viernes, 1 de febrero de 2008

La Santa Iglesia de la Derecha



Dudo si lo último de la cúpula de la Iglesia Católica española es una indignidad o sólo el episodio lógico de una larga trayectoria derechista.

Cuando sueltan alguna de éstas ―hoy sí y mañana también― me sorprendo de que sean tan descaradamente partidarios y tan poco misericordiosos. De que a pesar de las penalidades del mundo, de las injusticias, del llanto de los niños pobres, del asesinato de mujeres o del sufrimiento de los enfermos, los obispos se preocupen desmedidamente de los no nacidos, del goce pecaminoso de los homosexuales y de la supuesta ruptura de la patria española.

Cada vez que dicen alguna de esas necedades sobre el matrimonio ―que nunca han conocido―, sobre los hijos ―que nunca han tenido― y sobre la ética ―que poco han practicado― me parece tamaña falta de vergüenza que tiendo a pensar que es pasajera y que la Conferencia Episcopal ha sido ocupada por una pandilla de ultras.

Soy un iluso. Declaraciones como las de ayer del tal Martínez Camino me hacen caer del guindo: lo extraño no es una Iglesia derechista, lo raro empieza a ser que haya fieles que no lo sean.

¿No será el momento de que algunos se piensen si merece la pena estar en el mismo barco que estos tipos? El problema no es Dios. Son estos que dicen representarlo en la tierra.

57 comentarios:

Faroni dijo...

Sí, es el momento.

RBV dijo...

Indignante en si mismo.
Pero mucho mas que ademas la estemos subvencionado, todos, incluso los que estamos en desacuerdo.

Anónimo dijo...

Ya es hora, de pensar seriamente, sin más dilaciones, en la denuncia de los inconstitucionales Acuerdos Iglesia Estado de enero de 1979.


Este país empezaría a terminar con la transición y a superar el nacional catolicismo, el dia que se anunciara tras a la rueda de prensa del Consejo de Ministros, la decisión de la puesta en marcha de los mecanismos legales y procedimientales para la denuncia de los obsoletos Acuerdos Iglesia Estado.

Un estado aconfesional, no puede estar sometido de forma contínua, a la tiranía de una institución que será caualquier cosa, menos democrática, y que sólo piensa en el aumento de la tajada que puede obtener en los presupuestos generales del Estado, que para más inri consiguió este Gobierno, al que tanto denostan ahora.


DENUNCIA DE LOS ACUERDOS CON LA SANTA SEDE, ¡¡YA!!

Anónimo dijo...

Los acuerdos entre la Santa Sede y España, son anticonstitucionales y que no resisten ninguna justificación.

En concreto, es grotesco que el Estado pague a profesores de Religión, incluido su Seguridad Social, y que la Iglesia sea quien los nombre y que los pueda despedir por causas que no están incluidas en el Estatuto de los Trabajadores.


RELIGON FUERA DE LA ESCUELA YA!!

La religión es algo que pertennece a la esfera privada de las personas. No debemos tolerar, estas imposiciones de moral.


Que se presenten de una vez por todas a las elecciones y que se atrevan a vivir del "óbolo" exclusivo de sus fieles, pero aparte de los presupuestos. Ya veríamos.

Anónimo dijo...

Hay que denunciar loa Acuerdos con el Vaticano, ya mismo. El conflicto tiene que ver con el presunto valor supraconstitucional que los obispos españoles le dan a su tratado internacional con España, que se negoció por Marcelino Oreja, antes incluso de la aprobación de la Constitución, aunque se publicaron el 4 de Enero de 1979.

Pero los tratados internacionales, de la categoría que sean, no pueden jamás alterar la Constitución. No es sólo una opinión. Recordemoa que cuando España ratificó el Tratado de Maastricht, en 1993, que extendía en uno de sus apartados el derecho de sufragio a determinados extranjeros residentes, el Tribunal Constitucional sentenció que o se cambiaba la Constitución que impedía tal cosa, o España no podría ratificar dicho tratado. Las Cortes Españolas hicieron la reforma por unanimidad.

Los constitucionalistas advierten, también, de que el tratado firmado en 1979 por España y la Santa Sede, que reformó el Concordato de 1953, puede entrar en conflicto con leyes ordinarias españolas, como el Estatuto de los Trabajadores, pero jamás puede entrar en conflicto con la Constitución.


SEÑORES OBISPOS Y DIRIGENTES DEL PP, QUE TANTO SE LES LLENA LA BOCA DE CONSTITUCION CUANDO LES INTERESA: Las leyes españolas las hace y aprueba el Parlamento español. El Vaticano no colegisla en España. Eso es imposible y sería una aberración intolerable.

Inma dijo...

¡Qué razón tienes! El problema son los fundamentalistas católicos. El integrismo de los que creen estar en posesión de la verdad absoluta. ¡Ya está bien!

Francisco José Najarro Lanchazo dijo...

Como dice el amigo Baudelaire, "El sacerdorte es inmenso porque hace creer a una multitud cosas sorprendes", esperemos que la multitud algún día lo mande a paseo y, por lo tanto, piense.

Saludos.

Pesar dijo...

Tal como está el patio, creo que la primera medida que debería tomar el PSOE si gana las elecciones sería denunciar el Concordato con la Santa Sede. Ya que los obipos han tomado descaradamente partido, deben estar a las duras y a las maduras. Que le financien sus fieles y que paguen impuestos.

Pero me temo que Zapatero no hará nada.

Pesar.

garciguti dijo...

La cosa es grave, lo está siendo ya hace tiempo, desde la beligerancia de la COPE, financiada y apoyada por la jerarquía eclesiástica. Los que antaño sintonizaron con el franquismo y lo bendijeron llamándolo Cruzada,intentan ahora mezclar religión y política (como antaño)y movilizar a sus fieles en una determinada dirección que, en última instancia, es incompatible con la democracia. Y ponen a los creyentes en un falso dilema: o Dios o política de izquierdas.El próximo paso podría ser la excomunión del PSOE.
Mucho ojo porque cuando la política se contamina de religión (o viceversa) las "guerras santas" están a la vuelta de la esquina. Puede sobrevenir el golpismo con la consabida complacencia y el beneplácito del estamento eclesiástico del que ya recibió apoyo una vez.
Así que ojo al parche.

Anónimo dijo...

¿Casados por la iglesia?
¿Enterrados por la iglesia?
¿Primeras comuniones por la iglesia?
¿Bautizos por la iglesia?
Feria de san juan o san lo que sea.
Felicitaciones el día de san...
Feliz Navidad.
Todos los días del año gregoriano.
Una pena. Y pensáis así porque Occidente es así por la iglesia, la que tantas veces se ha roto, a veces desde dentro y otras desde fuera.
¿Diríais lo mismo y os expresaríais de igual manera si estuviérais en un país islamista?
Os faltaría lo que ahora os sobra.
Sed consecuentes, que estamos en carnaval.
(Ya os he dado carnaza)

Anónimo dijo...

Es evidente que nos expresamos así porque hay libertad para hacerlo. Y esa libertad falta en un país islamista... pero tampoco la habia en España durante la dictadura de Franco, cuando el dictador entraba bajo palio en las catedrales y los curas levantaban el brazo como Hitler.

Anónimo dijo...

Advierto en el post y comentarios demasiados radicalismos y generalizaciones.

Las creencias de los demás merecen respeto, aunque no nos gusten. Los obispos pueden decir lo que quieran, como los políticos. No todos los creyentes, ni los votantes, estamos en un sólo barco. Muchos nadamos solos y eso no nos hace ni mejores ni peores.

¡Basta ya de meterse con la Iglesia! ¿conoceis la Iglesia en las pateras, en las chabolas, con los enfermos, con los sintecho, con los inmigrantes, con los pobres, con la droga? pues esa Iglesia existe. Menos mal que existe.

Iglesia, en España, somos muchos. Muchos más que los obispos...Iglesia no es sólo dinero y poder. Gracias a Dios. pero eso parece que no cuente, y es muy injusto.

