domingo, 9 de septiembre de 2007

Recochineo


El alcalde de Badajoz propone dedicar una calle a Rodríguez Ibarra. Y la que le ofrece es la actual Avenida Sinforiano Madroñero, porque dice no sé qué hizo… ni qué importancia tiene. Nadie sabía quién era, hay que echar mano de la biblioteca y resulta que ha estado de alcalde cuatro meses en dos legislaturas. No le dio tiempo a calentar el sillón.

Se está refiriendo al alcalde socialista de Badajoz asesinado por los fascistas en 1936 tras ir a buscarlo a Elvas, donde se había refugiado, y llevarlo a la capital con la connivencia de las autoridades portuguesas. Se está refiriendo a uno de sus predecesores, elegido como él democráticamente y asesinado por defender la libertad. ¡Claro que no le dio tiempo a calentar el sillón! Es que lo mataron antes.

Me figuro a algunos riéndole la gracia al alcalde. Los mismos que frecuentan algún blog ultraderechista de Badajoz donde diariamente se vitupera la memoria de los dirigentes izquierdistas asesinados, llamándoles cobardes por haber buscado refugio en Portugal cuando tomaron la ciudad los militares golpistas. Cobardes por no haber hecho frente ―ellos, que no eran militares― al principal cuerpo del ejército español de entonces.

¡Qué vergüenza que en un partido como el Popular siga habiendo dirigentes, no sólo incapaces de reconocerse en el único precedente democrático que hemos tenido en nuestra historia, sino que se mofan de la memoria de quienes fueron asesinados por representarlo!

Creo que, para rechazar la propuesta, a Rodríguez Ibarra no le hará falta aludir a su conocida aversión a titular con su nombre cualquier calle o a que su persona reciba homenaje alguno. El recochineo de Celdrán se lo ha dejado a huevo.

21 comentarios:

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Se me plantea la duda de si, ante esta nueva declaración filofascista del alcalde de Badajoz, será mejor una respuesta dialéctica contundente o ignorarlo. No sé si merece la pena.

UnaExcusa dijo...

También ha dicho que quiere quitarle la calle a Margarita Nelken, que nadie sabe quién es "y mejor que no lo sepan".

Socialista, comunista y feminista. Sí, desde luego: mejor que no lo sepan.

(Acabo de verme enlazada: muchas gracias. Pero también una reconvención: yo no tengo ni edad ni salud como para leer esta clase de cosas).

José M. Sánchez-Paulete dijo...

El Sr. Celdrán está en la caverna del franquismo, y de ahí no se mueve. Evidentemente sabe lo que dice, seguramente el pensará que Sinforiano Madroñero se tenía mericido los tiros del escuadrón de fusilamiento, por demócrata, por socialista, por republicano, cosas que el ínclito alcalde de Badajoz detesta. Pudiera ver en el callejero de la ciudad nombres que ya es tiempo de cambiar; por ejemplo la avda. Fernando Calzadilla, Jefe de un escuadrón de la muerte venido a Badajoz en la primera postguerra para ajusticiar a presos republicanos, "Grupos de José Antonio" (sin comentarios), calle Regulares Marroquíes, responsables de una razzia y saqueo digno de las tropas de Wellington, Gral. Carracedo, Jefe de la Guardia Cerril, digo Civil, responsable de la represión y venganza antirrepublicano en las postguerra. Esos nombres si que da verguenza leerlos en las cartelas de las calles y debería el alcalde de Badajoz cambiarlos por otros más acordes con los tiempos que vivimos. Ya vemos como la derecha, parte de ella, sigue en la estela del fascismo español de vieja raigambre.

arb dijo...

