todas las víctimas de aquel tiempo, muchas, en el bando republicano, TODOS, asesinados vilmente algunos y hace años, antes de esta moda tonta de la memoria, indagué acerca de sus matadores, con tacto, tiento y sin levantar sospechas, conocí a algunos de sus asesinos materiales, y no deseo sus vidas no loco, en el pecado de vicir llevaron la penitencia, tal vez por cierta justicia cósmica, realmente no sabían lo que se hacían, era un tiempo casi tan ignorante como este, tal vez un poco menos, repito que me entendió mu mal lo de gozarnos, que no me refería, ni de lejos el sentido que usted le da, sino al de vivir intensamente cada instante, sin enrevesamientos ni faltar a nadie, y menos poner adjetivos histéricos como estrambótico y tal y cual, ni la conozco ni me conoce, y tal vez mi estilo es mi máscara, doña evilla, le deseo salud calma y entendimiento...

Anónimo dijo...

Como sigas asi , Eva, te vas hacer dueña de este blog.

Jo, saltas a todas.

eva dijo...

Anónimo, tú también estás atento al quite, para variar...

Anónimo dijo...

Mueven Negras.

José M. Sánchez-Paulete dijo...

Por favor no empiecen con ataques personales y comentarios sobre anóminos, hagan como que no los leen, la mejor respuesta a un improperio o insulto o descalificación es el silencio. Por otra parte creo que lo mejor que podían hacer es comentar algo algo de lo que se cuestiona en la entrada de este blog, algo sobre el monumento a las víctimas de la guerra civil en Badajoz que así se llama oficialmente la escultura colocada en la entrada del Palacio de Congresos de Badajoz Manuel Rojas. Si es así adelante opinen, si solo tienen que enzarzarse en aburridos comentarios personales de unos contra otros corten pues hacen estas entradas muy pesadas y sobre todo reiterativas.

@ dijo...

Creo que me he ceñido a comentar sobre el llamado monumento a las víctimas de la guerra civil en Badajoz, que así dice Paulete que se llama, el resto ha sido respuesta a faltas de entendiemiento por parte de la tal eva, y lo digo sin ánimo de polemizar, sino con la mayor amabilidad que puedo. A mí me parace el monumento de una alta calidad como tal símbolo y precisamente monumento, como expliqué arriba. Sorprendente para lo que se despacha en Extremadura para cuestiones similares: claro, moderno, participativo, no apartado de los demás... Bien, muy bien como forma escultural y "espacial".