En la politica, en la Iglesia y en la vida hay de todo. Generalizar puede ofender.

Anónimo dijo...

Pues si en la Iglesia sois tantos porque dejáis que vuestros representantes (los obispos) sólo sean conservadores, derechistas y carcas.

Convendría que hubiera más pluralidad y entre ellos hubiera también alguno que representara a los que no lo sois.

Anónimo dijo...

Dios era amor por Matías Vallés (publicado en Diario de Mallorca, 10 de enero de 2008)

El discurso sobre la familia tradicional de los obispos que se niegan astutamente a crear una, y por lo tanto no saben de qué están hablando, es menos llamativo que su prosa viril y aguerrida. Al cardenal Bronco Varela sólo le falta posar con un kalashnikov al lado. Su sermón del odio eterno contradice la simplicidad anular de “Dios es amor”, que sintetizó antaño el discurso católico. Aquella identificación conducía a la demencia contemplativa o a decretar un día en el que no muriera nadie. El episcopado ha arramblado con la espiritualidad chapucera, y se apunta al materialismo tradicional.
Si los obispos no pudieran odiar a los divorciados, a los homosexuales, a los abortistas y a los izquierdistas, ¿a qué se dedicarían? Ronco Varela recluye a Dios en el Código Penal, redefine al ser humano como un Satanás con algún defecto de fabricación, exorciza a los adolescentes como íncubos creados para excitar la libido de la prelatura. Ha seccionado el refrán, para impartir a rajatabla “con el mazo dando”. Si pronuncia la palabra amor, sufre un síncope. En esa hipótesis, su entusiasmo por la familia tradicional no se extenderá a la medicina tradicional. Exigirá que se le dispensen los últimos avances científicos antes que los óleos –¿recuerdan a Juan Pablo II?–, sin reparar demasiado en la opción sexual de los médicos que le atiendan.
Dios era amor. En la actualización cardenalicia, Dios hace la guerra, también sin preservativo. Se trata de una degeneración previsible cuando hablas de la religión en alemán, como hacen Bravucón Varela y Benedicto Siglo XVI. En los tiempos de la Iglesia hippy de Juan XXIII, sabíamos exactamente de qué paraíso estábamos hablando. En cambio, la hipótesis de compartir también la vida ultraterrena con Rocky Varela obliga a una sobredosis de fe en la eternidad. Tal vez el cielo necesita la limpieza que él llevaría a cabo, expulsando al infierno a la mitad de los santos. Y hablando de familia tradicional sin amor, ¿no fue Rouco Varela quien casó a la princesa divorciada? Eso sí, ponía mala cara.

Anónimo dijo...

Veo que se han hecho comentarios de rango anticlerical, permítanme la descripción más que la connotación. Responde a la vieja dialéctica hispana de derecha-izquierda, en la cual la cuestión religiosa pesa tanto por razones históricas. Puedo estar de acuerdo en muchas cosas, si le resto el odio tradicional a la sotana (que, como ha dicho alguno, hace a diario también cosas muy importantes y positivas), pero me pregunto un par de cosas.
La primera es si no se ve claramente que en esa lucha, durante la democracia, el progreso social va ganando ampliamente al oscurantismo, TAMBIÉN EN LOS SECTORES CATÓLICOS DE LA SOCIEDAD. Así que no se preocupen por la opinión de cuatro obispos -bastante estúpida, por cierto- que, dicho con respeto, no representan a la sociedad ni a una buena parte de ella.
La segunda es esa expresión de preocuparse desmedidamente por los no nacidos. No sé, ¿alguno de ustedes se preocupa poco o desmedidamente por los no nacidos? Mi no nacida hija me preocupa, me llama, me necesita. Supongo que todos los no nacidos nos precupan desmedidamente a sus padres. No imagino a un no nacido indigno de esa preocupación. Es sólo una reflexión personal, no quiero hacer un debate sangrante sobre el aborto.
Salud.

eva dijo...

Estimado José María:

Antes de que este blog sea excomulgado y arrojado a los infiernos, me gustaría hacer un par de comentarios.

Y es que hasta no he visto que los que tanto reclaman "respeto a las creencias" se hayan molestado en respetar las ajenas, por no decir a las personas que en su pleno derecho no tienen ninguna.

Tampoco he visto a ningún obispo montado en una patera, ayudando a un drogadicto o dando cobijo a indigentes, más bien hacer todo lo posible porque en alguna -escasísima y anecdótica- parroquia se deje de hacer...

No voy a evitar comentar que donde no han faltado obispos y sotanas negras es en las negociaciones con la banda terrorista católica ETA durante el gobierno del PP. Para que no nos olvidemos que esa iglesia siniestra también existe...

Lo que me ha llamado la atención estos días, a propósito del divorcio y casamiento relámpago de Sarkozy es la absoluta discreción de la iglesia católica francesa al respecto. Mientras que en España montan un cirio diario, por nada...

Cómo debió ser la iglesia española en tiempos pasados, cuando ahora conspiran con tanto descaro.

¿Cuestión de izquierda o derecha? Absurdo, puesto que el anticlericalismo ha partido de ambos grupos ideológicos.

Saludos cordiales

agustinromerobarroso@gmail.com dijo...

Soy de los que cree que con la Iglesia hay que medir bien la crítica, pues la engorda. Sabedora como es de rentabilizar el martirio, como nadie. Incluso más que los del Holocausto, o los de las víctimas de terrorismos varios. Por ello requiere hacerlo con inteligencia supina. Aporto algunas puntualizaciones inexactas y resbaladizas, leídas en comentarios a esta entrada.
1.- Los obispos no son representantes de nadie, y menos de los creyentes de la Iglesia católica. No en el sentido de lo democrático como algo sometido a voto en un momento y lugar. Su selección es producto del Espíritu, y los creyentes aceptan, no para obedecer ciegamente. En la raíz un obispo es un creyente más al servicio de la comunidad. La fe de un católico no implica obediencia a obispos ni jerarquía o clero. Me refiero a la fe radical, esto es, en la raíz.
2.- Algún anónimo rechaza la radicalidad y la generalización. La radicalidad es necesaria: o sea, ir a la raíz del asunto y con la “ratio”/razón, esto es con racionalidad. Lo que se generaliza supone particularidades, y viceversa. El argumento de anular criterios generalizadores es nulo, pues.
3.- Recordar las muchas personas de la Iglesia que también cuidan a gente con sida, enfermos terminales, ancianos desahuciados, los que luchan por la libertad y liberación en los llamados países tercermundistas, llamados misioneros, con sus labores incuestionables, etc. Sé que por mucho que hagan no limpian las cacas de nadie. Pero son Iglesia también.
4.- Y si ladran, que ladren, esos obispos que lo hagan. Creo que proteger su derecho al ladrido debe ser, incluso, deber de los que amamos la libertad. Eso sí, que no muerdan. Claro que lo que ocurre es que como no existe una gente, mayoritariamente, con criterios claros, sanos, limpios, profundos, pues los otros poderes ladradores, los que van como obispos, temen porque “compitan” en asustar al “ganado”, vulgo voto. Y, claro, esas otras manadas de lobos, aparte los “lobispos” (sic), quieren trincar su parte y que no se la arrebate el clero, o vaya para otra competencia lobuna. ¿Se me entiende, me se entiende…?
Que todo poder es lo mismo de dañino, perverso, taliban, ciego, manipulador, competidor en el manejo de la gente a la que domina… Fíjense ustedes cómo será la cosa que ni la revolución soviética, que exterminó el feudalismo en su territorio de influencia, a los Romanof, y etc., pudo con la Iglesia rusa, desde luego no por la fuerza o prohibición, y sí, tal vez, con la permisividad, el acriticismo, y el dejarla en paz, mientras no muerda, repito, mientras no joda, y si lo hace, evitarlo “soto voce”, por lo bajito, con muuuucha mano izquierda… Y quien sepa entender que entienda. Ello lleva tiempo, paciencia, tesón.
Amigos, por fortuna hay otras formas de ver las cosas que en el corsé mediático/mental del Sistema de la COPE y la SER, o sea, los bipartidarios. Para los que todo el monte es su orégano.
Y, como decía Buñuel, a propósito de su creencia en Dios, ¡gracias a Dios!

