viernes, 6 de enero de 2006

Reyes para uno de 45


Hay una frase estúpida que circula por ahí y que unos atribuyen a Churchill, otros a Machado (Antonio, que a Manuel le pilló en Burgos), a Malraux, a Maurois, a Sartre o a Brant:

Quien no es comunista a los veinte no tiene corazón y quien sigue siéndolo a los cuarenta (o sesenta, porque no se ponen de acuerdo) no tiene cabeza.

Durante años mi recolecta en Epifanía fue parca, pero a la vista de los regalos que en éste me han dejado los generosos reyes planteo una variante ripiosa a ese dicho:
Quien no es comunista a los veinte no tiene corazón
y quien no es consumista a los cuarenta no tiene televisión.

- PDA con teléfono móvil Woxter i-Pocket 200
- Almohada cervical Tempur de material viscoelástico
- Vaporizador de agua de colonia Álvarez Gómez
- La guerra civil en la frontera, de Pio Baroja
- Historia de las dos Españas, de Santos Juliá
- Varios CD de música clásica

Aunque ese final de colonia, libros y música se asemeja a lo acostumbrado, el resto es ya para mí una exageración. Aunque, eso sí, la agradezco.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicidades! Te quieren bien. La almohada viscoélastica es un gran invento. Yo tengo una de Pikolin y me va de lujo!!! Ya veras que o la odias o la amas ;-) Bueno, un poco como la colonia madrileña A.G. que la verdad es que es una pasada y que no vende mas porque no se anuncia en TV.

Oscar Pita-Grandi dijo...

Caramba, me has dejado pensando, haber yo (aunque no en los cuarenta aún): celular común y corriente (están muy caros los otros), una laptop y sabes qué, no, yo no tengo tanto chiche, pero eso del comunismo es algo romántico. Como cuando los rusos para guardar el sentido del comunismo, sólo se permitían "empleados" (mozos, mucamas, etc.) comunistas.

Anónimo dijo...

Ya lo canta Estopa "..que mal repartio esta el mundo desde el primer mes de enero..."