Es que a lo mejor todo es argucia y montaje del alcalde pacense para evitar calle al Ibarra, personaje que tampoco me va nada de nada. Pues como dice el refrán popular, de puta a puta...
Asimismo la costumbre de donar nombres de calles y plazas a personajes es algo decimonónico y costumbrista, moralino donde lo haya, y debe ser portergado al reino del olvido histérico. Que esa es la mayor. También ha habido barrenderos meritorios, y albañiles ejemplares durante más de treinta años en Extremadura, y buenos profesionales generales, incluso curas, sacristanes y monaguillos, y policías municipales, conserjes, alguacilillos,o soplagaitas modélicos, buenos, dignos de calle... ¡Qué no sólo el Ibarra ha sido meritorio en su oficio profesional de político, como tal! Y quien sepa entender que entienda. Digo yo.
Saludos

josemarialama@gmail.com dijo...

Me alegra que Ibarra haya respondido tan rápidamente a la infame propuesta. Según "Extremadura al día"

"El expresidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, subrayó hoy al alcalde Badajoz, Miguel Celdrán, que deje en paz a los muertos, en referencia a lo que consideró "bochornosa propuesta" que realizó el primer edil pacense de cambiar el nombre de la avenida Sinforiano Madroñero por el de Juan Carlos Rodríguez Ibarra, ya que según declaró Celdrán, Madroñero, sólo fue alcalde cuatro meses, e Ibarra ha gobernado durante 24 años.

Al respecto, Ibarra, a través de una nota de prensa, responde a Celdrán que ''deje en paz a Sinforiano Madroñero'' y le pregunta ''¿No habíamos quedado en que había que dejar en paz a los muertos?''
Añade el ex presidente a Celdrán que no pregunte lo que hizo, porque la respuesta ''es dramática'' y le recuerda, ''lo asesinaron por ser alcalde socialista de Badajoz'', por lo que le señala, ''es un sarcasmo que vd. le critique por haber ocupado poco tiempo el sillón de alcalde''

Asimismo, Ibarra recuerda a Celdrán, ''las tropas de Yagüe le cambiaron el sillón democrático por la caja de muerto. El pueblo le dio sus votos y los golpistas le dieron munición. ¿Le parece poco?'', le pregunta.

Finalmente le pide que también "deje en paz a los vivos", y le recuerda Ibarra que su nombre "no le pertenece".


"Usted no tiene derecho ni permiso para usarlo, y menos para usarlo contra la memoria de Sinforiano Madroñero", concluye"

agustinromerobarroso@gmail.com dijo...

Bueno pues sigo. El Ibarra y el Celdrán deben dejarnos en paz a vivos y muertos. Tal para cualo. Desde luego a ningún albañil proverbial, a ningún barrendero, o fontaneros modelos les dejerían, o los aventarían a los cuatro vientos, si exigieran el que alguno de sus nombres llevara el de una calle, calleja, pasaje, travesía, rincón o placita siquiera, o siquiera descampado en las afueras, comido de perros y mugres herbáceas...
¿Y para eso la oficina del Expresidente, del mandatario proverbial?
¿Para hacer comunicados de prensa en la rueda rueda del bipartidismo bifásico de cara al mañana electorero? En los que unos y otros bipolares usan y abusan de muertos, vivos y mediopensionistas para vivir, mandar, disponer, relumbrar, darse calles, quitarse calles, tomar la calle, hacer campañas y otras guerras...
¡Venga ya!

¡Cuánta politiquería barata y vocinglería huera y papanata, de uso de comidilla de sacristanes en Cuaresma, o información/polémica/basura!

Francisco Espinosa dijo...

Se pueden ignorar estas cosas si sólo son la comidilla propia de los blogs profranquistas pero no es lo mismo que procedan del alcalde de la ciudad. En este caso se trata de un posicionamiento ideológico en toda regla. La actitud de este hombre entraría de lleno en lo que a veces se ha llamado "fascismno democrático". Ahí está el señor tranquila e impunemente pervirtiendo la memoria del último alcalde republicano, asesinado, y de una diputada, muerta en el exilio. Es decir, pervirtiendo la memoria de quienes le precedieron, ambos socialistas, y la memoria democrática de todos. En países con tradición democrática tendría que retractarse de inmediato o dejar el sillón para siempre. Aquí todavía no. Que los nombres de esas calles fueran decididos legalmente, y no como otros que ocupan la ciudad (el del obispo pro golpista Alcaraz Alenda sin ir más lejos), le da igual; que aquel alcalde y aquella diputada fueran elegidos democráticamente también le da igual. Sin duda estos son los frutos de la cosecha, de la nacional y de la local. No dejo de pensar que si la apología del fascismo fuera considerada delito algunos se andarían con más cuidado.
Saludos.