KAMERADEN dijo...

LADRAN, LUEGO CABALGAMOS QUERIDO SANCHO. Pues eso. Me parece muy bien toda esta polémica. Por fin se han quitado la careta. Estos obispos impresentables e indecentes han perdido todo el respeto que por su edad, que no por su condición, se les podía tener.¡Qué lejos queda el Vaticano II!.¡Tarancón, resucita!. Ahora hay que ir a por ellos sin contemplaciones ni paños calientes y eso lo hará Zapatero, el presidente más valiente de la historia desde Negrín, tal y como hizo plantando cara a los yankis y trayendo las tropas de Irak, sin estridencias ni ruido, pero cumpliendo. Ha demostrado tener reaños para hacerlo. Tras el 9 de marzo toca denunciar los acuerdos con la Santa Sede. Las próximas manifestaciones de la izquierda de este país deben ser frente a las catedrales e iglesias de los pueblos y ciudades para sonrojo de los necios. Hay que perderles el respeto y el miedo. No son nadie. Una panda de cobardes vestidos de forma estrafalaria que tenían acobardados a los pueblos cuando estos eran ignorantes. La situación ha cambiado. Hay que despojar a la "Araña Negra" de su vestimenta para desnudarlos publicamente y que se tapen sus vergüenzas, si es que las tienen.

Miguel A. Lama dijo...

Querido hermano —sin connotación religiosa: es curioso que haya tantos comentarios anónimos para una entrada en tu blog sobre la Iglesia Católica española.
Hoy han presentado la gala de los Premios Max de Teatro los actores María Galiana y Carlos Álvarez-Nóvoa, y han introducido el premio al mejor espectáculo infantil con el chiste de que esperaban que no lo entregase don Bernardo Álvarez, obispo de Tenerife, el que dijo que algunos menores incitan al abuso sexual.

Un cristiano que se siente perseguido por vosotros dijo...

Es lo de siempre, por los de siempre y como siempre. Os erigís en el Nerón de turno y seguidores, para renacer y prosperar en la iglesia no hay más que empezar a echar a los cristianos a los leones.
Los leones actuales, más feroces y rugientes que los de los tiempos de los romanos, como botón este blog y sus acólitos.
Por lo que digan algunos, el descalificar a más de mil millones de católicos es injusto y mezquino. Olvidáis a los miles de misioneros, y a los miles de religiosos y religiosas que sirven en hospitales, en colegios, en diferentes ONG´s, cumpliendo una función impagable. ¿Os atreveríais a hacer esa labor que tanto criticáis? ¡Y encima, que haya gente como vosotros que tanto la criticáis!
El verdadero enemigo a batir es la Religión Católica, no la islamista ni la protestante, la Religión Católica con el Papa a la cabeza de todos.
El pueblo, bien movido y promovido por los fariseos de siempre, por vosotros en este caso, jugáis a ir convenciendo al Pilatos de turno y enardeciendo a las turbas hasta que estas gritan: “¡crucifícale!”
¿Por qué los hombres que dicen no creer en Dios no paran de hablar sobre El y de atacarle? ¿Por qué quieren volver a crucificar a quien, según ellos, no existe? ¿Es una estupidez o es algo peor? Miraos en vuestro espejo y haceros esas preguntas tan sencillas.
Vuestras razones han estado siempre encubiertas con motivos ideológicos, políticos y de defensa de la moral o de la libertad. Esa es la mezquindad humana.

Vuestra conducta la queréis ver reflejada en nuestra moralidad, la que tanto os falta a vosotros, la que tanto maldecís.
Vosotros os veríais reflejados en:
Los que abandonan a su pareja y a sus hijos por otra persona, dejándolos en la miseria.
Los funcionarios que prevarican, roban o engañan “legalmente”
Los que se sirven de la política para medrar ellos, sus familiares y afines.
Los que asesinan a sus hijos antes de nacer
Ser un “arrimado del chupe”
Y un largo etcétera
La iglesia, Jesús, ya tuvo a su traidor dentro de su círculo. ¿Por qué vamos ibais a ser menos?
¿Hay que eliminar al gobierno porque haya políticos corruptos? Cada cual, que soporte su vela.
Un ejemplo cuando se lucho contra la iglesia en Rusia: Fueron perseguidos hasta su total… “eliminación pública”, por el mejor de los estándares políticos de igualdad.
70 años después, esa iglesia resurge con más fuerza que nunca, y ese régimen tan perfecto e igualitario cayó.
La mayoría de gente como vosotros, al final de su vida, vuelve a lo religioso, a la moral. ¿Será por si acaso?

eva dijo...

Qué desagradable aroma a sacristía desprenden las palabras de ese supuesto "cristiano" anónimo.

Cuánta grandilocuencia, cuánta falsedad y cuánta mala fe se lee en sus palabras:

"Vosotros os veríais reflejados en:
Los que abandonan a su pareja y a sus hijos por otra persona, dejándolos en la miseria."

Gracias a Dios que al menos yo no me veo reflejada abandonando a una niña en un hotel de vacaciones para emborracharme y después ir a ver a Ratzinger para salir en la tele.

Una pregunta que siempre me gustaría hacer a cualquiera de estos fanáticos desatados es la siguiente:

¿Qué tiene que ver ese tal Jesús con la Iglesia?

,

el mismo dijo...

¿Qué culpa tendría Eva en tener una persona como tú en que se llamara como ella?

el mismo dijo...

Cuando las verdades pueden llegar a ofender, siempre que se utilizan en contra del que ha realizado el comentario.
Las clases de religión, en otro momento. Ahora sólo ha tocado una pequeña moralina desencubridora de enmascaramientos ideológicos. ¿Me entiendes?
Fíjate si sois, cuando viajáis (generalizo) las mujeres a países islámicos, a cumplir con sus normas; empezando por el pañuelo.
En el Islam es el estatus de la mujer, considerada como un ser subalterno, desprovista de todo derecho y sometida al hombre. El símbolo de esa sumisión es el pañuelo; sin embargo, en la actualidad se hace cada vez más visible, tanto en los países árabes como en Occidente.
¿No es más importante esa sumisión de género que lo que yo pueda decir aquí de lo que me parecéis?
Luchad por cosas ostensibles, en vez de maniáticas persecuciones que no llegan a ningún sitio(Recuerda mi anterior comentario sobre la iglesia en Rusia).

rbv dijo...

¡Que mania!
Musulmanes, catolicos, ortodoxos....
Somos laicos,-algunos-, y no queremos comparar Malaga con Malagon.

KAMERADEN dijo...

Los cristianos-católicos siempre utilizando la labor social que hacen como disculpa para justificar los excesos de sus dirigentes. Una teoría basada en falsedades, que más se parece al cuento de Cenicienta o de Caperucita Roja sólo puede ser aceptada por gentes ignorantes o de mentalidad infantil. Afortunadamente cada día son menos sus seguidores y paulatinamente se irá apagando a medida que el género humano vaya ilustrándose. Indudablemente hoy los cristianos-católicos son bastantes menos que hace 100 años y muchos menos que los que lo eran hace 200. Y así sucesivamente.Costará, pero al final se covertirán en una "rara avis" digna de conservarse en museos.

eva dijo...

No se a qué vienen los comentarios de ese supuesto cristiano perseguido y a punto de ser arrojado a los leones, si por lo menos se pudiera entender lo que escribe...

Hablando de "verdades que pueden llegar a ofender" (me imagino que a la Iglesia, cuando ahora, por fin, se puede hablar de ella sin que te envíen a la hoguera) y de otras incongruencias morfo-sintácticas, como las culpas de cierta Eva que al parecer "tenía una persona que se llamaba como ella", no acabo de entender qué pintan Islam y Rusia en este debate.

Tampoco lo que pinta Nerón...

Anónimo dijo...

