sábado, 1 de julio de 2006

El último deseo












todo lo demás, dispuesto:
el nudo marinero
(única deuda con la patria),
el terno de domingo,
los libros
donde apoyar, por una vez,
la vida,
el efecto de péndulo
sobre los muebles de la sala,
la prevista sorpresa del vecino.

Todo. El día, la excusa, la hora,
el poema póstumo, la basura
de ayer, el acantilado
donde romperán las cenizas...

Hasta la carta al juez,
única de amor que el hombre escribe.

Todo a punto. Todo
salvo ese último deseo
que debe animar a los ahorcados
a eyacular sin gozo.


(No teman los amigos, no voy a desempolvar todos mis poemas añejos. Es sólo para ver si me animo y vuelvo al oficio)

6 comentarios:

Á.V. dijo...

No sé a qué esperas.Ah, y puedes seguir "castigándonos".

Agustín Romero Barroso dijo...

Pues muchas gracias por advertir sobre los temores. Ha sido muy de agradecer leer un poema denso y de interés, con a.v. te digo que nada de temores y sigue castigando, es mi "último deseo"...
Nada más que como manía de la lucha con la errata: Creo que se deslizó un en el inicio del poema, que no lo hace con mayúscula, teniendo en cuenta que no haces uso particular de ecritura, sino convencional. Salvo que así lo prefieras.
Salud

josemarialama dijo...

Estimado Agustín,

gracias por advertirme del desliz, pero no es tal, pues es intencionado. Tengo la puñetera manía de comenzar los poemas en minúscula desde hace 20 años. Es por aquello de que no hay poemas, sino poema, y todos los textos forman parte del mismo, inacabado.

Gracias de todas formas por tu atención inmerecida.

josemarialama

Agustín Romero Barroso dijo...

De nada. Algo así me imaginé y aludo a ello. Porque creo que me llegó algo tuyo alguna vez, que leí y tome nota que al recordármelo, recuerdo... Pero ya ves mi comentario llenos de erratas. Las p... prisas.
Esta sí lo es: En el título de la última entrada pones bilbioteca, y debe ser biblioteca. Creo. Salvo disposición contraria de Vd. Muy órfica esa visión del poema. Un valor.

josemarialama dijo...

Ahí sí me has pillado. Gracias. Ya lo he corregido.


josemarialama

Agustín Romero Barroso dijo...

En manera alguna fue mi intención pillarte en nada, con el hermoso poema que nos brindas. Antes al contrario, fue extrañeza, que se desvela en la intencionalidad que explicas. Y es que, por lo general, como cuidas mucho los textos (como debe ser), lo pensé así y salí con lo de errata. Tal vez para leerte tu intencionalidad poética...
Vale