Felipe H. G. dijo...

Ese Agustín Romero va de ácrata. Pero cuando se ataca a la derecha o a los curas siempre salta desviando la atención. Al final se mete con los socialistas para que dejen en paz a sus amiguitos.
Va a resultar que es un anarquista de derechas.

Felipe H. G.

arb dijo...

Y no dudo en que debe hacerse ley que condene este tipo de sutuaciones, de apología del llamado fascismo. Pero entiendo que peor que la apología del fascismo son los hechos del fascismo.
Y en eso unos y otros bipolares o bipartidarios son mandamases extremados, amén de extremeños institucionales.
Y al admirado Espinosa recordarle que los socialistas asesinados por el fascio, en aquella época, nada tienen que ver con los que detentan, usa y abusan de siglas vacuas de socialismo alguno, de democracia alguna o de algo que los hile con el mero recuerdo de aquellos asesinados e insultados por el fascio de siempre.
Aquellos muertos sólo interesan (a esas siglas vacías) a afectos de rentabilidad electorera. Lo cual no deja de ser insulto mayor y fascismo de guante blanco. Porque no es sólo la memoria a aquellos muertos, es el compromiso de continuar sus labores revolucionarias, trannsformadoras de las relaciones socioeconómicas y políticas que afloren al socialismo real.
Y en esas ni el pp del alcalde ni el partido del expresi están, estando en lo mismo ambos, con fauna diversificada para atolondrar al personal, confundir y despistar. Como ocurre con el caso traido.
Atento

agustinromerobarroso@gmail.com dijo...

Pos sí, tal vez usted lleva razón para sus entendederas, que no la razón real. NO desvío nada, porque si usted es tan listillo... Simplemente planteo otro punto de vista.
Por ejemplo, no veo furibundez en ataques a banqueros, potentados, o empresarios manipuladores y manifaceros gallardiles, usuarios del poder politico para su medre personal o los de su clan, etc., etc., acumuladores de plusvalías a costa del trabajo y tiempo de las gentes, en los blogs...
Y considero tan derecha a los unos como a los otros partidarios.
¿Socialistas de qué socialismo, qué programa y para cuándo? ¿Qué me dice usted?
No proceda al ataque personal, o examen personal e ideológico, propio de la chusma cerril y cebollera de la extremeñía cañí, que cuando alguien se ubica en lo libertario y la libertad, enseguida proceden a la inquisitoria, como expertos en anarquías y señores de horca y cuchillo en dar el parabién, que odia (esa extremañía cebollera) todo lo inteligente, crítico, que se sale de los carriles bipartidarios añejos...
Mire don din feplipe agua, (pero menos), voy de lo que me peta y punto y me da la gana, y ni usted enmascarado o la amigantía encebollada me da su permiso, ni na de na, con esas miasmas de retroprogresía obsoleta.
Lo peor de eso, amigo felipudo, es que soy coherente y en verdad en aquello de lo que voy. Para su mal y el de los suyos.

Salud

Jordi Pedrosa dijo...

Hola,
¿Alguien sabría concretarme exactamente desde cuándo tiene dedicada esa calle en Badajoz, Sinforiano Madroñero?

En "El Periódico de Extremadura" al calor de la noticia que nos trae mi amigo José María, también observo que según el actual alcalde lo único que hizo Madroñero fue derrumbar la muralla de San Roque. Con semejantes fantoches merodeando la escena política no es de extrañar los tremendos complejos que rodean a la mal llamada Ley de Memoria Histórica tan comentada estos días.
Saludos
Jordi

flipe takatún dijo...