Hay alguna cosa que destacar: la profunda ignorancia de los que están contra la Iglesia, de lo uqe es esa Iglesia...
Sí, se refieren a la Iglesia a algo así como la Perfección Suprema, lo Santo, etc. Y no, amigos la Iglesia militante es una Iglesia pecadora, con defectos, virtudes, que no son sólo los obispos, sino los creyentes todos. Y a esa Iglesia, que dice de sí misma que es pecadora, la estáis criticando sin tener ni p. idea de la misma.
Y lo dice uno que al menos procura tener conocimiento, y que no cree más que en el individuo. Porque si la Iglesia católica no es perfecta, no está acabada, hay demasiados imperfectos y pecadores, ¡¡no veas las demás agrupaciones, partidos, manadas u organizaciones hasta donde están de mierda!! Lo cual no la salva de nada y ella misma ha de depurarse. Lo ha hecho y lo hará. Va en el paquete. Pero de los otros grupos u organizaciones, ¿qué?, no limpian nada, se consideran perfectos, acabados, santos...
Y si esto huele a sacristía a EVA, lamento su mal olfato. Soy un convencido ateo de toda organización,iglesia, sacristía, coro, sindicato, partido, incluso club de ajedrez.

Anónimo dijo...

Buenos días, no suelo escribir en blog y bitácoras, pero me parece que cuando no se sabe que decir, se lanza la piedra para esconder las penurias de uno mismo.

La iglesia tiene muchas cosas malas, ¿Quien no?,pero si la iglesia cree en el matrimonio heterosexual, con la familia como base. Si la iglesia cree que no se debe de abortar, como doctrina, ¿Por qué motivo se tiene que callar si hay un partido que va encontra de sus creencias?

¿Os callaríais si estuvieseis viendo que violaban a alguien? si so callais, mejor no decir lo que opinaría de vosotros, pero si no os callais, estais haciendo lo mismo que la conferencia episcopal, luchar por vuestras creencias,

Lo siento, pero es lo que pienso, y espero no haber molestado a nadie

eva dijo...

Un anónimo cualquiera escribió:

"¿Os callaríais si estuvieseis viendo que violaban a alguien?"

Hay que ver con lo que salen estos "ateos" de sacristía.

Pero quién mejor que la propia Iglesia para responder a esa pregunta...

Porque, ciertamente, han callado antes muchas violaciones, realizadas a lo largo de los siglos, tanto físicas -a mujeres, casi siempre- como de derechos humanos. En el primer caso han defendido la idea que son las víctimas (mujeres) las que han provocado la líbido de los violadores.

Tenemos casos mucho más recientes de abusos infantiles -a ambos sexos- que la Iglesia inicialmente ha negado, después tapado cuando han emepezado los escándalos y más tarde, cuando ya no ha sido posible tapar ya nada, han llegado al cinismo más brutal justificándolos con el mismo recurso retórico: son los niños los que han provocado a los abusadores, muchos de ellos vistiendo sotana.

Pobres pecadores...

Anónimo dijo...

Al anterior. Ése no es el papel de las iglesias en las democracias. Mire alrededor. Lo que tienen que hacer estos señores es acatar la leyes y remitirse a sus fieles, que son los que deberían mantenerlos. El problema aquí es que vienen de donde vienen: de siete siglos de Inquisición y de etapas nefastas como la Restauración, la dictadura de Primo y, sobre todo, el golpe militar fascista al que dieron carácter de Cruzada antes de que desembocará en abierta guerra civil. Con este pasado la cosa se complica bastante, máxime si la derecha o al menos una parte importante de ella coincide en sus planteamientos. La etapa Tarancón fue una excepción dictada por las circunstancias. Lo malo es que del PSOE no puede esperarse que plantee la revisión del concordato. Es más, lo que ha hecho es PSOE es darle más dinero y consolidar su presencia en la pública con el invento ese de la educación para la ciudadanía, cuando lo que debía haber hecho es sacar la religión del ámbito de la enseñanza pública. Para eso están las iglesias y las catequesis. En fin, es una pena que haya que estar perdiendo el tiempos con estas cosas a estas alturas de la vida pero es así.

ana dijo...

A los anónimos de las 4:49 y 9:58 del día 6 y a algún otro anterior una pregunta ¿No os habéis equivocado de blog? ¿No seréis del otro? ¿De ese que se usa ahora para dormir?

Pakito dijo...

Dejadlos que hablen. Cada vez que abren la boca estos impresentables indecentes aumenta el voto a favor del PSOE.

Anónimo dijo...

Soy la anónima habitual, querida-anónima-nómina. Este comentario ya lo escribí en otro blog, pero me repito (advierto). Sólo quiero dar a todos los buenos católicos, a los de derechas, pero sobre todo a algunos confusos de izquierdas, una malísima aunque antigua noticia. "La Iglesia Católica proclama y enseña que el Papa es el Vicario de Cristo en la Tierra." (yo entendí sicario, por la cara de Benedicto, pero no, no, es vicario).
COPIO DE http://www.churchforum.org.mx/info/El_Papa/Documentos_Pontificios/elpapa.htm

¿Qué significa ser "VICARIO DE CRISTO" en la Tierra?
Significa "Hacer las veces de Cristo", enseñando, gobernando, dirigiendo, animando y sirviendo a todos los fieles. Cristo ya murió, resucitó y subió al cielo, pero deja en su lugar aquí en la tierra al Papa, que tiene una especial asistencia del Espíritu Santo para poder cumplir con esta misión de representar a Cristo."

Es imprescindible para seguir perteneciendo a la Iglesia que uno acate la autoridad papal. Si como yo, uno no acepta la doctrina de Benedicto ni la de Juan Pablo II, no eres católico por definición de católico. Esta doctrina incluye, condena de la homosexualidad, condena de la sexualidad sin fines procreativos (o sea, ni con ni sin condón, eh), condena del divorcio, que las mujeres no puedan pertenecer a la jerarquía de la iglesia, y mas barbaridades que ya no recuerdo…

Por tanto, lamento comunicarles, sobre todo a los cristianos de izquierdas, que no son católicos, es decir, no son IGLESIA. Sí que es posible creer en Cristo y en los Evangelios, pero no pertenecer a la Iglesia, la apostasía es nuestro destino. Saludos, y a asimilarlo despacito.

Anónimo dijo...

A ver:
El episcopado que no quiere, por dios, dejar de recibir del estado las rentas por las clases de religión.
Los curas que no quieren impartir ese sinsentido de clases con adolescentes ni "pa" dios.
Los contratados para dar las clases de religión que, gracias a dios, al menos les dejan parte del sueldo que el episcopado cobra de la administración.
...
¿Divulgación de la palabra de dios? ¡ja!. Putas "perras" que se reparten: ésta "pa" ti, ésta "pa" mi y ésta... "pa" dios

Javier dijo...

Respetando las creencias o no creencias que cada cual pueda tener, lo que no me cabe la menor duda es que públicamente la cúpula de la jerarquía eclesiástica hacer un ejercicio permanente de hipocresía. No he escuchado a los señores obispos pronunciarse sobre sonados casos de pederastia, ni sobre algún que otro pelotazo urbanístico-inmobiliario en el que más de una diócesis está inmersa, etc. Y qué decir de esos maravillosos casos de matrimonios populares, conocidos por todos, que después de años han visto anulada su Santa unión por el Tribunal de la Rota, alegando argumentos del todo peregrinos. ¿Cómo se puede criticar a la asignatura de Educación para la Ciudadanía, criticable por otras muchas cosas, acusándola de fomentar el proselitismo laico?. En fín, como alguien comenta en algún apartado del animado blog de José María, es lamentable que miles de personas que están haciendo una notable aportación social con su trabajo fundamentado en su personal creencia religiosa, estén tan mal representados por una cúpula como la de la Conferencia Episcopal. ¡Y el PSOE a medias tintas y navegando entre dos aguas, para que al final se le suban a la chepa, cuando ha tenido los votos y la posibilidad real de hacer cambios profundos en la relación entre la Iglesia católica y el Estado y, por ejemplo, sacar la clase de religión de las aulas!. ¿Aprenderán-aprenderemos algún día?.

