domingo, 11 de febrero de 2007

Don Manuel


Hoy hace cuatro años que murió, a los 86 de edad, Manuel Peláez Castuera, coronel del Ejército y ex combatiente en las tropas de Franco. Fue uno de mis mejores informantes sobre la Guerra Civil en Zafra y un buen amigo, con el que disfrutaba hablando y comentando chascarrillos de la época. Y eso a pesar de nuestras diferencias ideológicas que, como ya he dicho en otra ocasión, eran absolutamente prescindibles frente a nuestras afinidades personales.

Casi siempre hablábamos en el campo, en la finca Las Golondrinas, de Burguillos del Cerro, rodeados de niños y amigos, acostumbrados ya a nuestras peroratas.

La amargura de la memoria es, en buena parte, obra suya y de decenas de hombres y mujeres que, como él, me legaron su memoria para rehacer yo la mía.

11 comentarios:

Manuel Peláez García dijo...

Muchas gracias Jose Mari. A pesar de nuestras muchas diferencias ideológicas con él le seguimos recordando y queriendo. En mi caso es más facil, era mi padre.

devotodesiduri dijo...

Manolo y Josemari.
Don Manuel forma parte también de mi vida.La anécdota que cuento- verdadera- ya forma parte de las leyendas de Don Manuel y de las mías.
Me invitásteis a comer a Las Golondrinas. Arroz campestre. Muchos niños y Don Manuel. Llegué en coche oficial y salió Eva a recibirme. Los demás "guarreábais en la charca" Viniste, tú, Manolo y después del abrazo me dijiste: Mi padre; ya sabes. Yo te contesté que sabía. Vino a saludarme y nos presentó Josemaría. Nos miramos y pasamos a la algarabía del porche,
A la hora de comer Don Manuel me preguntó:
-Tú eres director General ¿no?
-Si,
-Luego tu eres ilustrísimo como yo.
-Sí; soy ilustrísimo.
-Entonces ¿quién preside la mesa?
-En democracia, yo.
-Pues preside, Honorio, preside.
-Don Manuel. Estoy en su casa, voy a comer de su comida y, además, soy amigo de su hijo y, de alguna manera, usted es también un poco padre mío. Venga, presida la mesa y póngase cómodo.Me alegro conocerle; no sabe usted lo pesado que se pone Josemaría con sus informaciones...
Y comimos y sorteamos con delicadeza, la Junta, Ibarra, los socialistas, los rojos de Zafra, los funcionarios y...

En memoria de Don Manuel y para darte un abrazo Manolo, y otro a tí, palmero del flamenco Don Manuel, Josemaría.
Honorio

Anónimo dijo...

Sr. Director General, ¿cuando uno va a comer un arroz con los amigos, lo normal es ir en coche oficial?
Lo pregunto como socialista sin carnet

devotodesiduri dijo...

Sr. Anónimo. NO SOY DIRECTOR GENERAL.
VENÍAMOS DE UN ACTO, UN DOMINGO, DE UN PUEBLO QUE NO RECUERDO DEL SUR DE EXTREMADURA. NO TENGO NI COCHE OFICIAL NI DE LOS OTROS. NI CARNET DE CONDUCIR. AINSA Y LEDA SON MIS RUEDAS.TAMPOCO TENGO CARNET.

Anónimo dijo...

Un saludo, Ex-director general. Ya te he identificado, espero que te vaya muy bien. Se te echa de menos.

Miguel Salazar dijo...

Efectivamente el comentario sobre el coche oficial se produce fuera del conocimiento de quien era el que viajaba dentro.

Josemari, Honorio, mi tío Federico y yo, somos la relación conocida de los que mantenemos la dignidad de no conducir bajo ningún concepto. En el caso de Honorio puedo decir que sólo y cuando coincidimos en un viaje en la LEDA, declaró él que, a partir de entonces era cuando me empezaba a considerar como amigo. Tenemos una proclama: el viaje en LEDA es mucho más entretenido, ¡dónde va usted a comparar! Así que no os metáis con él porque en ese aspecto no tenéis razón.

Manolo: Un abrazo muy fuerte, porque a mí también me tocaron de cerca las cacerías de tu padre con el mío.

devotodesiduri dijo...

Josemari, te mereces un descanso.Me alegro que la foto y el comentario de Don Manuel hayan servido para que los amigos nos saludemos y sigamos manteniendo la amistad.
Agradezco de forma muy especial que tus contertulios habituales "los bloggeros cotidianos" hayan guardado silencio respetuoso ante un tema- siempre opinable- pero que han entendido que debía permanecer en el círculo de lo íntimo. Gracias, bloggero. Hasta en la Internet hay poesía y elegancia.
Al amigo anónimo, porque debe ser amigo, ya que me ha descubierto. ¿Hemos compartido algún LEDA, o alguna copa por esos mundos de Dios?
Gracias Bonaparte, Miguel. Te las daré pronto, en el Congreso Nacional de Tabernas de Carmona.
Por cierto ¿te saco entrada para el " DER FLIEGENDE HOLLÄNDER" wagneriano de Abril?
Josemaría, cuídate.

EVA dijo...

Miguelito perdona pero tu no eres de ese club, so pirata. Te recuerdo que lo tuyo tiene más delito, pues tienes carnet de conducir, pero optas, como único desliz proletario, por viajar en "LA LEDA".
Querido Hornorio si se te echa de menos.

Y firmo como EVA, en mayúsculas, para distinguirme de eva mi tocaya y asídua participante de este Blog.

Anónimo dijo...

pero que buena gente esta siempre en este blog!!!
solo conozco a Lama, pero da gusto leer entradas como esta o la de Alejandro Finisterre.

javier castro dijo...

Viendo la fotografía lo primero que pensé fue en que sin duda bajo la cosa militar en D. Manuel había un cantador frustrado. Qué pose tan maravillosa con el baston apoyado en la pierna, las manos templando el sentir, la boca ya iniciando el gemío. Y tú al lado Jose María (mejor no decir qué instrumento pareces estar tocando). Acompañando al maestro. Gozando de la arrancada. Es bonita la foto y un ejemplo de lo bueno que es escuchar al que piensa diferente. Me he acordado de esta fotografía al leer el libro de Giles Tremlett "España ante sus fantasmas: un recorrido por un país en transición" (Ed Siglo XXI 2006). Esta imagen de D Manuel podría servir muy bien de colofón a un libro apasionante y entretenido que trata de muchos de los temas que salen por aquí con frecuencia (guerra civil, memoria histórica etc).
Un saludo a todos.

Anónimo dijo...

Don Manuel es nonagenario en su memoria. Y un chaval en la nuestra.

Honorio: no conducir une más que compartir horóscopo.

Los sin-carné nos sonreimos con la misma cara que cuando paseas bajo la nieve...

Un abrazo, también a Manolo.