PARA FELIPE H.G.:
Anda ya, ¿Agustín Romero amiguito de curas y derecha?, no gracias... Eso los bipartidarios juntos, colega felipendio H.G., que tienen en común con al clero y la derecha el poder y mando, la corrupción y el poder, mando, soberbia y prepotencia de decir quien es y no es anarquista, quien es o no populista, socialista, memorioso histórico, etc... Julay!

eva dijo...

Está claro que algunos que se llenan diariamente la boca con la palabra "democracia" no quieren reconocer a Sinforiano Madroñero como una víctima inocente más de las hordas fascistas, y prefieren difamarle y arrebatarle esa condición adquirida por obra y gracia de una causa injusta -la reaccionaria- que nunca estuvo justificada ni apoyada por el pueblo.

Hemos visto en este mismo blog esos ataques a la figura de los representantes de las fuerzas democráticas extremeñas en secciones anteriores, por parte de ciertos elementos apologistas del fascismo, la insurgencia, la deslealtad, el crimen en masa, y en definitiva, del terror puro y duro como alternativa a las urnas.

Es imposible enseñar valores democráticos a quienes con tanto descaro los rechazan, a los que prefieren la mala educación al respeto, a quienes se fabrican sus propias mentiras que después se creen, a quienes ponen a una altura moral superior a un homicida en serie -o violador de niñas o ladrón- que a un ciudadano español honrado elegido y querido por su pueblo.

A los que pretenden que borrando un nombre -uno de miles- se borre la memoria del holocausto extremeño hay que decirles que se equivocan. Con malos modos, mentiras y chistes malos no van a conseguir su propósito de borrar la memoria de los asesinados, de justificar el exterminio de toda una juventud con unos ideales de los que ellos carecen, y mucho menos silenciar a los que piden justicia.

El Partido Popular debería mandar a algunos de sus adeptos asistir al menos a clases de buenas maneras, ya que la asignatura de democracia parece aún difícil de aprobar...

Con eso bastaría.

Saludos cordiales

agustinromerobarroso@gmail.com dijo...