Javier.

ano dijo...

A ANA: Dices "A los anónimos de las 4:49 y 9:58 del día 6 y a algún otro anterior una pregunta ¿No os habéis equivocado de blog? ¿No seréis del otro? ¿De ese que se usa ahora para dormir?"
1.- NO hay anónimos de las 4:49 ni de las 9:58 el día 6, aunque sí anteriores.
2.- ¿Eres la policía de los blogs, o vigilanta suprema, fiscalizadora general o algún cargo de esos policiales, o simple cotilla profesional? Tal vez todo en uno, ¡señor!, ¡señor!
3.- Y desvela en misterio del blog que se usa para dormir, por fa, ¡que debe ser una maravilla!
Ya que nada aportas a nada de lo que se discute, danos esos gustos que te solicito... ¡Venga, tonti...!

eva dijo...

Sí, a Ana le debe de haber pasado lo que a mí o lo que le pasó a Juana de Arco hace 5 siglos:

¡Que todas vemos visiones!

Menos mal que el ver "visiones" ya no lleva a ninguna mujer a la hoguera...

Son los recursos de siempre: evitar contestar a preguntas comprometidas y negar descaradamente la evidencia. Por negar, estos graciosillos con ganas de provocar y con retórica de sacristía hasta niegan que escriben aquí.

Pobres pecadores...

...sobretodo esos del blog del morbazo que lleva un policía con complejo de Tejero y que cada vez anda más de capa caída.

eva dijo...

José María:

Con las prisas matutinas me he equivocado al respecto de la Doncella de Orleans, pues la cosa ocurrió hace ya casi 6 siglos, que se dice pronto...

Saludos cordiales

Ninfa dijo...

A Eva:
Mira nena, que por ser mujer, (que eso tiene fe, que es porque lo dices tú, que no lo veo ni lo toco, ni na, sólo lo leo) ¡ya hace falta fe de carbonero!, digo que por ser mujer ya no se está en lugar privilegiado ni de mártir, de pobrecita... Que mujeres las hay muchas. Como Juana de Arco y como la Ana que escribe por aquí, como tú y de otras formas, que no por ser mujer se es una casta o clase, o especie aparte privilegiada, y no todas iguales, ni el sufrimiento de una mujer es de otra, o se lo puede apuntar otra...
Si veis visiones es vuestro asunto o el de la botella, o el petardo o lo que sea que os metéis pal cuerpo, que hay muchas formas de colocarse. No la cosa de sacar siempre que si las mujeres fueron, que si Juana de Carco, que si Maruja del Ríos, y que si Tal o Cual Mujer...
Yo sí soy una mujer, ¡ea!

eva dijo...

Caray con la tal ninfa, qué berrinche...

Ya que en este blog se tocan temas superiores conviene para opinar -aunque no creo que sea requisito imprescindible- tener no ya un poco de preparación (léase "cultura"), sino también unos mínimos principios de educación y buenos modales. Aunque viniendo de donde viene tal muestra de "nivelazo" esto es como pedirle peras al olmo, a buena entendedora...

Se estaba debatiendo sobre el clero español, más concretamente sobre los obispos, también se estaba comentando la manera tan provocadora y absurda que tienen algunos anónimos de presentarse aquí no para aportar algo constructivo al debate, sino para provocar de puro aburrimiento, sin olvidar el cinismo del que hacen gala negando que participan aquí (ellos -o ellas- sabrán por qué)...

... de ahí mi alusión a las supuestas "visiones"...

Antes de proseguir con el debate, me gustaría aclarar algunas cosas.

Una de ellas es que para nada he tratado de colocarme a mí ni al resto de las mujeres del planeta la etiqueta de mártires ni de pobrecitas utilizando el ejemplo de Juana de Arco. Mi alusión a esta figura histórica es para ilustrar lo que la Iglesia hacía con no pocas mujeres que se salían del modelo, digamos, aceptado y convencional. Juana de Arco no era una pobrecita, sino una guerrera, provista de coraza y armada hasta los dientes. No fue la única, ya que en la Edad Media encontramos algún que otro precedente que acabó igualmente siendo pasto de las llamas. Pero tuvo la desgracia de convertirse en mártir por obra y gracia de la propia Iglesia que la mandó torturar y quemar, lo mismo que a miles de mujeres -y hombres- antes y después que a ella y antes de que el Antiguo Régimen -para bien- dejara de existir.

Otra es, mediante ese mismo ejemplo, la forma en cómo la Iglesia se aprovechaba de la ignorancia y superstición de los pueblos. La mayor desgracia de Juana no fue otra que padecer un brote esquizoide de adolescencia que le hizo ver "visiones divinas" ayudada, eso sí, muy cruelmente por algún cura oportunista, de esos que "orientaban" y manipulaban a las mujeres por tratarse de seres "inferiores", de poco menos que tontitas...

Lo que en otros tiempos se consideraban "cosas del demonio" y "personas endemoniadas" se tratan hoy en día por medio de la psiquiatría. A nadie se le quema ya por imaginarse cosas, o por interpretarlas de forma errónea por pura ignorancia o superstición.

Y ni muchísimo menos se demoniza a quien emplea drogas por puro deleite o por enfermedad.

Y esto no es gracias a Dios ni a la Iglesia, sino gracias a los avances de la medicina, educación y bienestar social, de los cuales la Iglesia en tantos siglos de poder absoluto nunca se preocupó. Y gracias, por supuesto, a que la Iglesia ya no manda sobre los destinos de los estados y las personas...

No tengo por qué defender a la Iglesia, ni a la de arriba ni a la de abajo, porque pertenezco a ese -al menos- 50% de la población que desde los tiempos remotos de un oportunista conocido como Pablo de Tarso (alias "San Pablo"), individuo misógino, homófobo y feísimo, está completamente EXCLUIDA de esa iglesia que algunos pretenden vender como la "iglesia de todos".

El ser mártir, insisto, no ha sido un privilegio para las mujeres, sino una tragedia, por obra y gracia de una institución siniestra que ha hecho del hambre, la ignorancia y el cinismo su bandera.

Ahora que Ratzinger ha declarado en exclusiva mundial la existencia del infierno es de esperar que los que hasta ahora se han preocupado de "salvar las almas" ajenas se concentren en qué van a hacer con las suyas. Porque lo tienen claro.

En fin, pobres pecadores...

eva dijo...

Caray con la tal ninfa, qué berrinche...

Ya que en este blog se tocan temas superiores conviene para opinar -aunque no creo que sea requisito imprescindible- tener no ya un poco de preparación (léase "cultura"), sino también unos mínimos principios de educación y buenos modales. Aunque viniendo de donde viene tal muestra de "nivelazo" esto es como pedirle peras al olmo, a buena entendedora...

Se estaba debatiendo sobre el clero español, más concretamente sobre los obispos, también se estaba comentando la manera tan provocadora y absurda que tienen algunos anónimos de presentarse aquí no para aportar algo constructivo al debate, sino para provocar de puro aburrimiento, sin olvidar el cinismo del que hacen gala negando que participan aquí (ellos -o ellas- sabrán por qué)...

... de ahí mi alusión a las supuestas "visiones"...

Antes de proseguir con el debate, me gustaría aclarar algunas cosas.

Una de ellas es que para nada he tratado de colocarme a mí ni al resto de las mujeres del planeta la etiqueta de mártires ni de pobrecitas utilizando el ejemplo de Juana de Arco. Mi alusión a esta figura histórica es para ilustrar lo que la Iglesia hacía con no pocas mujeres que se salían del modelo, digamos, aceptado y convencional. Juana de Arco no era una pobrecita, sino una guerrera, provista de coraza y armada hasta los dientes. No fue la única, ya que en la Edad Media encontramos algún que otro precedente que acabó igualmente siendo pasto de las llamas. Pero tuvo la desgracia de convertirse en mártir por obra y gracia de la propia Iglesia que la mandó torturar y quemar, lo mismo que a miles de mujeres -y hombres- antes y después que a ella y antes de que el Antiguo Régimen -para bien- dejara de existir.

Otra es, mediante ese mismo ejemplo, la forma en cómo la Iglesia se aprovechaba de la ignorancia y superstición de los pueblos. La mayor desgracia de Juana no fue otra que padecer un brote esquizoide de adolescencia que le hizo ver "visiones divinas" ayudada, eso sí, muy cruelmente por algún cura oportunista, de esos que "orientaban" y manipulaban a las mujeres por tratarse de seres "inferiores", de poco menos que tontitas...

Lo que en otros tiempos se consideraban "cosas del demonio" y "personas endemoniadas" se tratan hoy en día por medio de la psiquiatría. A nadie se le quema ya por imaginarse cosas, o por interpretarlas de forma errónea por pura ignorancia o superstición.

Y ni muchísimo menos se demoniza a quien emplea drogas por puro deleite o por enfermedad.

Y esto no es gracias a Dios ni a la Iglesia, sino gracias a los avances de la medicina, educación y bienestar social, de los cuales la Iglesia en tantos siglos de poder absoluto nunca se preocupó. Y gracias, por supuesto, a que la Iglesia ya no manda sobre los destinos de los estados y las personas...

No tengo por qué defender a la Iglesia, ni a la de arriba ni a la de abajo, porque pertenezco a ese -al menos- 50% de la población que desde los tiempos remotos de un oportunista conocido como Pablo de Tarso (alias "San Pablo"), individuo misógino, homófobo y feísimo, está completamente EXCLUIDA de esa iglesia que algunos pretenden vender como la "iglesia de todos".

El ser mártir, insisto, no ha sido un privilegio para las mujeres, sino una tragedia, por obra y gracia de una institución siniestra que ha hecho del hambre, la ignorancia y el cinismo su bandera.

Ahora que Ratzinger ha declarado en exclusiva mundial la existencia del infierno es de esperar que los que hasta ahora se han preocupado de "salvar las almas" ajenas se concentren en qué van a hacer con las suyas. Porque lo tienen claro.

En fin, pobres pecadores...

KAMERADEN dijo...

Un verdadero éxito esta entrada en tu blog, Kameraden. ¡¡¡42 comentarios!!!!. Tantos siglos de oprobio y alianza con el poder han hecho a esta institución odiosa e indeseable para tantas gentes ... ¡Que siga la fiesta! y ¡Leña al mono!

Anónimo dijo...

Eva, el respeto a los demás ha sido siempre uno de los valores principales de la izquierda.
Tú, que te eriges en la gran defensora de esta filosofía política (espero que así sea y no esté yo confundida, y no defiendas “la causa” por otros motivos menos…, “filosóficos”) por medio de este blog, pues lo usas embaucadoramente para la galería, atendiendo a la primera premisa del párrafo anterior quiero decirte: ¿Por qué no te callas?

eva dijo...

Vamos a ver, anónimo o anónima, visto el "nivelazo" de los comentarios de visitantes como tú me parece que es una pérdida de tiempo (léase "tiempo perdido") contestar a vuestros enredos.

¿Pero es que no sabéis escribir sobre el tema propuesto y además sin enredar o tergiversar?

Sobre lo de que me he "erigido en la gran defensora" de la izquierda, que yo sepa, ni en este blog ni en ninguno me he definido políticamente de nada.

Tampoco me he definido en cuanto a creencias religiosas...

Aparte que ese comentario fuera de lugar no se qué relación guarda con el tema que se debate aquí, que recuerdo con mayúsculas es sobre los OBISPOS. Si no tenéis nada interesante que aportar, mejor deberíais hacer caso a Ana...

Cuando no se tienen argumentos para defender unas opiniones, cuando no se tiene un poquitín de cultura para no hacer el ridículo escribiendo disparates y, algo también muy importante, un mínimo de educación, se lleva el debate a lo personal tratando de silenciar con malos modos lo que no se puede hacer con una respuesta mínimamente fundamentada y coherente.

Nada de lo que he escrito aquí es para embaucar a nadie, son datos de la historia.

Esos sucesos ocurrieron mucho antes de que en Europa existiera la izquierda, y el principio de su fin -aunque lento- vino por las guerras de religión provocadas por la misma intransigencia religiosa y por supuesto por la Revolución Francesa, que puso a la iglesia en su sitio y ahí está todavía en Francia o Alemania, calladita y discreta, como Dios manda.

Por otro lado, hagos oídos sordos a los mensajes que provienen de la sacristía. Sobretodo a los que vienen aderezados con cierta esencia misógina difícilmente enmascarable. No estamos en tiempos de La Regenta y aunque dice el dicho que "nadie escarmienta en cabeza ajena" a mí con ese ejemplo me basta.

Los tiempos han cambiado, las costumbres y creencias de mujeres y hombres también. Ahora le toca a la Iglesa adaptarse a los tiempos y dejar de ir contra la historia.

Un saludo cordial a José María.

Clara dijo...

Agustín, firmes como firmes se te ve a la legua. Tu estilo recargado y pedante te delata. Y tu misoginia. No puedes evitarlo.

agustinromerobarroso@gmail.com dijo...

Amigo Lama: es indudable que su entrada ha creado polémica. Lo cual no dice mucho. Diría si esa polémica enriqueciera a todos los polemistas. Porque si no es así, esto es patio de vencindonas en Cuaresma, nunca mejor dicho.
Creo que debería seleccionar, con un mínimo de criterio las participaciones, y como ya tiene activado eso de que elegirá quien se publica o no, lo aplicara. Se lo digo como consejo.
Y lo primero es que la gente se atenga al asunto de qué se trata. No aprovechar para otras faenas, propias, asimismo de patio, o corrala, de marujas fascistoides, que sabemos que la expresión marujera fascistoide declina y tiene esas querencias del patio de rajar y roer valores, fama y alcurnias personales, al tenor o hilo de la discusión. Muy propio de algunas mujeres ese fascismo de la vida cotidiana: demoler la buena fama con habladurías, entendederas y juicios alocados que más expresan el contenido de sus meninges, que tema tratado, que no les importa un bledo a ellas, que les importa zaherir, crismar, cuchichear…, la envidia, y otras secuencias de pobreza mental son ansí... Los tíos fascistas tienen su manera de demoler al otro. Ellas, las fachas, que existir existen, la propia.
Si usted se fija, deja demasiado alegremente expresarse a ese gentecilla, con lo que el nivel decae, la cosa yerra, el asunto toma derroteros huecos, y todo se reduce al insulto, la cosa personal, la adivinanza, la cutrería seudodocta, la mentecatez, la falta elemental de respeto, no ya al que se le dirigen los dicterios, sino a todos los que, de buena fe, participamos; ya que tras esos dicterios o descalificaciones no hay demostración, ni prueba alguna, ni argumentación o ejemplos, nada, nada y nada, como de nadie que son, de donnadies.
Y ejemplifica esto la tal “clara”, que leo en última entrada. Por ello he escrito todo referido más a ellas, las participantes. Y yo que iba siguiendo esto con cariño, atención e interés, desisto, y como yo seguro que varios.
Dice esa clara, refiriéndose a un tal Agustín, tales afirmaciones, sin ton ni son, que claman a que se obvien. Primero, que si se refiriere a algún interviniente en este debate, lo diga, con valentía, honestidad, limpieza, o ya que ella se esconde tras clara, diga el nombre escondido del otro y al mismo se dirija, y le argumente, etc. Segundo que se adecúe a lo tratado, al tema o asunto. Demuestre el estilo recargado y pedante, que si lo fuere podría elegir la cosa humorística fina para ello, la burla que todo estilo de esa índole se merece, y es fácil hacerle. Y si delata al tal Agustín ese estilo, nos haga saber de quien se trata y donde se expresa, que sería bueno conocerlo. Y si tiene estilo, a lo menos tiene algo, entre gente tan desmañada y vulgar como pulula por estos lares, ramplona, sin estilo. Tenerlo, sea con las características que clara expone es grande logro.
Si es misógino debería mostrarse dónde, cómo, en qué, cuándo…, y que con su pan lo coma. Ya que la tal clara lanza esa calificación que hemos de creer por fe o porque ella lo diga, que no tendrá mejor cosa la buena mujer, si lo es, claro, clara.
Finalmente la quisicosa es de tanta mezquindad, y de un ámbito tan personal que rogaría a la tal clara que se dirigiera al tal Agustín y le comunicase todo eso, y si son personas de bien, la tal clara y el tal Agustín, pues mejor para los dos, ya que ella hace obra caritativa, y él, atendiendo a tan sabios análisis y valoraciones, pues crecería personalmente. Digo que todo eso no tiene –no debería tener- cabida aquí.
Y, volviendo al inicio, todos saldríamos ganando con la discusión sobre el asunto del clero y sus devaneos, y clara sería una buena persona. Pero me temo que no será así, sino que ella seguirá huyendo la participación en el tema, y aprovechará para lanzar pullas y patadas por debajo la camilla a algunos de los que buenamente ella adivine como Agustín. ¿Hay mayor forma de ser miserable y mezquina, aparte de estúpida?
He intencionadamente he recargado mi estilo y lo he pedanteado, amén de trufarlo de misoginia, para que clara me conteste a mí, a lo menos en un asunto, etc.