Mire, Eva: Estos pavos y pavas de la memorieta histórica, sus opositores peperos, y todo ese trajín, echan balones fuera, es un mero y perverso juego para distraer la atención de asuntos realmente importantes Y no sólo se les llena la boca con la palabra “democracia”, sino los buches y el oropel… La atención de lo que ocurre en la vida cotidiana, aquí, ahora, en el presente, y el inmediato futuro, que por fortuna no es histórico ni susceptible de memoria investigativa… Puedo demostrar, cuasi matemáticamente, que eso de lo que se les llena, más que la boca la panza, a tanta gente del ahora y aquí, no es solamente falso, sino coartada terrible para matar, con más impunidad que las tropas fascistas en la guerra social abierta de 1936-39… Simplemente porque la guerra continúa, que es lo que niegan los memoriosos y los peperos opositores del tandem bipolar, y los bandos siguen, y no son los mismos ni es lo mismo, alguno juega a estar en un lugar en 1936-39, y a estar en otro actual, bien distinto del anterior… La guerra social sigue y sigue, mi querida Eva, tal vez jaleada por pilas Alcacel (metáfora)…
Democracia, sí, ojala hubiera democracia, libertad, justicia, solidaridad, comprensión, respeto, sabiduría, valentía, amor…, que no hay. Hay sucedáneos mediáticos, porque la realidad no es así. Y hablando de democracia, llegados ciertos niveles existe una bien articulada trama burocrática, políticojudicial y policíaca que impide, entorpece y ejecuta peor que lo que usted llama fascismo aquellas realidades “incómodas” que exigen derecho y su cumplimiento, de manera que un Estado de derecho no existe, vital para que haya democracia, siquiera burguesa. Y algunas realidades actuales, de ciudadanos corrientes de abajo, somos tan incómodas como la realidad de fosas comunes de gente asesinada en 1936-38 por la horda facha, por cierto entre los que cuento a parientes cercanos (abuelo, etc). Y bien se lo puedo ilustrar con asuntos como los GAL, Segundo Marey, etc., por ir a cosas conocidas, mediáticas, historiadas incluso y muy patentes. Pero no es sólo eso, que con ser estremece. La vida cotidiana de ciudadanos de abajo está llena de calvarios peores, en algún caso, que el pasado por la gente que acabó en cunetas y fosas comunes, que esa a lo menos, con la muerte, dejó de padecer y descansó… La muerte civil a que condenan y ejecutan estos fascismos del ahora, “democráticos”, es más perversa, más atroz, más impune, más mentida, más tremenda, porque se hace en nombre de la “democracia”…
Escuche, escuche a esta gente perdida en la administración que, velada por un burocracia seudodemocrática, es maquinaria de matar poco a poco, de cometer todos los atropellos contra garantías “democráticas” constitucionales, individuales o no, de atentados contra toda ley, democrática o no, de mando y mando absoluto para proteger a los que atentan contra derechos fundamentales, esos chusqueros –otrora ejército mercenario y regular- de la administración, generalmente interinos, o cargos políticos de medianía y cabotaje, tanto del pp como de su homólogo “memorioso” p$oe. Y no son algunas gentes, es el Sistema propio, es el tinglado bipolar…
Sepa y quiera escuchar, Eva, el asesinato de la “democracia” a manos de los que trajinan en las alturas del poder, y no me refiero a los jerarcas sino a sus tropas de choque que bien sabe, día a día. Ese poder que se descubre uno y totalitario, llegados a ciertos niveles de exigencia, de lo que se llamaría libertad, o simple compromiso con lo estipulado legalmente, y se supone que libremente, por los que legislan, dicen que en “democracia”… Mucho habría que andar para cambiar esas covachas del poder, que el poder siempre es fascista, siempre, y hoy, ayer, en 1936-39…, existía y existe.. Que esa es mi preocupación y de esa cosa fascista soy la víctima impune e incomprendida por aquellos que presuponen que están por la democracia real, viva, presente, actuante, legal, y sin cuartos trasteros, ni tuberías de fontaneros regulares, o morisma hambrienta y requeté...
Y esto que le digo no es soflama, al hilo de intervención en debate en blog, es algo muy serio para mí, en cuya denuncia, y actuación, estoy y ando, con las consecuencias y niveles a que haga falta. Sin prisas ni pausas. En lo personal, la generalidad de la idea de justicia que emana de la novela El conde de Montecristo, me guía de algun manera… Por serle literario
Para aquellos que lean esto hay asuntos muy personales que contar y que ejemplifican todo lo expuesto como conclusiones generales siempre. Digo que para aquellos que sinceramente, y con interés, que quieran información, gustoso se la doy personalmente, con datos, pelos, señales, documentos… Estoy en Llerena, o en el teléfono 924 87 00 72. Agradecido.
Y perdone, por otra parte, mi atrevimiento al dirigirme a usted, tanto para la escucha y atención, como solidaridad, ya que confío, la verdad que vagamente, en ella. Toda vez que creo que las organizaciones de la memoria histórica y afines deberían reconvertirse, y en honor a la memoria de los olvidados y víctimas, implicarse en casos de injusticias, crímenes, atropellos actuales y presentes. Y luchar con ese encono y fuerzas, compromisos y consecuencias finales. Serían maravillosos instrumentos sociales de justicia y verdad. ¡Pero eso les llevaría a ser independientes y libres de todo, incluso del montaje bipartidario político!
Salud, siempre salud

Una que sabe dijo...

Agustín, eres como el caballo de Atila. Te llames por tu nombre o por lo que sea se te ve a la legua. Y se te ve porque eres pesao, aburrío y carca. Por favor, vuelve al tajo y déjanos vivir sin tu clarividencia. Y deja ya de vivir del cuento y a costa de todos. Menudo anarquista estás hecho tú...

Anónimo dijo...