Jordi dijo...

Señor Romero:
Le sugeriría que dejara de sugerir cómo moderar este blog y que fluya libremente las opiniones de los participantes o en su defecto sea el propio José María quien decida mediante qué conductos deben circular las opiniones que para eso lo ha creado él.


Atentamente,
Jordi Pedrosa

agustinromerobarroso@gmail.com dijo...

Don jordi:
Deje manifestarme libremente mis opiniones, referidas a cualesquiera cosa que tenga a bien, sobre todo si son sugerencias al dueño del blog, que estoy en tanto derecho como todos en expresar libremente esas opiniones, que no debe ser nadie, y menos VD., el que me indique el camino de mi libertad. Y lo hago a cara descubierta siempre, con el respeto debido a quienes se manifiestan de esa forma, y a degüello contra los anónimos, que además no aportan nada, repito, y hacen valetudinarios ataques personales infundados, amigo.
Por supuesto.
Y dice bien, opiniones, no ataques personales vergonzantes, en tanto que anónimos, y que nada aportan, encima,nada dicen, ni opniones ni na de na.
¿Enterado? Pos eso..., don jordi..., a c... a Ampuero, que dicen por ahí...

juan dijo...

Estoy de acuerdo con Jordi Pedrosa. Que el señor Romero, Ano, llereno o anónimo deje de dar consejos a José María Lama. Yo disfruto con todos los participamtes, en cambio él es prolijo, pesado y aburrido.
Respecto al tema pienso que la Iglesia debe presentarse a las elecciones, un partido más y que se atenga a las consecuencias. Saldremos ganando.

Anónimo dijo...

TENGO MIEDO, MUCHO MIEDO.
1931: ATAQUES A LA IGLESIA Y DISOLUCIÓN DEL EJÉRCITO
2008: ATAQUES A LA IGLESIA Y DISOLUCIÓN DEL EJÉRCITO.
ENTRE AMBOS PERIODOS HAN PASADO 79 AÑOS
¿SE REPETIRÁ LA HISTORIA?

Jordi dijo...

Muy señor Mío,

Me refiero al señor Romero. Se toma usted la licencia de decirme textualmente lo siguiente:

"Deje manifestarme libremente mis opiniones, referidas a cualesquiera cosa que tenga a bien"

"que estoy en tanto derecho como todos en expresar libremente esas opiniones, que no debe ser nadie, y menos VD., el que me indique el camino de mi libertad"

Bien dicho, Agustín, pero, ¿no es igualmente cierto que mi escrito pertenece a ese concepto de libertad de opinión? ¿Por qué usted se permite indicar la manera de moderar un blog y yo no puedo sugerir que sea el autor quien deba decidir cómo llevarlo? Me permito recordarle que la libertad de uno finaliza donde comienza la del ajeno y una cosa es opinar para que fluya libremente el pensamiento de cada cual y otra bien distinta animar a realizar una tarea que no le corresponde. Además tenemos la fortuna de que Google posibilita la creación de blogs de manera gratuita así que ya está tardando en inaugurar el suyo si ése es su deseo.

Atentamente y sin viajar a Ampuero
Jordi Pedrosa (que no anónimo)

agustinromerobarroso@gmail.com dijo...

Enemigo Juan-psoe:
Me expreso como estimo, y usted y don jordi están mostrando y demostrando sus intransigencias monjiles, su falta de respeto a la libertad (de otros), sus atemperados fascismos internos de corte clerical ppsoero que saltan como villardas ante la puesta de contradicciones varias, al reconvenirme lo que debo o no debo decir, hacer, intervenir, respirar, ser, hacer, escribir, expresar... ¿A qué iglesias le recuerda todo eso?
Yo me limito a comentar algo, con respeto, al señor Lama, referido a gente que aprovecha esto para el ataque personal y nada más que eso..¡Qué ya es miserable la cosa clerical y de alcahueteo de zahurda sacristana! Sin aportar una puta idea ni na de na.
Ninguno de esos calificativos de usted vale un pimiento en tanto son hueros y sin base real con qué medirse. Dé usted la cara, no se esconda como cobarde juan anónimo. Y entonces veremos lo qué dice y mantiene, y dónde..., hermoso.
Su propuesta es vanal. Hoy el papel secular que la iglesia tenía lo ocupan dos partidos en este país: el ppsoe, su clero, sus fieles, sus monaguillos, sus senescales, sus papas y todo eso... Que esa sería una visión. El antiguo ni dios ni estado me lo basa.
También decirle que no creo que haya democracia en estos tiempos, hay electoralismo barato, capitalista y de mercado. Nada más.
Y una coherencia: cuando vea esto mío, sólo con verlo, no le lea, pase de largo, nadie le obliga, nada... Así todos esos males (prolijo, pesado y aburrido) se le pasarán. Se lo aseguro.
y vote a los suyos con devoción, comulgue con las ruedas de esos molinos.

agustinromerobarroso@gmail.com dijo...

Enemigo Juan, el pe$oero:
Me dirijo a usted, que no tengo el displacer de conocer, en mi calidad de aludido como Romero, supra, y nada ni nadie más. No uso otro nombre aquí, como en casi todos los lugares, que el mio propio. No me escondo y tiro piedras, como usted y alguno/a sin aportar nada y tratando de eliminar o decir quienes o quien debe y quien no, quien se expresa y quien no, etc., son manías de mando y sacerdocio que no practico, acto de cobardía fascista que no uso. Y si digo que casi, es porque a veces me encubro para exponer algo, pero cuidando no insultar, vejar o hacer ataque personal o valoración de alguien en su ser, tras ese encubrimiento. Que es muy distinto de otros usos anónimos mezquinos y cobardes, amén de clericales. Temo que el acuerdo con don jordi sea más de los mismo de que calle, no escriba, no exponga, no diga, y similares asuntos del clero de todos los tiempos en todos los lugares.
Me he permitido hacer una reflexión, si lo mira bien, en torno a eso, al señor Lama. Si él lo permite y publica, pues sólo a él compete valorarlo, si procede o no, si he debido o me he atrevido a algo “infame”, tal como lo ven vuesas mercedes, en sus valores restrictivos de corte claustral y sacristano. No sean cretinos tratando de ser más papistas que el papa, más correctos que Lama…
Creo que mi sugerencia es cabal: que nadie aproveche este sitio para el ataque personal inmotivado, vano, huero, por el ataque mero… Que aporte algo al debate, comente, considere, o exprese lo que estime con respeto y razonamientos, datos y demostraciones… Pero si defienden el derecho a expresar lo que a cada cual le pete, ¿me incluirán en ese derecho? Creo que no. Lo cual lo dice todo de ustedes. Y si lo hace que ponga nombre verdadero y datos, si es persona limpia, claro, valiente, solidaria…
Y una observación inteligente, digo, para su mollera: no lea nada que vislumbre con mi nombre, o el similar que le invente usted... Así se verá libre de lo “prolijo, pesado y aburrido” de mis razonamientos, aunque usted, en una acertada expresión de su parte, me ve a mí como mis expresiones, lo cual es de siquiatra. Yo no soy mis intervenciones ni soy mis expresiones, como cualquiera puede ver. No tema y “pase” cuando intuya algo mio, que nadie le obliga, salvo que usted quiere que me eliminen, y lo dice así de despreciativo…
En cuanto a su propuesta me parecería bien, incluso divertida. Pero yo estoy por aquello que se basa en “ni dios ni estado (amo)”. Para mí todo es clero, el de ambas partes, el del ppsoe y el de la iglesia, claro en mando, trinque y daño. No a una democracia basada en la teología del mercado, el capital y la publicidad y propaganda, adornada por la Tecnoteología moderna… Lea a Foucault, hombre, lea algo inteligente… Y tal vez no le sea tan pesado, prolijo ni aburrido. O qué quiere, juanito, ¿lo de la tele?
Atento y con todo el respeto que se puede deber a un anónimo que me denigra

Antonio Parra dijo...

Querido Josemari, excelente post. He escrito tanto sobre la Santa Iglesia de la derecha que una vez leída tu entrada siento que he hecho un trabajo innecesario.
En fin, con la Iglesia hemos topado y con algún que otro poeta que no deja ser más que mosca cojonera.
Por cierto, hace unos días mi blog cumplió un añito y en el, si te apetece, te está esperando un gran camarero para servirte una copita de cava.
Salud amigo.

agustinromerobarroso@gmail.com dijo...

Lea, asimismo, lo que me dice:
“Me permito recordarle que la libertad de uno finaliza donde comienza la del ajeno y una cosa es opinar para que fluya libremente el pensamiento de cada cual y otra bien distinta animar a realizar una tarea que no le corresponde.”
Mire: indíqueme en qué y dónde he intervenido, no permitido, prohibido, cesado, terminado para que fluya libremente lo que llama opinión, la “doxa” griega y el pensamiento; pero el pensamiento ¿eh?, no la comidilla, el cuchicheo de vieja cuaresmada, la marujera reprensión, la descocada desvergüenza de comadre… ¿Dónde; en dónde? No he hecho eso en ningún momento. No me denigre, amigo jordi, no me engañe, mienta, chanchullee a lo psoístico, escuela felipiana… No conmigo. Pero, sobre todo con usted y los lectores de buena fe.
Y no me liquide reduciéndome a “animador de tarea que no me corresponde”. No necesito, ni necesita, este señor dueño del blog, al que respeto, que lo anime a nada de eso que no me corresponde. Ya él es mayor y sabrá discernir. Y segundo, que me reitero en lo expuesto más despacio: que no debieran caber en este sitio, ni en otros, aquellos comentarios que nada aportan, a luces vista, y que sólo zahieren, atacan, denigran o se dedican a ataques personales fuera de todo tema, a participantes, incluso con inventos y segundas intenciones. Y mucho menos se haga por mayoría “democrática”, como el tal Juan intenta contra mi persona al sumarse a sus cosas. ¿Qué piensa, que por ser dos o cuarenta, lleva más verdad que por ser uno? ¡Vamos hombre…!, la verdad y la razón no la dan las “sumas democráticas”, que sólo valen para designar a alguien que sirva en algo al común. Que como decía Machado, “me parece cosa imposible sumar voluntades…” Madurez intelectual, amigos.
Y por delicadeza le digo que, no sólo dispongo de web personal, o blog, que le invito a visitar y a expresarse como lo tenga a bien en el mismo, no tengo ningún tipo de restricciones, sino que hace muchos años colaboro y escribo para diversos portales, especializados o no, y participo en distintas publicaciones a lo largo y ancho del mundo. No se preocupe por ello. Y si respondo a ustedes, puntualmente, que no debiera, es por respeto y delicadeza, repito, respeto y delicadeza. Aunque “por delicadeza” arruine “mi vida”, parafraseando a Arthur Rimbaud.
Saludos
(Se me ocurre llamar a todo esto discusiones de sacristía, dándole al vinarro de misa)

uno que disfruta(ba) con el blog dijo...

Aaaaaaaaaaaaaaaaaaggggggggggggg!
¿Por qué no te callas?

No le contestéis por favor, que este tío es capaz de seguir escribiendo hasta el día de juicio y más allá.

Os lo ruego; por dios, todos sus santos, ángeles y arcángeles,los creyentes, los agnósticos, los ateos, alá, mahoma, buda, belcebú, amón, rha, sidarta, osiris, los curas pecadores, los cristianos sociales, los obispos fariseos, marx, la biblia en pasta y la alpargata de un albañil.

Prefiero morir quemado

Anónimo dijo...

La discrepancia es sana, enriquecedora, aceptable . . . no puede ser de otra manera. Cuando una persona reflexiona por sí misma entra en contradicción con el pensamiento dominante. No hay nada más peligroso para el individuo, para su desarrollo intelectual y para su estado de libertad que lo que hoy llamamos el “pensamiento único”, este se convierte en una cárcel para la conciencia. Por esta razón, tu opinión, como todas, respetable, por tuya, por libre, por única.



Es indudable, por otro lado, como tú apuntas, que los individuos somos “un cúmulo de circunstancias” en las que influyen cuestiones como formación, cultura, educación, ambiente, vivencias, experiencias, conocimientos, desarrollo de la moral, principios, valores . . ., muchas de estas circunstancias se adquieren en un “marco integral”, casi siempre adornado por la mirada crítica, sí, casi siempre usando la razón, sí, pero también siguiendo el dictado más o menos literal de corrientes de pensamientos pre-establecidas por el ser humano y que en ocasiones desfiguran la lucidez y la capacidad de pensamiento intelectual del individuo.

Muchos son los que han investigado sobre las formas en los que las personas adquirimos los conocimientos y desarrollamos las ideas, basta con echar un vistazo a los grandes padres de la Filosofía.



Cualquier pensamiento que toque los límites del fanatismo debe ser descartado. Los proyectados desde el fundamentalismo de cualquier religión y los derivados de pensamientos nihilistas, basados en el relativismo absoluto y en el afán cansino de negar la existencia de Dios. Los fanáticos de las ideas no tienen nada que ofrecer al mundo, ni al lejano ni al próximo, probablemente porque proyectan la cerrazón del corazón y la nula capacidad de comunicar con su alma.



La religión en su concepto básico de búsqueda de la Verdad, se convierte en intrínsicamente buena para el ser humano. Bien es cierto que debemos buscar la unidad de la Verdad, la Verdad universal. Cuando se superan los abismos de las verdades individuales, de las dogmáticas, estamos más cerca del Altísimo.



Los seguidores de cualquier religión nos inspiramos por las convicciones del alma, de tal manera que conceptos como paz y amor se convierten en nuestras consignas y propósitos de vida. Por desgracia este mensaje está sujeto a la inevitable distorsión innata en el ser humano y a su propia limitación de conciencia, pero no por esto debemos decir que la religión sea mala en sí misma.



La religión vive en lo más intimo de nuestro corazón, todos tenemos la necesitad innata de “mirar hacia arriba”, de sentir la presencia y la mirada de un ser “por encima”, quizá que nos ayude a afrontar los problemas inexplicables de la vida.



En la sociedad actual, el pensamiento único o global se empeña en el ataque frontal a todo lo que tenga que ver con la religión católica. Críticas demoledoras como la que tú haces, forman parte de esa corriente de pensamiento de la que hablábamos antes y que en sí misma arrastra ese matiz fundamentalista que, en mi opinión, la desvirtúa.

Como te decía en otra, te noto en tus opiniones como muy crispao, relajate un poco, hombre.
¡Salud camarada!.