José María:
¿Cómo puedes permitir en tu blog que un cantamañanas os llame "Estos pavos y pavas de la memorieta histórica"?
Insultante y más pesado que un mulo gordo el Agustínito Romero Barroso.
Que gente como esta nos haga añorar la censura.......

agustinromerobarroso@gmail.com dijo...

A la "una que sabe" y al anónimo, les digo que todo lo que rebuznan es nada si no dan sus nombres, pelos y señales, como yo, la cara sin la cobardía que los define como la caca que son. Y que nada saben. En cuanto a los de la memorieta histórica lo mantengo. De sobra debe conocer Lama los que somos verdaderos y los arreveníos memoriosos para uso electoral, a los que me refiero.
Ni la "una que sabe" ni el anónimo son nadie para definirme, conocerme y valorarme en ese ataque personal vergonzoso, velado y protegido por el anonimato. Si no les gusta lo que escribo, es sencillo, no lo lean, nadie les obliga. Y se ahorran pesadez, aburrimiento y carquismo...
Es ilustrativo eso de que se añore la censura...

agustinromerobarroso@gmail.com dijo...

“Y deja ya de vivir del cuento y a costa de todos. Menudo anarquista estás hecho tú...".
No sé a qué viene todo ese ataque personal, que pretende quitar todo el valor a mis argumentos, con la alusión a cuestiones personales, laborales, insultantes, falsas, cicateras, mentidas, levantando sospechas sobre mi honorabilidad..., que no han lugar en este sitio, señor Lama.
Mire usted, señora “que sabe”: vivo del producto de mi trabajo, dedicación, faenas, y de sus consecuencias contractuales, en perfecto derecho vigente, como he hecho toda mi vida, y los míos, con dignidad, libertad y respeto a la vida privada de las gentes, asendereado por los poderes establecidos, y el sistema sociopolítico vigente, y en lucha con ellos por la libertad, igualdad y fraternidad. De las que usted sabe poco. A todo el que quiera ampliar información sobre el particular personal, puede hacerlo en el teléfono 924 87 00 72. ¿Más claro?, agua, doña “que sabe”… Los demás no me dan nada, y no sé quienes son esos “todos” a los que el anónimo se refiere, ni sus costas… Y algunos de los demás como usted molestan, atentan y denigran mi persona y mi libertad, atentando gravemente contra derechos fundamentales de las personas, por lo que me reservo acciones legales contra usted, que no crea que su anonimato queda impune su delito de injuria...
Ser funcionario no es vivir a costa de nadie, sino del propio trabajo, la fuerza de trabajo y el tiempo que uno vende a la administración pertinente, a cambio de salario, esté en la situación que esté laboralmente, en relación al propio trabajo que desempeñe, que eso a nadie importa, ni nadie debe inspeccionarlo, valorarlo o lo que usted hace, que no tiene nombre… ¡Tratar de validar opiniones, criterios, o descalificarlos! detrás de lo suyo se ve la estupidez de que a los funcionarios les pagamos todos, que es mentecatez absurda, obsoleta y carca, eso sí que es carca, doña. Les paga la administración, que la administración recauda recursos de todos, no conlleva propiedad consecutiva… Soy un trabajador asalariado como otros. En mis circunstancias propias legales. Que a nadie importan, ni dan menor o mayor valor a mis ideas, escritos, críticas, etc. Como usted pretende. Y eso también es de carca fascista. Que no entiendo como Lama permite en su respeto a gente como usted.
En cuanto a mi anarquía, al tenor de sus palabras, pelaje y todo eso, no es persona que deba examinarla, valorarla y darle carta de valor...
Sí tengo que anotar que vivo del cuento en tanto que, de tanto en vez, más a menudo cada día, me pagan generosamente por ellos, o similares...Para dolor de tripas de "la que sabe”.

La actitud de “la que sabe” es la propia de la marujona que para minusvalorar a alguien le dice: ¡qué mira que yo sé quien eres, que te he visto meando y sin un duro, borracho, etc., que si esto, que si lo otro! Pero no entra en la harina del debate, porque no tiene ideas, tiene fanatismo y estupidez.

Gracias Lama y lo lamento mucho
Salud

josemarialama@gmail.com dijo...

Agustín, el que lo lamenta soy yo.


Me gustaría que la gente escribiera y opinara con tranquilidad de los temas propuestos. De todas formas, también la gente es libre y escribe de lo que quiere. Y no voy a ser yo quien se ponga a prohibir(salvo fascismos). Pero quien escribe debe tener en cuenta que el lector se cansa o se molesta por descalificaciones generales. Eso te he comentado hace un par de horas al hablar ambos por teléfono. Me gustaría que intentáramos ceñirnos al tema propuesto y no que se cayera en despropósitos, descalificaciones e insultos. Y no me refiero sólo a ti sino a quienes se embozan en el anonimato para arremeter -contra ti o contra quien sea. En fin. Me han recriminado que no te llamara la atención por esas descalificaciones tuyas a la gente de la memoria histórica que sabes que repruebo. Ya te he dicho lo que te tenía que decir y está todo zanjado entre nosotros. Eso sí: a partir de ahora -y va por todos- intentaré evitar estos rollos que lo que hacen es despistarnos de lo fundamental: que el alcalde de Badajoz había hablado con recochineo de Siforiano Madroñero.

Saludos a todos.


josemarialama

eva dijo...

Estimado José María:

Me temo que ese grupo de fanáticos ultraderechistas seguirá difamando a Sinforiano Madroñero y a otros representantes de la legalidad democrática por el mero hecho de que eran humanos y se comportaron como tales, impidiendo masacres en la ciudad, saqueos de edificios religiosos y un sinfín de incidentes violentos que en las circunstancias de entonces asombra no ocurrieran con gran intensidad.

El hecho de que la cárcel de Badajoz no fuera asaltada, la catedral no fuera incendiada y no fueran represaliados en masa todos los desleales que apoyaban la invasión fascista -y que no eran pocos- a manos de los defensores de la legalidad demuestra lo fuerte que puede ser el sistema democrático para mantener el orden dentro del caos con escaso número de pérdidas humanas.

Ese mismo grupo pro-fascista seguirá ensalzando a una banda de mercenarios al servicio del crimen, y denigrando todo aquello que represente los valores de la decencia porque saben que su delito -el de difamación- quedará tan impune como el del asesinato -de ese y muchos otros pacenses- que llevaron a cabo décadas atrás sus "héroes de la cruzada".

La inversión de valores de estos elementos a los que se les llena la boca con la palabra "democracia" es producto de extraños complejos y paranoias. A algunos les persigue su propia ingnorancia mezclada con la mala fe, a otros, el resentimiento por no haber nacido entre los privilegiados del sistema de clases fanquistas, a otros, algún trapo sucio familiar que esconder. A no pocos de ellos, su mala educación.

Pero todos ellos destilan rencor y la rabia, a pesar de alinearse con los vencedores de la guerra. ¿Se puede vencer, cebarse con el vencido y todavía odiarle? Rencor sienten hacia aquéllos que entonces eran mejores personas y pagaron por ello con sus vidas, mientras que los peores, sus admirados mediocres pistoleros, se tuvieron que imponer a base de violencia y terror. Pero sienten rabia porque ahora se puede hablar de ello en voz alta, porque se puede reahabilitar a quien una mafia antipatriótica y fascista trató hace 71 años como delincuente.

Rabia porque algunos de los nombres de ciertas "personas de orden" van revelándose como vulgares conspiradores, cuando no como delatores y calumniadores... o asesinos.

Tanto "recochineo" no esconde el verdadero miedo de esos elementos: la verdad siempre se acaba sabiendo. Por mucho que ellos traten de ocultarla.

Saludos cordiales

JOSÉ CAMELLO MANZANO dijo...

De entre todos los comentarios, hoy ya 22 de septiembre, resalto el de un anónimo, que dice "añorar" la censura. Pasmo absoluto. No hace falta que se identifique. En cuanto salga a la luz del día podrá ser distinguido por su extrema palidez de años sin ver el sol